París prêt à porter: las tendencias urbanas y espectaculares

Chanel. Esta vez, el Grand Palais se transformó en un bosque encantado para mostrar una colección inspirada en la naturaleza
Chanel. Esta vez, el Grand Palais se transformó en un bosque encantado para mostrar una colección inspirada en la naturaleza
(0)
10 de marzo de 2018  

.
.

Las grandes firmas francesas mostraron su propuestas más urbanas, aunque no menos espectaculares y elaboradas, para el invierno 2019

Ya se sabe que las escenografías que desarrolla Lagerfeld siempre logran ser las protagonistas de toda semana de la moda. Solo él puede transformar el Grand Palais en lo que se le ocurra, esta vez, en un bosque otoñal. Su musa y favorita, Kaia Gerber, con apenas 16 años, encandiló siguiendo los pasos de su madre, Cindy Crawford, en los 90. No solo Chanel la tuvo sino que también se la vio en otras pasarelas, para Valentino, Isabel Marant y Saint Laurent.

Mucho para ver y disfrutar del buen chic y buen género francés. Pero se destacó el paso adelante hacia una moda reivindicativa de Balenciaga, ya que Demma Gvasalia, además de su innovadora sastrería tecno, puso en pasarela prendas con la imagen del World Food Programme, un programa mundial de reparto de alimentos de la Organización de las Naciones Unidas. "Sentí que la moda podía servir para algo más que para cubrir el cuerpo, y contribuir a la lucha contra el hambre es grandioso".

John Galliano. La transparencia y superposición, en contraste de texturas, la apuesta de Galliano. Sugiere vestidos sobre pantalones sastre y medias que se llevan con zapatos y abotinados para acompañar vestidos midi.

Chanel. El Grand Palais, escenario habitual de los desfiles de Chanel, se transformó en un bosque otoñal para mostrar el carácter efímero de la naturaleza según Karl Lagerfeld, con colores terrosos y hojas estampadas. El tweed, tejido insignia de la casa francesa, otra vez fue protagonista. Mucha perla a lo Coco y un despliegue de little black dresses para cerrar.

Hermès. La diseñadora Nadège Vanhee-Cybulski sacó a esta firma de la típica propuesta francesa con que se vestía hasta hace poco la mujer Hermès y, en su cuarto año a cargo de esta maison, le imprimió un toque más duro, cool y seductor.

Stella McCartney. En el Palais Garnier de sus inicios, mostró looks lenceros y otros de novedosa impronta masculina. "Todo esta hecho con materiales respetuosos, sostenibles y éticos tanto en su procedencia como en su factura", declaró la diseñadora, con un nivel de compromiso y coherencia destacable.

Valentino. Monacal, sobria, así es la feminidad según Pierpaolo Piccioli que la mostró en un improvisado invernadero, y desplegó capas, volados que dispuso, también, de manera superpuesta.

Issey Miyake. La naturaleza es una fuente continua de inspiración, también para Yoshiyuki Miyamae, que logró tejidos de punto ópticos que generan una ligereza y rebotan como material plegado y funcional, y da un touch alegre y moderno.

Vivienne Westwood. Cuando Vivienne Westwood le dio las riendas creativas de su firma a su marido Andreas Kronthaler, sabía que nadie mejor que él podía recrear y renovar año tras año su pasión por el punk. La modelo muestra una obra del diseñador Andreas Kronthaler.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.