Carlotto: "No soy amiga de Cristina Kirchner"

La titular de Abuelas de Plaza de Mayo repasó el vínculo con el anterior gobierno en la señal LN+
La titular de Abuelas de Plaza de Mayo repasó el vínculo con el anterior gobierno en la señal LN+ Fuente: Archivo
(0)
10 de marzo de 2018  

"Nosotros nos apropiamos de los Kirchner", así de categórica, Estela de Carlotto , presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, califica el tipo de relación que tuvieron ella y su entidad con el gobierno anterior al preguntársele si el kirchnerismo, cuando estuvo en el poder, se había apropiado de las entidades de derechos humanos. La titular del citado organismo fue entrevistada por el periodista Pablo Sirvén en el arranque de la segunda temporada del programa Hablemos de otra cosa , que LN+ emitió anoche.

Carlotto recibió al equipo de la señal televisiva de LA NACION en la sede de la organización no gubernamental creada en 1977 para rememorar aspectos no tan conocidos de su historia previa a la gran tragedia que signó su vida: la desaparición de Laura, la mayor de sus cuatro hijos, y sobre la lucha que desde entonces desarrolló, primero para encontrarla a ella y después para ponerse al frente de la búsqueda de los nietos apropiados durante la última dictadura militar.

Estela de Carlotto:

02:31
Video

"No soy amiga de Cristina Kirchner, no tomo el té con ella ni sé qué ropa se pone", comentó en pleno backstage, aunque sí reconoce que el kirchnerismo le dio mucha visibilidad a la causa de los derechos humanos. Luego explicó: "Cuando sube al gobierno, Néstor [Kirchner] era un desconocido total, hasta nos costaba pronunciar el apellido. Ellos nos llamaron enseguida, otros tardaron bastante en recibirnos, aparte de todo el lugar que nos dieron", en referencia a "estar en la primera fila" de los actos transmitidos en cadena nacional que la entonces presidenta Cristina Kirchner fue intensificando en su segundo mandato.

En el transcurso del programa, Carlotto recordó una infancia feliz junto a unos padres "muy cariñosos", radicales y antiperonistas, y dos hermanos. Porteña, nacida hace 87 años en Flores, pasó sus primeros años de vida en Villa Sauce, cerca de La Pampa. Tuvo una muy temprana vocación por la docencia, siendo maestra y directora de una escuelita del barrio La Mandarina, en Coronel Brandsen.

Precisamente uno de los alumnos de aquella época aportó su testimonio al programa, así como también refirieron anécdotas y opinaron sobre ella su hijo Remo; su nieto Ignacio; el secretario de Derechos Humanos bonaerense, Santiago Cantón, y el dirigente kirchnerista Juan Cabandié, otro nieto recuperado.

Estela de Carlotto:

02:00
Video

Carlotto recuerda que cuando con su marido vieron en el cine la película Laura, de Otto Preminger, protagonizada por Gener Tierney, les gustó tanto que se prometieron ponerle ese nombre a su primera hija, y así fue cuando llegó, el 21 de febrero de 1955. "Laura -refirió- fue una persona que vivió apurada. De chiquita era muy seria, muy responsable, estudiaba profesorado de Historia. Laura empieza por ser peronista, nos quedamos helados". Luego, lo conocido: su militancia y su paso a la clandestinidad. Contó también cómo entonces quisieron convencerla de que se fuera del país, particularmente después del secuestro que sufrió el marido de Carlotto durante 25 días. Laura desapareció en noviembre de 1977.

Al día de hoy, Abuelas de Plaza de Mayo ya identificó a 127 nietos, pero falta recuperar la identidad de "unos 300". En 2014 apareció su propio nieto, que prefirió mantener su nombre Ignacio y no el de Guido, que había elegido su madre. "Eso un poquito me dolió, y él entendió", reconoció Estela. Y prosiguió: "Él fue criado por una familia de campo, sometida al mandato del patrón. Me cuesta mucho juzgarla porque lo criaron con cariño y respeto, pero me frena un poco que me lo robaron, porque fue un delito: lo anotaron como hijo propio".

Sobre su controvertida expresión de "si pudimos con Videla, vamos a poder con Macri", aclaró: "No dije ni quise decir que esto fuera una dictadura, mucho menos porque está el voto del pueblo y eso lo sostengo siempre: el respeto absoluto a que se cumpla el mandato como corresponde, que es la voluntad de quienes lo votaron". Aun así demostró su disconformidad: "Al señor Macri lo vi una sola vez y esperé que alguna vez nos mandara un saludo de felicitación por el encuentro de alguno de los nietos".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?