srcset

contentLab para Ford

Tradición y fortaleza para el campo

(0)
15 de marzo de 2018  • 00:01

Se trata de la gama más extensa del segmento -16 versiones- con cuatro niveles de equipamiento y tres motorizaciones: el único naftero de la categoría, 2.5 de 166 CV, diésel 2.2 de 150 CV y el poderoso Puma diésel 3.2 de 200 CV. Los nafteros sólo se pueden asociar a caja manual de cinco marchas, mientras que los diésel tienen disponibles transmisión manual o automática, ambas de seis velocidades.

Las últimas modificaciones llegaron a mediados del año pasado, cuando Ranger agregó dos nuevas variantes y le sumó potencia al diésel más chico, dándole 25 CV extra a través de un turbo de geometría variable. También sumó el sistema de conectividad Sync 3 con posibilidad de enlazar a celulares.

La amplitud de alternativas es ideal para personalizar el tipo de vehículo que se quiere, ya que hay desde opciones pensadas sólo para el trabajo (de más a menos pesado) hasta las Limited, que incorporan confort equiparable a un auto de lujo y más soluciones todoterreno.

La tecnología y los niveles de asistencia al conductor son parte de los puntos destacados, junto a una capacidad off road que parte de un chasis resistente hasta soluciones mecánicas como el bloqueo de diferencial o la reductora para las 4x4. También tiene equipamiento de seguridad de primer nivel, con hasta siete airbags, control de estabilidad, sensor de presión de neumáticos, controles de descenso y arranque en pendiente, entre otros.

La capacidad de remolque (3,35 toneladas), de carga (una tonelada con variantes de acuerdo a la versión) y de badeo (800 mm) hacen de la Ranger una pickup ideal para el trabajo en el campo, donde tiene una larga trayectoria.

Los precios van desde los $480.300 hasta los $986.800.

Test Drive

Tradición y fortaleza para el campo

0:47
Video

La historia de Ford en el segmento de las pickup tiene más de cien años desde la aparición del primer modelo en 1917. En la Argentina es la más tradicional y se ha ganado con décadas de presencia la confianza del campo. El lema "Raza Fuerte" con que la marca del óvalo promociona su producto está relacionado con esa influencia y con las virtudes que se le reconocen: capacidad para el trabajo, robustez y potencia, a lo que ha sumado en los últimos años tecnologías de vanguardia para también ofrecer el máximo confort en utilitarios.

La Ranger se produce en la planta argentina de General Pacheco y fue, entre las medianas, la que primero se renovó por completo allá por 2012. En 2016 tuvo retoques estéticos y actualización de equipamiento. Un año después aplicó otro refresh con cambios mecánicos.

Entre las distinciones del modelo de Ford hay que colgarle la medalla de tener la gama más extensa, con 16 versiones. Es la única además en ofrecer tres motorizaciones, incluido un naftero, inédito en la categoría.

Tecnológica

El frente de la Ranger muestra rasgos modernos y en la próxima renovación también será más agresiva. Grilla trapezoidal cromada, paragolpes integrados con luces antiniebla y llantas de diseño atractivo. En el interior, se destacan dos pantallas digitales a los costados del velocímetro analógico, donde se visualizan diferentes informaciones.

Pero lo más importante está en las nuevas tecnologías, un eje en el que Ford hace hincapié en todos los segmentos: innovar y levantar la vara para imponer estándares a la competencia.

En este sentido, hay que mencionar la dirección asistida eléctrica que le da un andar más suave, que relaja el manejo en ruta e incluso en la ciudad. O el sistema de monitoreo de presión de neumáticos, la iluminación de la caja de carga, los sensores de estacionamiento delantero. Punto aparte para el sistema de infoentretenimiento Sync3 -la última incorporación-. Desde allí se controla climatizador (bizona, independiente), teléfono, navegación, iluminación ambiental y la cámara de visión trasera, con comandos por voz. Además, es compatible con Android Auto y Apple CarPlay para espejar las principales aplicaciones de los teléfonos celulares.

Todos chiches para quien busque que, además de ser útil para el trabajo, la pickup tenga el máximo confort. Esto no opaca el rendimiento de la Ranger fuera del asfalto, donde tiene una solidez acorde al lema "Raza Fuerte".

Mecánicas y seguridad

La variedad de la gama surge de la combinación de opciones de cabina simple y doble, tres motores, tres transmisiones, tipo de tracción (4x2 y 4x4) y cuatro niveles de equipamiento, donde el más top es el Limited.

