Mujeres que contratan mujeres: el efecto #NiUnaMenos

Femplea es una app que, en busca de la igualdad de género, se postula como el primer banco de trabajo exclusivamente femenino
Femplea es una app que, en busca de la igualdad de género, se postula como el primer banco de trabajo exclusivamente femenino Crédito: Shutterstock
Laura Reina
(0)
10 de marzo de 2018  

Analía Suárez todavía recuerda cuando dejó entrar a un cerrajero a su casa. Vivía sola, había perdido las llaves y en la desesperación por entrar al departamento llamó al encargado. Al rato llegó con un colega "amigo" que sabía de cerraduras. No bien llegó, algo de él no le gustó. No sabe explicarlo. Pero en los 20 minutos que estuvo parada junto a él se sintió muy incómoda. "Recién me tranquilicé cuando el hombre se fue. Ahí respiré aliviada", reconoce Analía, describiendo las sensaciones que muchas mujeres experimentaron alguna vez.

Un caño pinchado. Una pared que necesita pintura. Instalar un acondicionador de aire o un artefacto eléctrico. Cuestiones cotidianas que suceden todo el tiempo y frente a las cuales se recurre a alguien externo, casi siempre un extraño. Casi siempre un hombre. Pero en tiempos de #NiUnaMenos, cuando la violencia de género se ha visibilizado más que nunca, muchas mujeres eligen contratar a otras mujeres para hacer estos y otros trabajos como una manera de resguardarse. El problema es que muchos de esos arreglos hogareños recaen todavía en hombres. Hasta ahora.

En coincidencia con del Día de la Mujer, anteayer, se lanzó Femplea, una app que busca convertirse en el primer banco de trabajo de mujeres para mujeres. Creada por Wunderman BA (una red de agencias de publicidad) y la Fundación Mujeres en Igualdad (MEI), busca ser la solución (o su principio) de dos problemas: la violencia de género y la inserción laboral de la mujer en áreas que culturalmente siempre pertenecieron a los hombres, como plomería, albañilería, electricidad y gas. "Cuando buscan una salida laboral muchas recurren a peluquería, manicuría y pedicuría. Está bien, pero hay otros oficios reservados para hombres que son los que más se pagan. Por eso, además de armar una base de datos de mujeres que prestan estos servicios, buscamos armar una base de datos para decir dónde capacitarse en estos oficios. Creemos que es paso a la igualdad", sostiene Monique Altschul, directora ejecutiva de MEI.

A modo de anécdota, Altschul cuenta que cuando una amiga llamó a un portal que brinda personal para servicios de reparación en el hogar y pidió por una mujer que hiciera plomería le contestaron que no tenían y que los hombres esos trabajos los hacían mejor.

La seguridad primero

"Las mujeres vivimos expuestas a la violencia de género, sobre todo al pedir un servicio a domicilio, dejando entrar a un extraño en nuestra casa. Femplea es el primer banco de trabajo de mujeres y para mujeres. ¿Querés ofrecer tu servicio? Entre nosotras nos cuidamos", dice el spot de lanzamiento de la app, elaborado por Wunderman BA.

"La app es una herramienta que sirve para generar trabajo y proteger mujeres. La seguridad es prioritaria, por eso desarrollamos la herramienta Face ID Recognition, que mediante un software puede reconocer la fisionomía de un hombre o una mujer y solo admite que sea utilizada por personas de género femenino (o que se definen a sí mismas así porque también están previstas las personas trans)", dicen Patan Tarrazaga e Ignacio Rozenthal, ambos directores creativos en Wunderman BA.

"Lamentablemente, son muchos los ejemplos que vivieron varias mujeres cuando debían contratar a alguien para que hiciera arreglos en las casas. No estamos generalizando, pero creemos que encontramos una manera de actuar que es sencilla y gratuita".

Anteayer se lanzó la convocatoria para iniciar la inscripción de aquellas mujeres que puedan empezar a brindar sus servicios. Dentro de dos meses, los creadores creen que tendrán una base de datos lo suficientemente extensa como para empezar a operar de forma continua. "La convocatoria es muy reciente, pero confiamos que con el boca en boca y la difusión en los medios en un par de meses va a estar operativa", sostienen los directores creativos.

Si bien se trata del primer banco de trabajo de mujeres que agrupa varios rubros que tradicionalmente estaban reservados a los hombres, hace un tiempo, una iniciativa parecida salió al mercado en el área de mensajería, otro de los sectores donde los hombres suelen acaparar casi todas las ofertas de servicios. Paula Berlín, que usa la moto como medio de transporte habitual, empezó a pensar en la manera de ofrecer un servicio más seguro, sofisticado y manejado íntegramente por mujeres. Hace más de un año que Run Baby se posicionó como el primer servicio de mensajería manejado íntegramente por mujeres. Se trata de un servicio premium -cuesta un 25% más que los servicios de mensajería tradicional- donde todas las motos son manejadas por mujeres y cuentan con cámaras, trackeo satelital y comunicación continua con los clientes, en su mayoría mujeres.

Más que nunca, la mujer busca abrirse camino en áreas dominadas por hombres. Y en esa búsqueda la premisa de contratar personas del mismo género es interpretada como un paso adelante en el objetivo de lograr la igualdad.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.