La protesta tenía vida propia en las rutas

Una asamblea del campo en Gualeguachú
Una asamblea del campo en Gualeguachú Fuente: Archivo
Fernando Bertello
(0)
10 de marzo de 2018  

Los cuatro meses que duró el conflicto tuvieron parte de su escenario de batalla a las rutas. De norte a sur, llegaron a registrarse más de 300 puntos de protesta. Desde allí, buscaron la simpatía de los habitantes de la ciudad. Y lograron que gran parte de la sociedad entendiera que las retenciones móviles pasaban a quedarse en soja con prácticamente la mitad de lo que obtenía el productor.

En eso influyó la habilidad de líderes que surgieron en los distintos puntos de protesta. Como Alfredo De Angeli , que en 2008 lideraba la filial Entre Ríos de Federación Agraria Argentina (FAA). "¿A qué hora tenés el noticiero de la noche?", preguntaba De Angeli en el corte del kilómetro 53 de la ruta 14, en Gualeguaychú, a los movileros de la TV. Unos le respondían a las 19 y otros a las 20. Después, él definía la hora y aprovechaba la transmisión en directo de los noticieros para hacer una asamblea con los productores. Camioneros que pasaban por esa ruta, ómnibus de pasajeros y automovilistas particulares solían quedar atrapados en los cortes y eso generaba eternas discusiones.

Una vez, en ese piquete estuvieron a punto de enfrentarse con trabajadores de un gremio de la zona que supuestamente habían sido enviados a romper el corte. "¡Qué cerca estuvo eso!", exclamó alguien esa vez en medio de empujones que no pasaron a mayores. "¿Sos productor?", le preguntó LA NACION. "No, de Gendarmería, pero estoy de civil. Vinimos para evitar un enfrentamiento", contestó. Esa escena al límite se dio en un momento en que el entonces gobierno nacional había decidido sacar a Gendarmería de la ruta.

Los responsables en la zona de la fuerza igual mandaron a algunos de sus hombres de civil para evitar un choque. Estar en la ruta implicaba una logística. En algunos lugares del país se habían instalado con casillas rurales. En otros iban y venían del campo todos los días. Apostaban camionetas y tractores. Al mediodía no solía faltar un asado. Sin WhatsApp, los mensajes de texto llevaban novedades a toda hora de lo que pasaba en las rutas.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.