srcset

Antes y después: un antiguo establo convertido en casa de fin de semana

(0)
11 de marzo de 2018  

Ubicada en la provincia española de Cáceres, esta casa pensada para el descanso pertenece a dos hermanos que la disfrutan con sus familias y amigos, y ambos se involucraron a fondo en el proyecto de remodelación que llevó a cabo el estudio Ábaton.

El objetivo principal fue abrir este establo abandonado a la naturaleza sin arruinar el paisaje ni renunciar a espacios de calidad en el interior.

Antes y después: La estructura

La construcción original del establo era de barro, piedra y madera. Y, si bien la idea inicial fue conservar los muros exteriores, cuando se hicieron las aberturas para las ventanas, la estructura cedió. Por eso, las paredes se construyeron a nuevo en el mismo lugar y con el mismo sistema que las antiguas, pero utilizando concreto en lugar de barro, para darles solidez. Además, a cada lado, se incorporó un ventanal de vidrio que abarca ambos pisos para darle luz al interior e incorporar aun más la cabaña al entorno.

Esta edificación rural es mucho más inteligente de lo que parece a simple vista; por eso respetamos los materiales y su sabia ubicación, orientada al sur y al abrigo de la sierra de Gredos
Arq. Camino Alonso

Además de proteger la casa de la lluvia y la nieve, los grandes postigos conservan el calor durante las noches de invierno.
Además de proteger la casa de la lluvia y la nieve, los grandes postigos conservan el calor durante las noches de invierno. Crédito: Gentileza Belén Imaz y Estudio Ábaton

Antes y después: Fuentes de energía

En sus épocas como establo, la casa no tenía suministro de electricidad ni agua corriente.
En sus épocas como establo, la casa no tenía suministro de electricidad ni agua corriente. Crédito: Gentileza Belén Imaz y Estudio Ábaton

Hoy, la energía es totalmente sustentable. Dos arroyos que pasan por la zona se acanalaron ligeramente, encauzándolos.
Hoy, la energía es totalmente sustentable. Dos arroyos que pasan por la zona se acanalaron ligeramente, encauzándolos. Crédito: Gentileza Belén Imaz y Estudio Ábaton

El flujo de agua atraviesa la casa: en un patio central, se ubicó una fuente desde donde brota agua naturalmente, luego pasa por debajo de la casa y desemboca en la piscina que se construyó a nuevo en una de las terrazas de cultivo. Desde allí, se vuelca sobre los pastos, lo que mantiene el terreno siempre verde.

Además, se diseñó un sistema de paneles solares con acumuladores que permite el suministro de energía en verano y se instalaron turbinas para nutrir de corriente eléctrica los acumuladores en invierno.

Junto a la pileta de agua natural que fluye constantemente, reposeras con estructura de aluminio y tela plástica (Gandia Blasco) para contemplar el paisaje después de un chapuzón.
Junto a la pileta de agua natural que fluye constantemente, reposeras con estructura de aluminio y tela plástica (Gandia Blasco) para contemplar el paisaje después de un chapuzón. Crédito: Gentileza Belén Imaz y Estudio Ábaton

Antes y después: Nuevas funciones

En la planta inferior del establo se resguardaba a los animales de la nieve. En la planta alta, abierta, se acumulaban los fardos de hierba, y desde ahí se empujaba cómodamente la ración del día.
En la planta inferior del establo se resguardaba a los animales de la nieve. En la planta alta, abierta, se acumulaban los fardos de hierba, y desde ahí se empujaba cómodamente la ración del día. Crédito: Gentileza Belén Imaz y Estudio Ábaton

Años más tarde, el interior de la planta baja se aligeró sustituyendo los muros de carga por pilares metálicos, que permiten un espacio más abierto.
Años más tarde, el interior de la planta baja se aligeró sustituyendo los muros de carga por pilares metálicos, que permiten un espacio más abierto. Crédito: Gentileza Belén Imaz y Estudio Ábaton

La estructura y la distribución se respetaron, con un lenguaje más moderno: una escultórica escalera de cemento lleva a un entrepiso con barandal de hierro que balconea sobre el living, y funciona como pasillo distribuidor de los espacios superiores.

Los paneles de vidrio se guardan por completo dentro de la estructura de material, dejando un paso sin interrupciones hacia afuera.
Los paneles de vidrio se guardan por completo dentro de la estructura de material, dejando un paso sin interrupciones hacia afuera. Crédito: Gentileza Belén Imaz y Estudio Ábaton

En este sector, como mesa de centro se usó una cama china de madera de olmo (Batavia), la cual se acompañó por un sofá 'Air 100' (Sancal) y un par de butacas del diseñador danés Hans Wegner (Batavia). Además, el eje de un antiguo molino traído de Indonesia (Batavia) funciona como obra de arte al lado de la escalera.

