Adrián Suar fue atendido de urgencia por una azafata por un inesperado dolor

El actor recibió asistencia en el piso del pasillo del aeropuerto como consecuencia de una dolencia en el nervio ciático
El actor recibió asistencia en el piso del pasillo del aeropuerto como consecuencia de una dolencia en el nervio ciático Fuente: Archivo
(0)
11 de marzo de 2018  • 09:05

Hay situaciones que no se pueden prever. Y éso fue precisamente lo que enfrentó Adrián Suar mientras se encontraba en un aeropuerto. El productor de Pol-ka y gerente de programación de Eltrece permanecía tranquilo en un pasillo hasta que, súbitamente, fue asaltado por un profundo dolor en el nervio ciático que lo obligó a tirarse en el piso.

Afortunadamente, de manera inmediata apareció Carolina, una azafata que lo asistió para que la dolencia se disipe. "Tratá de pegar las vértebras a todo el piso. Relajando. Mínimo son tres minutos y vas a notar cuando te levantes una gran mejoría", le explica la mujer a Suar en un breve y divertido video que el productor subió a su cuenta de Instagram.

El hombre propone y la cintura dispone ??????? #AeropuertoPrivado #papelón ??

Una publicación compartida de Adrián Suar (@elchuecosuar) el

"El hombre propone y la cintura dispone #AeropuertoPrivado #Papelón", escribió Suar en la red social, donde se lo puede ver agradeciéndole a Carolina por su atención. "Esto es lo que yo necesitaba. ¡Sos una genia! (...) ¡Al 'Bailando' te mando!", bromeó, añadiendo que si le "tiró todo" fue por la publicidad de analgésicos de la que es cara visible.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?