Unión-Temperley, por la Superliga: en un duelo sin equivalencias, el Tatengue se aprovechó de un rival sin respuestas

Argentina Superliga
  • 3
Unión Santa Fe

Unión Santa Fe

  • Franco Soldano /
  • Franco Soldano /
  • Lucas Gamba
  • 0
Temperley

Temperley

José E. Bordón
(0)
12 de marzo de 2018  • 17:43

SANTA FE.- Casi no hubo equivalencias entre uno y otro. Unión le ganó, con demasiada comodidad, 3 a 0 a Temperley, el que sigue en zona de descenso y cada vez más complicado. Para el tatengue, el resultado significó volver a la victoria después de 5 fechas y la posibilidad de afirmarse en el lote de los equipos que clasifican para la Sudamericana. El Gasolero, en cambio, no levanta cabeza. Sumó 8 cotejos sin conocer el triunfo.

Las diferencias quedaron en evidencia desde el comienzo. En el primer ataque coordinado, Soldano acertó de cabeza ante la pasividad del arquero Ayala y la complicidad de sus defensores. En el visitante no se observó ninguna reacción y Unión siguió con su ritmo. Por eso, no sorprendió que el mismo Soldano aumentara la diferencia, a los 14, aprovechando los errores ya mencionados de la defensa de su adversario. Temperley esbozó alguna idea para intentar cambiar un poco su suerte pero todo fue desordenado y tibio.

Con la diferencia y sabiendo que el rival iba a dejarle espacios, el tatengue fue por más en el complemento. Lo consiguió Gamba, de penal, y a partir todo fue a su antojo. Temperley no reaccionó y dio la sensación que comenzó a sentir la pesadez de continuar en una zona que nadie quiere estar. Tiene muy poco para revertir su suerte. Unión tuvo un respiro y debe saber aprovecharlo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.