Avances en el caso del exespía

El dirigente venezolano dijo que retirará su candidatura si Maduro no cumple sus exigencias,gran bretaña. Identificaron a 200 testigos y reunieron 240 pruebas
(0)
11 de marzo de 2018  

LONDRES (DPA).- Las investigaciones del caso del exespía ruso envenenado Serguei Skripal avanzan con "velocidad y profesionalismo", afirmó ayer la ministra británica del Interior, Amber Rudd, tras una sesión del gabinete de seguridad.

En las pesquisas participan más de 250 policías de la unidad antiterrorista, precisó Rudd, que identificaron a más de 200 testigos y pusieron a resguardo 240 pruebas.

La policía pidió anteayer el apoyo de los militares británicos y amplió las investigaciones. Ayer pudo verse en imágenes televisivas cómo unidades especiales de las fuerzas armadas transportaban varias ambulancias para su descontaminación.

El domingo pasado, Skripal, de 66 años, y su hija Yulia, de 33, fueron encontrados inconscientes, con síntomas de envenenamiento, en el banco de un parque cerca de un centro comercial en la localidad inglesa de Salisbury.

Según señaló la policía, fueron víctimas de un ataque con un agente nervioso. Actualmente continúan internados en estado crítico, señaló Rudd. Tras las acusaciones contra Rusia por el ataque, el Kremlin negó que estuviera involucrado y apuntó contra los medios británicos.

También recibe tratamiento un agente de policía que está "gravemente enfermo", según Rudd, pero que ya interactuó con su familia.

Aún es incierto cómo y cuándo el exespía y su hija entraron en contacto con la sustancia tóxica. Medios locales reportaron -al citar a fuentes de la investigación- que el origen del veneno pudo haber estado en la vivienda de los Skripal.

Rudd no quiso precisar de qué veneno se trataba.

Skripal, excoronel del servicio secreto ruso GRU, fue condenado en Rusia por espiar para Gran Bretaña y puesto en libertad en 2010 en un canje de espías con Estados Unidos.

El caso despertó el recuerdo de la muerte del exagente de inteligencia ruso Alexander Litvinenko, que murió en 2006 tras ser envenenado en Londres con té que contenía isótopos radiactivos.

Como consecuencia del envenenamiento de Skripal, aumentaron las tensiones entre Londres y Moscú. La primera ministra británica, Theresa May, señaló que si se confirmaba que Moscú estaba tras el ataque, puede que ningún político y ningún dignatario asistan al Mundial de fútbol en Rusia, que empezará el 14 de junio próximo.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.