La Renga en Mar del Plata: incertidumbre por el show en el Estadio Mundialista

Chizzo en Huracán, en el primero de los seis shows que dio La Renga
Chizzo en Huracán, en el primero de los seis shows que dio La Renga Crédito: Santiago Filipuzzi
Aún no está garantizado el número de efectivos policiales que demanda el operativo de seguridad; la banda debería tocar el 7 de abril
Darío Palavecino
(0)
12 de marzo de 2018  

MAR DEL PLATA. -- A menos de un mes de la presentación de La Renga en el estadio José María Minella de Mar del Plata, no está garantizado que Chizzo, Tete y Tanque toquen el 7 de abril para más de 40 mil personas. ¿Qué es lo que mantiene en vilo a la banda y a su público? El hecho de que aún no hay personal policial asignado para el amplio operativo de seguridad previsto por la organización atenta contra la realización del show.

Las entradas a la venta en Capital Federal se agotaron en pocos días. Aquí, a partir de hoy, se habilitará otro punto con el remanente. El lleno total del Estadio Mundialista está asegurado para la noche del 7 de abril. El productor Pablo Baldini confirmó a la nacion que el show no está suspendido, pero la situación es de incertidumbre porque el gobierno bonaerense no ha respondido con fundamentos claros a ninguna de las notas que ha enviado para pedir refuerzos de efectivos de la fuerza provincial. "Por razones de operatividad, la Jefatura Departamental no podrá brindar la seguridad en el evento", aseguró que fue la escueta explicación que brindaron autoridades policiales locales.

"La verdad es que en 30 años de mi carrera nunca he recibido una respuesta de estas características sin fundamentar razón alguna", comentó el empresario y se animó a calificar la situación como "un signo claro de censura". "Los integrantes de La Renga están muy molestos por la decisión y lo tomaron como otro caso de censura, con miles de jóvenes estigmatizados nuevamente con el rock", afirmó.

El recital tiene similar magnitud y escenario que el último que la banda realizó aquí a fines de 2015, con mismo productor. En aquella oportunidad la autorización la había dado el gobierno anterior, aunque la fecha del espectáculo coincidía con las primeras 48 horas de la nueva gestión. Su desarrollo fue sin incidentes y, según recuerda Baldini, ningún detenido.

No hay un fundamento explícito sobre este poco frecuente retiro de apoyo a un hecho que tiene peso artístico y, al mismo tiempo, una significativa incidencia para el sector turístico y comercial de la ciudad. La especulación es que la provincia no estaría dispuesta a correr riesgos de algo parecido a lo que ocurrió hace un año en Olavarría, cuando en el último recital de Carlos Indio Solari murieron dos personas y varias resultaron heridas en medio de una marea humana de más de 200.000 personas en un espacio físico que -según documentos incorporados a la causa judicial que investiga lo ocurrido- estaba previsto para menor concurrencia. La negativa no estaría limitada en particular a Mar del Plata, sino a todo el territorio bonaerense. Las últimas actuaciones de La Renga fueron en Parque Patricios, con seis shows en la cancha de Huracán, entre julio y agosto de 2017.

"Esto es muy distinto a lo de Olavarría", asegura Baldini, a la espera de un gesto positivo de las autoridades provinciales. Por el momento la negativa estaría centrada en el Ministerio de Seguridad bonaerense, por lo que creen que quien podría destrabar el conflicto sería la propia gobernadora María Eugenia Vidal. "Si convocamos a que Mar del Plata te hace feliz solo en verano, ¿qué hacemos los marplatenses durante el invierno? ¿No recibimos ningún hecho cultural de estas características? ¿Qué es lo que se esconde detrás?", planteó el productor en conferencia de prensa, en alusión al explícito apoyo promocional que la mandataria provincial brindó durante la última temporada a esta ciudad.

La producción insiste que absorbe todos los costos del operativo de seguridad. Incluidos los servicios adicionales de la fuerza provincial, que en el último show de La Renga en Mar del Plata fue de unos 350 efectivos más personal de seguridad privada. Y es un hecho que sin presencia policial no se podría realizar el show.

"Voy a tratar por todos los medios de que no muera nadie, porque lo que pasó en Olavarría no quiero que pase acá", reconoció el intendente local, Carlos Arroyo, que se reunirá con Baldini para analizar la situación y definir si se puede habilitar o no el desarrollo de este espectáculo.

La fecha prevista para esta presentación es seis días después de Semana Santa, que implicará refuerzos policiales para la ciudad para atender el movimiento turístico, que se estima superior a los 150.000 visitantes. "A veces la forma más sutil de prohibir es esta", dijo Baldini, que espera que las autoridades confíen en la organización porque "no se puede quitar los derechos culturales a miles de jóvenes que quieren ver su banda favorita, como tampoco censurar a los músicos la posibilidad de expresarse culturalmente a través de sus canciones".

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.