Suscriptor digital

El inesperado consejero de José Luis Clerc

Sebastián Fest
Sebastián Fest LA NACION
(0)
12 de marzo de 2018  

Su vida tiene bastantes puntos de contacto con la de un tenista de éxito: se formó en el país, se perfeccionó en el extranjero, llegó alto en sus desafíos internacionales y, en algún momento, decidió que ya era suficiente, que ya era tiempo de volver a la Argentina.

Pero Fernando Straface no es tenista, es político. Y aunque se destaca raqueta en mano, su principal función es la de elevar el perfil internacional de Horacio Rodríguez Larreta, jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires, y asegurarse de que los grandes proyectos estratégicos para transformar la capital del país salgan adelante. Cultor de un altísimo bajo perfil, a Straface no le falta trabajo, pero acaba de sumar uno más, absolutamente ad honorem, por puro gusto: es el tan influyente como discreto estratega del grupo que pretende llevar a José Luis Clerc a la presidencia de la Asociación Argentina de Tenis (AAT).

"El tenis es para mí una pasión, y realmente creo en el proyecto que encabeza Batata", explica el secretario general de Gobierno de la ciudad, dueño a los 44 años de un currículum que marea: licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad de El Salvador, graduado en la escuela Kennedy de Gobierno en Harvard y ex alto funcionario del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Cuando el grupo reunido en torno a Agustín Calleri, el candidato opositor, se lanzó al ruedo con un intenso rush de declaraciones y acusaciones contra los actuales dirigentes de la AAT, el silencio total de la candidatura de Clerc sorprendió. Detrás de la decisión estaba Straface, que aconsejó no responder a provocaciones y esperar a que la fuerza del adversario se agotara.

Ya no hay silencio por parte de Clerc, que, además de jugar la carta del apoyo de Guillermo Vilas, sabe que tiene en Straface a un consejero de lujo. Un ejemplo más: el actual número tres del gobierno de la ciudad fue muy importante en el primer debate presidencial de la historia argentina, aquel que midió a Mauricio Macri con Daniel Scioli. Lo recuerda bien Jorge Mandelbaum, presidente del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec), el think tank que motorizó aquel hito en la política argentina: "Fernando tuvo un importante rol en la difícil organización de ese debate".

Alguien que lo conoce bien define a Straface como "balanceado, maduro y altamente político". Y otro lo resume con más llaneza: "Es un tipo piola, alguien que te gusta tener de amigo".

Hoy, Straface es amigo de Clerc, todo un llamado de atención para Calleri y la Legión.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?