Suscriptor digital

Gran paradoja: el peso de la historia alivia al DT de la selección

Pablo Vignone
Pablo Vignone LA NACION
Sampaoli, con varias certezas en mente
Sampaoli, con varias certezas en mente Fuente: AFP
(0)
9 de marzo de 2018  

Las señales que Gonzalo Higuaín emitió en las últimas semanas no solo resultaron óptimas para Jorge Sampaoli, sino que se inscriben en un gran marco de normalidad que el fútbol internacional parecía haber perdido. La Champions League actúa como una gigante operación restauradora de esa normalidad.

Desde la eliminación de Italia de la Copa del Mundo Rusia 2018 fueron cuestionados algunos paradigmas sobre el valor de las potencias en el fútbol. En la Argentina ese debate se crispó al extremo, entre los que creían en una eliminación irremediable de la selección y los que argumentaban que su condición de potencia continental, en definitiva, iba a asegurarle una plaza en la cita máxima.

La clasificación en Quito le dio la razón a estos últimos: después de todo, que el decisivo Lionel Messi sea un futbolista argentino forma parte de esa condición de potencia; Ecuador no produjo aún una figura de tal calibre.

Italia perdió el rumbo, acaso como la Argentina a nivel de organización, pero en definitiva no encontró en las entrañas de su fútbol un astro que la guiara a través de las tinieblas. Su colapso causó estremecimiento. ¿Significaba el comienzo de una era en la que, efectivamente, todos pueden perder con todos?

El torneo de clubes más poderoso del mundo devuelve cierta racionalidad al orden histórico. El Real Madrid vapulea al París Saint-Germain y demuestra que los millones legendarios valen más que los advenedizos petromillones:. La Juventus recupera su chapa de último finalista y con su discutida gema argentina en plenitud, su arquero antediluviano y sus defensores herederos de la más rancia estirpe del catenaccio, deja afuera ¡en Wembley! a lo más pujante del renovado fútbol inglés, que se acerca a Rusia 2018 con posibilidades inéditas en los últimos torneos. "Debemos aceptar que no siempre gana el mejor", ensayó a modo de consuelo Mauricio Pochettino. "Al Tottenham siempre le falta algo al final", se burló Giorgio Chiellini. Ese "algo" no siempre tiene que ver con el dinero o la calidad circunstancial. "La historia tarda tiempo en comprarse", sentenció el veterano Fernando Hierro.

La evidencia es concluyente: entre el Madrid, la Juve y el Liverpool, que eliminó al Porto, suman 19 títulos de Europa. También avanzó a cuartos el Manchester City, cuyo megapoderío económico está al servicio de una idea futbolística ya ensayada y consagrada. La soberbia de los emires árabes fue mejor dirigida que la dilapidada locura qatarí. "Todo para esto", reflexionó con amargura L'Equipe.

Sampaoli desembarca hoy en Europa con una doble certeza: Higuaín y el peso de la historia continúan vigentes.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?