Optamos por un interiorismo moderno. Hay algo fantástico en el contraste de lo liso y lo blanco con los elementos que estuvieron expuestos al roce y los rasguños del tiempo
Arq. Ignacio Lechón

Por su orientación, la casa es térmicamente estable: se calienta durante el día con la entrada del sol y, durante la noche, los paneles de madera no dejan escapar el calor.

En invierno, también se encienden los hogares distribuidos en varios ambientes.
En invierno, también se encienden los hogares distribuidos en varios ambientes. Crédito: Gentileza Belén Imaz y Estudio Ábaton

"Tomamos el concepto de la arquitectura japonesa de adorar el exterior: meter la naturaleza en cada ambiente para tornarlo cambiante", detalla Alonso.

"Trajimos el río adentro. Un patio interno de donde fluye agua naturalmente es el centro de la casa, y corre por debajo de ella, refrescándola".
"Trajimos el río adentro. Un patio interno de donde fluye agua naturalmente es el centro de la casa, y corre por debajo de ella, refrescándola". Crédito: Gentileza Belén Imaz y Estudio Ábaton

La casa se diseñó para poder recibir y compartir. El interiorismo sigue esa línea, con piezas clásicas, resistentes y de fácil mantenimiento.
La casa se diseñó para poder recibir y compartir. El interiorismo sigue esa línea, con piezas clásicas, resistentes y de fácil mantenimiento. Crédito: Gentileza Belén Imaz y Estudio Ábaton

Una mesada central (MDF Italia) funciona como isla y barra en la cocina, y continúa como mesa de comedor. A un lado, banquetas 'Miura' (Plank), y al otro, sillas 'Wishbone' de Hans Wegner (Batavia).

A la izq., un pequeño y bien pensado desnivel permite que la barra delimite con sutileza los sectores.
A la izq., un pequeño y bien pensado desnivel permite que la barra delimite con sutileza los sectores. Crédito: Gentileza Belén Imaz y Estudio Ábaton

"Aquí se está en contacto con la naturaleza, sin contaminación acústica y con poca cobertura móvil. Sobremesas largas y animadas, paseos, chapuzones, recogida de frutos o apacible lectura son las principales actividades".

Las habitaciones están bien equipadas pero sin estridencias. En la esquina de uno de los cuartos de huéspedes, una butaca danesa con brazos de teca y una lámpara de pie 'AJ' (Batavia) arman un cálido rincón de lectura.

Un ropero amplio y discreto separa este cuarto del baño contiguo. Detrás, el patio central con la fuente.
Un ropero amplio y discreto separa este cuarto del baño contiguo. Detrás, el patio central con la fuente. Crédito: Gentileza Belén Imaz y Estudio Ábaton

Una canaleta en la bacha permite que el agua siga fluyendo hasta el piso.
Una canaleta en la bacha permite que el agua siga fluyendo hasta el piso. Crédito: Gentileza Belén Imaz y Estudio Ábaton

A modo de bacha, en los baños se usaron grandes piedras naturales caladas, y sutil grifería en forma de tubo. Todos los baños tienen vista a la fuente central. Después de ser usada, el agua sigue su curso hacia un filtro y se utiliza para el riego.

Antes y Después: La naturaleza como prioridad

En este sector, el establo también estaba cerrado con una sola puerta de acceso.
En este sector, el establo también estaba cerrado con una sola puerta de acceso. Crédito: Gentileza Belén Imaz y Estudio Ábaton

Se agregaron ventanas con paneles de vidrio y postigos
Se agregaron ventanas con paneles de vidrio y postigos Crédito: Gentileza Belén Imaz y Estudio Ábaton

La casa se abrió lo máximo posible al entorno para poder disfrutarlo, teniendo siempre en cuenta que se viera desde los montes como una humilde edificación más.

Cuando juegas con la naturaleza, te da regalos, como los reflejos del sol en el agua que brillan y flotan en las paredes de la casa. Son disfrutes no planificados, que uno no es capaz de generar
Arq. Camino Alonso

Qué se hizo

Plano de la planta alta.
Plano de la planta alta.

Plano de la planta baja.
Plano de la planta baja.

  • Se construyó un gran espacio central que contiene living comedor y cocina. Este sector se abrió completamente norte-sur para potenciar la sensación de vivir en el exterior. Alrededor, se ubicaron todas las habitaciones.
  • Sobre el lado de la casa que mira al cerro, se delimitó un patio interno entre muros de piedra, con una fuente natural de agua como centro.
  • De gran tamaño, no hay abertura de la casa que no tenga una apacible vista.
  • Se eligieron materiales modestos y naturales: agua, hierro, cemento y la piedra existente.

Texto: Bárbara Orlando.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios