El exestratega de Trump se convierte en el gurú de la ultraderecha europea

En el congreso del Frente Nacional, en Lille, Bannon fue presentado ayer por Le Pen como una estrella
En el congreso del Frente Nacional, en Lille, Bannon fue presentado ayer por Le Pen como una estrella Fuente: Reuters - Crédito: Pascal Rossignol
Bannon inició una gira continental para reunirse con líderes populistas; Le Pen lo recibió como una estrella
Luisa Corradini
(0)
11 de marzo de 2018  

PARÍS.- Después de haber fracasado en su intento de aniquilar el establishment norteamericano, Steve Bannon intenta ahora convertirse en el gurú de los populismos europeos. Ese es el objetivo declarado del exestratega de Donald Trump, que en el marco de su gira continental ayer hizo escala en el congreso del ultraderechista Frente Nacional (FN), de Marine Le Pen.

"Pretendo crear la infraestructura para un movimiento populista mundial", dijo el exjefe de redacción del sitio de extrema derecha Breitbart News, puesto que perdió poco después de haber sido despedido de la Casa Blanca, en agosto pasado.

Con esa idea en la cabeza, el arquitecto de la victoria de Trump en 2016 está visitando a todos los líderes reaccionarios del Viejo Continente: su discurso alt-right pasó por Italia, Suiza, Alemania y Francia, y muy probablemente pase por Hungría.

"La historia está de nuestro lado y nos llevará de victoria en victoria", declaró ayer ante los militantes del FN en Lille, en el norte de Francia, adonde llegó como invitado sorpresa. "Ustedes forman parte de un movimiento que es más grande que Italia, que Polonia, que Hungría", agregó, bajo una lluvia de aplausos.

Aunque su paso por Budapest aún no fue confirmado, Bannon no tiene más que palabras de admiración para el primer ministro húngaro, Viktor Orban: "Es la personalidad más importante de la escena política europea en este momento".

Entrevistado en Italia por The New York Times, Bannon se mostró entusiasmado con los resultados de su gira: tuvo una conversación "exultante" con los representantes de la extrema derecha alemana (AfD), mientras las elecciones italianas, marcadas por el avance espectacular del Movimiento 5 Estrellas (M5E)y la extrema derecha de la Liga Norte, "fueron apasionantes", dijo. De paso por Zurich, también mostró en público sus intenciones.

Ejército de voluntarios

"Después de mi partida de la Casa Blanca, lancé una fundación que va a 'militarizar' las ideas y reunir un ejército de voluntarios en el terreno. También pasé un tiempo en Asia para estudiar los movimientos populistas y nacionalistas que se están desarrollando en aquella región del mundo", relató. Bannon considera que "el populismo es una evolución muy positiva".

En Suiza, el exestratega alabó la democracia directa del país y rindió homenaje a Christoph Blocher, el artesano populista del voto contra la adhesión de ese país a la Unión Europea (UE). Para él, el tribuno suizo fue un "Trump antes de Trump".

Durante su gira, cada vez que tomó el micrófono para hablar, Bannon lanzó sus ataques contra el establishment, los políticos y los medios. En cada una de sus etapas se congratuló de las situaciones que debilitan a la UE: el Brexit, el régimen ultraderechista en Polonia y en Hungría, la progresión del AfD en Alemania y el éxito de los partidos antisistema.

A su juicio, la promoción de esas ideas debe pasar obligatoriamente por los medios de comunicación alternativos. "Todos mis interlocutores europeos hablaron maravillas de Breitbart", declaró.

"Es la clave. Por el momento, mis sitios son en inglés. Pero todos quieren uno en su propia lengua", dijo. Esa ofensiva mediática se inscribe en lo que Bannon califica de "fase 2" de su proyecto europeo. Esos sitios "de información nacionalistas-populistas aparecerán por todas partes el año próximo".

En Italia, un vocero de Matteo Salvini lamentó que Bannon y el líder de la Liga Norte no hubieran podido verse. Por su parte, el M5E, que ganó un tercio de los votos, rehusó confirmar o desmentir la reunión.

A juicio de Bannon, el líder de la socialdemocracia italiana, Matteo Renzi, que acaba de renunciar a su partido después de sus malos resultados electorales, se convirtió "en una lección para todos los políticos europeos". El expremier -explicó- quiso respetar las reglas de la UE durante la crisis migratoria, pero el bloque permitió a otros miembros cerrar las fronteras, dejando que Italia se arreglara sola con el problema.

Católico integrista, el exconsejero de Trump tampoco olvidó a su otro gran enemigo: el papa Francisco. A su juicio, los italianos también votaron en su contra, debido a su discurso de tolerancia con los inmigrantes.

"Este voto fue un rechazo al Papa. Francisco se ve a sí mismo como un radical, un revolucionario antiestablishment, a favor del pueblo. Pues el domingo [pasado] el pueblo puso al Papa en su lugar", declaró.

Para Bannon, consolidar gobiernos populistas en Occidente es la única forma de prepararse para hacer frente al "inevitable choque de grandes potencias con el eje de las civilizaciones turca, persa y china".

"Las elites no pueden pelear esa batalla, porque la gente tiene que participar en ellas", señaló.

Quiere, por otra parte, motivar a las masas para que combatan a los gigantes de las redes sociales como Facebook, que "comercializan sus datos". También está fascinado con las criptomonedas y con la forma en que esas divisas virtuales pueden ayudar a los movimientos populistas.

En reacción a su presencia en el congreso del FN, Christophe Castaner, delegado general de La República en Marcha, el partido del presidente Emmanuel Macron, ironizó ayer en un tuit: "El rey de las fake news y de los supremacistas blancos en el congreso del FN... ¿Por qué no me sorprende?".

¿Acaso los populistas europeos se dejarán arrastrar por un individuo que terminó enemistándose con todos aquellos que le tendieron la mano? O llegarán a la misma conclusión que Trump cuando, indignado por las críticas que su exestratega profirió en un libro contra sus hijos, sentenció: "Steve perdió la cabeza".

El arquitecto del triunfo de 2016

Bannon fue clave en la campaña republicana

Profesión: publicista

Edad: 64 años

Origen: EE.UU.3

Alt-right

En 2012 se convirtió en director del sitio Breitbart News, conocido por su apoyo a la llamada alt-right (derecha alternativa)

Consejero

Fue el estratega clave del triunfo de Trump en 2016; luego de algunos choques, el presidente lo despidió en agosto pasado

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios