Presidente de Uruguay despidió a su chofer, que es su consuegro

Tabaré despidió ayer a su chofer por ser su consuegro
Tabaré despidió ayer a su chofer por ser su consuegro Fuente: AFP
Nelson Fernández
(0)
8 de marzo de 2018  • 19:26

MONTEVIDEO.- En medio de un escándalo político por nepotismo en gobiernos municipales y otras oficinas del Estado, el presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, cesó a su chofer personal y miembro del servicio de seguridad, que lo acompañaba desde 1994, luego de que Junta de Transparencia y Ética Pública (Jutep) lo exhortara a tomar esa medida debido a que es su consuegro.

La relación familiar había trascendido en la prensa local y el jefe del Estado decidió comunicar la situación a la Jutep y reclamar que se le aclarara si ese contrato violaba alguna norma o violentaba códigos de ética.

La junta respondió que no se trataba de violación a leyes o decretos, pero que por sensibilidad popular, ante el debate en el orden político y en los medios de prensa, lo exhortaba a que interrumpiera ese contrato.

La presidencia insistió con la segunda pregunta suponiendo que la Jutep le daba un consejo sin expedirse si había violación o no de normativa sobre conducta ética.

La Junta insistió en su postura de recomendar interrumpir la relación contractual.

Vázquez, que había dicho que iba a acatar lo que dijera la Jutep, decidió cesar a Daniel Enrique Estévez, conocido como Quique, que trabaja con el actual presidente desde la campaña electoral de 1994, cuando los hijos de ambos aún no se habían casado. La hija de Estévez se casó con el médico Álvaro Vázquez, hijo de Tabaré y que sigue el camino del padre en la oncología. Álvaro participó políticamente en el Partido Demócrata Cristiano (PDC), uno de los grupos que integran el partido de gobierno, Frente Amplio.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.