Saludo fugaz en Chile con Evo Morales y una invitación de Piñera para ir a la Antártida

Siete segundos duró el saludo entre Evo Morales y Mauricio Macri Fuente: Reuters Crédito: Iván Alvarado

Macri tuvo un diálogo protocolar con el líder boliviano; coincidencias con el sucesor de Bachelet

12 de marzo de 2018  

SANTIAGO, Chile.- Cecilia Bolocco, la ex Miss Universo y exesposa de Carlos Menem, ya había tomado ubicación en el Salón de Plenarios del Congreso cuando llegó Mauricio Macri a presenciar la transmisión del mando entre Michelle Bachelet y Sebastián Piñera . Bolocco no lo pensó mucho para salir impulsada a saludar al presidente de la Argentina. Le hizo unas cortas y sobrias reverencias, y se quedaron conversando.

"Conversamos íntimamente y tranquilos, no para las redes sociales ni para los medios, pero fue un saludo muy cariñoso y afectuoso, deseándole mucho éxito en su gestión, por supuesto", contó Bolocco a LA NACION luego de la ceremonia, muy sorprendida porque el saludo había sido comentado en Twitter.

Después, Macri esperó unos minutos y se dirigió nueve puestos más hacia su derecha, donde estaba Evo Morales , quien conversaba con otra persona. Macri les estrechó la mano a los dos y con el mandatario boliviano mantuvo un saludo muy protocolar durante siete segundos.

Aunque se había comentado que coincidir en Valparaíso podía ser una buena oportunidad para sostener una reunión bilateral entre ambos para tratar el tema de la reciprocidad en salud, el encuentro no se produjo. Otra ocasión pudo ser el almuerzo con los presidentes y líderes invitados que ofreció en la tarde Piñera en Viña del Mar, pero Morales no concurrió y se dirigió inmediatamente hasta el aeropuerto de Santiago, donde leyó una declaración que tiene relación con la demanda marítima histórica que mantiene Bolivia hacia Chile.

Macri sí tuvo otras reuniones bilaterales antes del cambio de mando. Se reunió con Piñera en el Palacio Presidencial de Cerro Castillo en Viña y comentaron temas de integración energética y comercial.

Carlos Vecchio, coordinador político del movimiento venezolano Voluntad Popular (VP), colgó en sus redes sociales una foto y dijo que también tuvo un encuentro con Mauricio Macri durante la mañana de ayer. "Tuvimos oportunidad de conversar con Pdte @mauriciomacri previo al traspaso de mando en Chile. Gracias por apoyar la causa democrática en Vzla", escribió Vecchio.

Macri fue consultado siete veces, mientras se retiraba de la sede del Parlamento chileno, por una futura reunión con Evo Morales y no tuvo respuesta. Sí dijo que el 25 o 26 de abril tendrá la primera visita oficial de Sebastián Piñera a la Argentina. Además, el jefe de Estado chileno invitó a visitar juntos la Antártida.

Respecto de la posibilidad de apurar la extradición a Chile de Galvarino Apablaza, involucrado en el crimen del senador chileno Jaime Guzmán en 1991, Macri pidió: "No seamos ansiosos, ya la veremos en su momento. Nosotros cooperaremos en todo lo que nos pida Chile. Está avanzando en la Justicia el proceso de extradición". En ese momento, hubo un tumulto a su alrededor.

"Me tienen rodeado", dijo, mientras bajaba la escalera principal del Congreso. "Pará, pará, pará..., disculpen, no puedo bajar, ¡por favor!", gritó más atrás Juliana Awada, su esposa. En la calle, antes de abordar su vehículo, cincuenta partidarios del nuevo presidente chileno corearon el nombre de Macri como si fuera un campeón.

Después del almuerzo, Macri fue el primer líder internacional en retirarse, pero tuvo la posibilidad de hacer el primer brindis en la mesa en honor a su amigo Piñera. "Quiero desearle suerte y éxito en su segunda presidencia, en este país tan querido por los argentinos. Nos toca a todos gobernar en tiempos de cambios profundos, dinámicos, a velocidades que nunca se vieron en la historia de la humanidad", dijo.

Macri pidió potenciar todas las capacidades "como región y no solo en palabras. Tenemos que buscar las situaciones que nos vinculen, alimentar el comercio, mejorar infraestructuras, empezando por tener cada vez más aviones que nos conecten entre ciudades [...] Es una región en la que reinan la democracia y los derechos humanos, con una excepción dolorosa que tenemos".

TEMAS EN ESTA NOTA