Turismo Carretera: Valentín Aguirre relegó a Castellano y a Canapino, y logró el mejor tiempo en Neuquén

El auto de Valentín Aguirre, en el trazado neuquino
El auto de Valentín Aguirre, en el trazado neuquino Crédito: www.actc.org.ar
Alberto Cantore
(0)
10 de marzo de 2018  • 19:52

CENTENARIO.- Cuna de campeones, se lee en el arco que da la bienvenida a Arrecifes. La referencia es para el automovilismo, una actividad que en la ciudad de 30 mil habitantes domina la escena por encima de cualquier otro deporte. Los apellidos ilustres se apilan en ese territorio de la zona norte de la provincia de Buenos Aires: José Froilán González, la familia Di Palma, Ángel Lo Valvo, Carlos Pairetti, Carlos Marincovich, Néstor García Veiga, Norberto Fontana, Agustín Canapino… La cosecha no tiene final y ahora quien desea treparse a esa lista es Valentín Aguirre (Dodge), que en su segunda carrera como piloto titular de Turismo Carretera logró el mejor tiempo de clasificación, al detener el cronómetro en 1m28seg454/1000; así, relegó a Jonathan Castellano (Dodge) y al actual monarca Canapino (Chevrolet). De 21 años, es el heredero de una familia que desde hace seis décadas se relaciona con el TC, una historia que empezó a escribir su abuelo Jorge y, más tarde, su padre Gastón.

"Soy un poco inconformista, por eso cuando terminé la carrera de Viedma dije que tener una correcta clasificación y finalizar en el undécimo puesto no me alcanzaba. Por suerte demostré rápidamente que me puedo enredar entre los mejores, aunque obviamente marcar la pole acá no es tan determinante como en otras fechas, porque es una carrera particular, con cambio de neumáticos. Cuando pusimos el auto en la pista nos dimos cuenta que íbamos a ser protagonistas, porque en la primera clasificación me equivoqué al pasarme en la Curva 2, cuando los parciales indicaban que podía pelearle el puesto a [Gastón] Mazzacane", relata el arrecifeño, que en los entrenamientos estuvo errático, panorama que revirtió más tarde.

Desde su incursión en las categorías que fiscaliza la ACTC, Aguirre siempre actuó bajo el paraguas del JP Carrera. La estructura que lidera Gustavo Lema marcó un reposicionamiento, después de un 2017 de resultados flacos. Le bajó el tiempo a uno de sus compañeros de techo, porque el séptuple campeón Guillermo Ortelli (Chevrolet) era quien en ese instante lideraba la clasificación. No solo mejoró el registro del saltense, en el siguiente giro bajó su propia marca.

Los inicios fueron en pistas polvorientas, de tierra. Del karting a los autos de Fórmula de Fedenor, para volver a los vehículos con techo en el TC Zonal, donde en su primera incursión finalizó en el tercer puesto del campeonato. Al año siguiente, en 2014, se calzó la corona y provocó el desembarco en el JP Carrera para participar en el TC Mouras, donde con Chevrolet fue subcampeón. Dos temporadas en TC Pista, suficiente para que en la segunda festejara un nuevo título y con él logro se ganó el ascenso al TC, donde como piloto invitado corrió con Facundo Ardusso en 2016, en los 500 Kilómetros de Olavarría, y junto a Guillermo Ortelli, en los 1000 Kilómetros de Buenos Aires, de 2017.

La velocidad está en el ADN de la familia Aguirre. Su papá Gastón, que nunca pretendió ser piloto profesional, en 1989 se consagró campeón en TC Zonal, éxito que repitió en la siguiente temporada y un cuarto de siglo después su hijo Gastón. Más tarde, participó en Supercart, en el Gran Turismo Americano (GTA), donde fue tricampeón, entre 1998 y 2000. En el TC corrió 19 competencias y también hizo una incursión en las 24 Horas de Daytona. "De chico empecé a manejar, mi abuela me subía sobre sus piernas y me daba el volante cuando tenía 3 años. Una vez, a esa edad logré poner en marcha un Peugeot…", recuerda Valentín Aguirre lo que fue su primer contacto con los autos.

El viernes 9 de febrero pasado, en Arrecifes se realizó la Cena de los Campeones, con Aguirre y Canapino, monarcas en TC Pista y TC en 2017. "Valito es un amigo y me pone muy contento que pueda demostrar su potencial. Tiene condiciones, aprendió rápido y va a seguir creciendo, tiene un estilo agresivo. Con él corrí como invitado en TC Mouras en Mar de Ajó y ganamos, aunque a él lo sancionaron por no hacer la chicana", recuerda Canapino, dos veces campeón de TC sobre Aguirre, que devolvió a Dodge a lo más alto de una prueba de clasificación, después de 20 carreras.

La clasificación del sábado
La clasificación del sábado Crédito: actc.org.ar

Di Palma y Ledesma, entre roces, gestos y sanciones

En la última tanda de clasificación, Josito Di Palma (Torino) y Christian Ledesma (Chevrolet) protagonizaron un incidente en la pista que se prolongó en la Técnica. El arrecifeño se quejó de la velocidad con la que el marplatense y último ganador del TC transitó un sector del circuito, lo que originó un toque. Sin quitarse el casco, una vez que ingresó al sector de revisión técnica de los autos, Di Palma fue a buscar explicaciones; como respuesta recibió un "no hagas show". Las autoridades de la carrera determinaron quitarle a ambos pilotos el mejor tiempo de vuelta, por lo que Ledesma se clasificó noveno, y Di Palma, 41°.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.