Una cumbre con varios asuntos sin resolver

Dudas y temores sobre los preparativos del encuentro
(0)
10 de marzo de 2018  

¿Cuándo y dónde se realizará la cumbre?

Seúl afirmó que la reunión tendrá lugar en mayo, aunque la Casa Blanca aclaró que el lugar y el momento aún deben definirse. Si se celebrara en Pyongyang, Kim podría aprovechar la ocasión para montar un gran espectáculo. La Zona Desmilitarizada que divide las dos Coreas es, entonces, el lugar más probable, ya que ofrece un acceso fácil para ambas partes y garantías de seguridad.Otros lugares neutrales y con menos peso simbólico podrían ser Pekín, Ginebra o la sede de la ONU en Nueva York.

¿Cómo se prepara Trump?

Con la llegada al poder de Trump, el Departamento de Estado perdió muchos especialistas en Corea y todavía tiene que nombrar a su embajador en Seúl. "Las cumbres habitualmente se producen al final de una larga serie de negociaciones de bajo nivel, en las cuales se liman los detalles", contó Robert Kelly, profesor asociado en la Universidad Nacional de Pusan, en Corea del Sur. Pero ese proceso aún no fue puesto en marcha.

¿Cómo se llevarían en un encuentro cara a cara?

Los dos líderes son personas radicalmente diferentes, pero en algunos aspectos se parecen. Kim tiene más experiencia en el gobierno, lleva más de seis años como líder de su país, y espera gobernar durante décadas, por lo que piensa en el largo plazo y no le interesan los titulares del día siguiente, ya que controla los medios de comunicación.Pero ambos hombres valoran la lealtad personal y tienen a miembros cercanos de su familia como asesores de confianza. El año pasado se enfrascaron en un intercambio de insultos y amenazas.

¿Cuál es el rol de Corea del Sur?

Sorprendentemente, todos los anuncios clave de los últimos días salieron desde Seúl. El presidente surcoreano, Moon Jae-in, estaría detrás del acercamiento de los dos líderes. Fueron sus enviados los que revelaron la disposición de Corea del Norte a poner en la mesa de negociación el tema nuclear.

¿Cómo reaccionará China?

Durante décadas, Pekín fue el aliado clave de Pyongyang: protector, principal fuente de comercio y de ayuda. Sin embargo, la relación se debilitó en los últimos años. Kim no viajó a Pekín para expresarle sus respeto al presidente Xi Jinping y Pekín comienza a estar cada vez más frustrado con el comportamiento de su vecino. Pero China teme que un colapso del régimen de Pyongyang envíe a miles de refugiados a su territorio.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.