Todos los tips para decorar la casa

Los estilos, los materiales y los colores que vienen, y cuáles no pasan de moda; las claves para quienes buscan jugarse a crear espacios diferentes
Los estilos, los materiales y los colores que vienen, y cuáles no pasan de moda; las claves para quienes buscan jugarse a crear espacios diferentes Fuente: LA NACION
Carla Quiroga
(0)
10 de marzo de 2018  

Personalizar los espacios es uno de los principales desafíos para quien habita un nuevo espacio. Sin embargo el mundo de la deco maneja códigos propios y tendencias que se reflejarán en Cafira Innova, la XVIII edición de la Exposición Internacional de Fabricantes e Importadores de artículos de decoración, regalos y afines de la Argentina que arranca el miércoles 14 de marzo y se extenderá hasta el 17 en Costa Salguero. Una de las tendencias más marcada a la hora de darle vida a los espacios es el estilo Wabi sabi inspirado en la filosofía japonesa que pregona una comprensión del mundo basada en lo fugaz, en el carácter transitorio de la vida, el arte de ver la belleza de lo imperfecto. "Su principio fundamental es que nada dura, nada está terminado y nada es perfecto. Los interiores de estilo Wabi sabi apuestan por una estética basada en la búsqueda de la sencillez y la naturalidad, donde los elementos naturales son los protagonistas", relata Evangelina Calzetta, la arquitecta de interiores que junto a Erica Angles organiza Cafira Innova. Una de las ventajas de apostar por ese estilo es que no pasa de moda.

Alfombras, los especialistas coinciden en que una tendencia fuerte es mezclar estilos y texturas
Alfombras, los especialistas coinciden en que una tendencia fuerte es mezclar estilos y texturas

La tendencia reconocida como peacock -pavo real- también se impone. En este caso se caracteriza por la utilización de muebles de fibras naturales. "Es exótico y se complementa con colores vibrantes inspirados en el plumaje del pavo real de ahí su denominación. Los colores verde, violeta, azul y amarillo son el must de la temporada", agrega Angles, también arquitecta de interiores. La especialista aconseja decorar las habitaciones con cabeceros y sillas peacock sobre todo para quienes disfrutan de los ambientes alegres. A la hora de hablar de tonos, las especialistas afirman que el ultra violet es protagonista. "Se trata de una tonalidad intensa y original, que pretende llamar a la rebelión, al inconformismo, a no quedarse con lo de siempre, sino atreverse a desear algo nuevo, diferente y luchar por conseguirlo. Pero sin duda el rey de 2018 será el ocenaside un color a medio camino entre el azul y el verde", adelanta Calzetta y también anticipa los materiales que prometen. Destaca los "detalles de cemento" sobre todo las macetas de cemento y metal que mezclan dos tendencias. "Es una forma de dejar atrás el cemento como material estrella para renovarlo al ser combinado con el metal brillante", explica.

El acabado en forma de óxido se impone en grandes superficies y en pequeños detalles. También los acabados metálicos en tonos dorados, combinados con cristal, mientras que el cobre empezará a bajar su intensidad para dar paso al latón y metálicos plateados brillantes.

Vintage, sigue pero en equilibrio con elementos retro y de los más modernos
Vintage, sigue pero en equilibrio con elementos retro y de los más modernos

En géneros, el mud cloth también llamado paño de barro es un tejido proveniente de Mali que va perfectamente con cualquier ambiente bohemio y rústico. "Tradicionalmente son telas de algodón que pasan un proceso por hojas y ramas para más tarde ser estampadas con pigmentos naturales y moldes de barro. Esto le permite dar unas formas y las mismas poseen un código, ya que cada una tiene un significado", describe Calzetta. Su colega, Angles, agrega que la madera se oscurece. "La veremos tanto en muebles como cubriendo suelos y paredes, lo que le dará un aspecto más elegante", detalla. El corcho y detalles de cerámica y vidrio también llegan y se afirman. El negro en cocinas será el protagonista. "La pana es una alternativa al terciopelo, más económica, que tiene un gran efecto visual en decoración. En sofás, sillas, alfombras y cojines, las pieles sintéticas son otro de los clásicos", enumera Calzetta.

Respecto al uso de alfombras, las especialistas coinciden en que una tendencia fuerte es mezclar estilos y texturas de alfombras, en forma de capas dejando espacios de suelo a la vista para generar el contraste adecuado. Otra opción es hacer un collage con varias alfombras de diferentes colores. Y también se usarán las de estampado geométrico de fibras naturales. Por otra parte se mantiene el estilo escandinavo, y otros más olvidados vienen pisando fuerte, como el minimalismo. Mientras que el vintage sigue, pero en equilibrio con elementos retro y de los más modernos. "El boho chic que no se ajusta a normas estrictas y permite mezclar estilos suma adeptos", finaliza Calzetta.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.