En Colombia y México, el castrochavismo intenta otra vez influir en elecciones

Los comicios presidenciales en ambos países se convirtieron en un factor estratégico; apoyo a candidatos
Daniel Lozano
(0)
11 de marzo de 2018  

BOGOTÁ.- Colombia celebra hoy sus elecciones legislativas con el llamado castrochavismo revoloteando sobre los votantes. Un 68% del país, según las encuestas, está convencido de que se trata de una sombra peligrosa. Otros, en cambio, creen que solo es un fantasma al que sacan a pasear para reducir los apoyos a los candidatos de izquierda.

La hecatombe venezolana conmueve y afecta principalmente a su país vecino, en el que se cree que actualmente ya viven entre 650.000 y 850.000 venezolanos, cuya frontera sirve como embudo de la tragedia y cuyo territorio se usa como lanzadera en busca de nuevas tierras de acogida. El temido contagio de la revolución pasó a convertirse en la principal preocupación de los colombianos y polarizó al extremo la campaña hasta aupar a los candidatos de la derecha y de la izquierda, lo que es toda una paradoja porque Gustavo Petro, candidato presidencial de Colombia Humana y principal sostén para el Senado y la Cámara de Representantes de la Lista de la Decencia, defendió al chavismo hasta el año pasado.

Para echar más leña al fuego, desde Caracas, el presidente Nicolás Maduro envió mensajes de aliento a Petro tras los disturbios que se suscitaron contra él en la fronteriza Cúcuta. La retirada de Rodrigo Londoño (Timochenko) como candidato de las FARC concentra las simpatías chavistas en el propio Petro y en la bolivariana Piedad Córdoba.

Para el gobierno revolucionario las elecciones de este año se convirtieron en fundamental factor estratégico. "Ahora viene el turno de Colombia y México y el triunfo de nuestros aliados en estos países es parte de nuestras prioridades. Nosotros en el PSUV tenemos claros que el sueño de Hugo Chávez se consolidará mucho más con gobiernos afectos a la revolución bolivariana", aireó públicamente el dirigente chavista Roy Daza, que puso nombre a esos aliados: Petro y Andrés Manuel López Obrador.

Las redes sociales también son un territorio fundamental en el "año de batallas electorales". Autoridades del PSUV ordenaron a sus activistas centrar sus apoyos en ambos candidatos y también en el obispo izquierdista Fernando Lugo, en Paraguay.

"En poco tiempo podría verse en el poder a López Obrador en México, a Petro en Colombia y a Luiz Lula da Silva o algún dirigente del PT en Brasil. Una nueva ola de gobiernos de izquierda crearía un ambiente favorable al autoritarismo creciente en algunos países de la región", adelanta el politólogo Ángel Álvarez.

De lo que no cabe duda es de que la sombra del chavismo es tan alargada que incluso se prolonga más allá de sí misma. El derrumbe bolivariano profundizó el estigma de la izquierda en el continente, ya sea radical o socialdemócrata. "Se usó, en diferentes grados, para debilitar a la izquierda y meter miedo", dice el internacionalista Mariano de Alba.

"Chávez, en su afán de proyectar su imagen en América Latina y así borrar su condición de milico reaccionario, puso la petrochequera bolivariana al servicio de cualquier movimiento que luciese de izquierda. Una solidaridad de conveniencia para competir en el mercado de las ideologías", sintetiza el politólogo José López Padrino.

¿Hasta dónde llega la sombra del chavismo en México? "El régimen sí tiene fuertes conexiones con el partido Morena", avisa López Padrino. Para De Alba, el escenario de ambos países es parecido, ya que los partidos tradicionales están muy debilitados y López Obrador aún es una gran incógnita. "Se hizo más potable porque fue candidato muchas veces. Su mensaje central se enfoca en la corrupción y nadie sabe qué hará si llega al poder. Todo dependerá de cómo se rodee".

Para dejar claro dónde están sus preferencias, el expresidente de la Asamblea Nacional de Venezuela Julio Borges se reunió en México con el candidato Ricardo Anaya. "Para impulsar que gane la democracia y no el autoritarismo", dijo.

Pero el ejemplo más extremo se vive en Colombia, donde las encuestas de Gallup demuestran que Maduro tiene uno de los más altos índices de rechazo de todo el planeta (97%). El otro candidato emergente, el senador Iván Duque, se convirtió en el baluarte de las ideas de su jefe político, el expresidente Álvaro Uribe, uno de los creadores del concepto de castrochavismo.

Petro y Duque compiten hoy también en las primarias internas, en las que son favoritos. Para el exalcalde de Bogotá aparecen como un trámite, con más de 60 puntos de ventaja. Algo más disputado aparece el panorama para el candidato del Centro Democrático, que enfrenta a la exconservadora Marta Lucía Ramírez y al católico Alejandro Ordóñez.

Procesos claves en la región

  • Los colombianos votan hoy los miembros de un nuevo Congreso, en las primeras elecciones legislativas que cuentan con la participación de las FARC, que ya tienen 10 bancas aseguradas por el acuerdo de paz de 2016; en mayo serán las presidenciales
  • México celebra el 1º de julio las presidenciales; Andrés Manuel López Obrador lidera los sondeos (37% de intención de voto) seguido del candidato del PAN, Ricardo Anaya (27%), y el del PRI, José Antonio Meade (25%)

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.