Mudarán la cárcel de Devoto a Marcos Paz

El complejo penitenciario de Devoto será trasladado a Marcos Paz
El complejo penitenciario de Devoto será trasladado a Marcos Paz Fuente: Archivo
(0)
11 de marzo de 2018  • 20:26

El Complejo Penitenciario Federal de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, más conocido como la Cárcel de Devoto, es el último gran establecimiento carcelario que queda en la Capital. Tras los constantes reclamos de los vecinos en los últimos años, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta , junto al ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, anunciarán mañana el traslado de la cárcel al complejo penitenciario de Marcos Paz

El terreno liberado será destinado a generar más espacios públicos en la Ciudad. El 65% del terreno liberado va a usarse para la creación de espacios públicos, mientras que el 35% restante será utilizado para la construcción de viviendas.

El objetivo es construir, con la colaboración técnica y financiera de Nación, un complejo en el predio federal que está al lado de la cárcel de marcos Paz. El próximo 1° de agosto se adjudica la obra y de inmediato comienza la construcción. Para 2020 está previsto que finalice la construcción y se haga el traslado a su nuevo emplazamiento.

En 2011, la expresidenta Cristina Kirchner anunció el cierre del complejo penitenciario y la construcción de una nueva prisión en Agote, en el partido de Mercedes, a 120 kilómetros de la ciudad. Pero, para mediados de 2016, las obras de la nueva unidad penitenciaria sólo avanzaron un 8% durante su gobierno, según informaron entonces fuentes del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación.

Y, en agosto del mismo año, anticiparon que los trabajos habían sido reactivados y que estarían terminados a fines de 2018 con una capacidad, en una primera etapa, para 1200 internos. El proyecto final contemplaba 1612 plazas. Resta saber cuándo y porqué este proyecto quedó descartado, y el Gobierno decidió el traslado a Marcos Paz

La cárcel fue inaugurada en 1927 en terrenos donados por la familia Visillac. Nació como prisión para contraventores y dependió de la Policía Federal.

En 1978 se produjo el motín más trágico de la Argentina, llamado "Motín de los colchones" en el cual entre 60 a 65 internos perdieron la vida por asfixia, quemaduras o fueron baleados y 85 resultaron heridos debido a la combustión generada por la quema de colchones.

La cárcel también funcionó como centro clandestino de detención y torturas entre 1976 y 1983. Fue una de las que se utilizaron para alojar en forma ilegal a miles de presos políticos, siendo sometidos a torturas y en muchos casos asesinados o desaparecidos. Por allí pasaron unos mil doscientos presos que luego fueron "blanqueados" para ocultar ante la comunidad internacional el plan sistemático de desaparición de personas.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.