Los propulsores son tres. El destacado es el Puma 3.2 diésel de 200 CV con un torque de 470 Nm, que se puede combinar con caja manual o automática, ambas de seis marchas. Una potencia a prueba de todo y que le permite cargar, remolcar y salir de todo tipo de situaciones sin demasiados esfuerzos. Quien necesite menos potencia tiene otro diésel 2.2 de 150 CV que el año pasado incrementó su rendimiento con un turbo de geometría variable. El restante es 2.5 de 166 CV y es el único motor naftero del segmento, el cual se asocia sólo a transmisión manual de cinco marchas. Desde el año pasado esta mecánica está habilitada para GNC.

Al manejar la Ranger en el barro o en caminos difíciles queda claro que el modelo de Ford se siente cómodo en el uso off road. La 4x4 con reductora y bloqueo del diferencial para que las ruedas empujen parejo le permite atravesar cualquier terreno, por complicado que sea. También llama la atención el excelente trabajo de insonorización del motor. Control de carga adaptativo, de arranque en pendiente, de descenso, de balanceo de trailers son las tecnologías de asistencia para sumergirse en un andar todoterreno. Las suspensiones absorben las imperfecciones del suelo con holgura y han tenido mejoras en la última renovación.

La Ranger también tiene el chasis reforzado con protecciones para que soporte golpes y trabajos de ingeniería como para sumergirla con confianza, si hiciera falta: la capacidad de badeo es de 800 mm, la profundidad de un arroyo, y algo más también.

La capacidad de carga es de una tonelada y la de remolque es de 3,35 toneladas, ambas mediciones sobre la base de la variante 3.2 con la caja automática.

A nivel seguridad, llega con hasta siete airbags, anclajes Isofix para sillas infantiles, control de estabilidad, entre otros.

Ficha Técnica

"Los caminos del campo argentino los trazaron las pickups de Ford"

María Laura Casadella, Gerente de Producto de Ford Argentina

1:10
Video

Las pickups de Ford son las que tienen una trayectoria más extensa en el país, y en la marca del óvalo buscan resaltar ese vínculo de sus camionetas con el agro. "Nuestra historia en el campo y el vínculo que hemos generado son únicos", dice María Laura Casadella, gerente de Producto de Ford Argentina. La directiva de la marca del óvalo destaca los hitos más significativos de las pickups en el país. "Todavía nos siguen hablando del comercial de 1974 en el que se tiraba una F-100 de un Hércules", dice. Además, explica cómo se traduce el lema Raza Fuerte en la actual Ranger y cree que la demanda del segmento seguirá alta en los próximos años.

Tienen una larga trayectoria que los vincula al campo, ¿cómo fue ese recorrido?

Ford tiene más de cien años de presencia ininterrumpida en el país. La primera planta fuera de Norteamérica de Ford fue la de Argentina. Eso nos llevó a un vínculo muy fuerte con el campo, porque también tenemos más de 100 años haciendo pickups en el mundo. Como decimos siempre, las pickup Ford llegaron al campo cuando no había caminos; nuestras pickups trazaron los caminos. Ya en 1959 se ensamblaba la emblemática F-100 en la primera planta en el país, la de La Boca; y a partir de 1961 se produjo en General Pacheco, cuando se inauguró esa fábrica. También son recordadas las F-100 de 1972 y 1981 con el motor de seis cilindros. Así como nos siguen hablando del comercial de 1974 en el que se tiraba una pickup de un avión Hércules. La camioneta caía y seguía andando. Eso era así y marcaba la fortaleza de la pickup Ford. Desde 1998 que fabricamos la Ranger en Pacheco. Es un producto que siguió evolucionando hasta hoy.

¿Cómo se expresa el lema "Raza Fuerte" en esta Ranger?

En varios puntos. Por un lado, en los motores. Hoy somos los únicos que ofrecemos tres motorizaciones. Tenemos el único propulsor naftero del segmento y dos motores diésel. Un 2.2 de 150 CV que incorporó un turbo de geometría variable y el Puma 3.2 de 200 CV, de gran potencia, con un sonido muy característico por sus cinco cilindros en línea. A su vez, la Raza Fuerte se expresa en el chasis, que es de una gran fortaleza pero al mismo tiempo permite una buena torsión para las exigencias a las que se la pueda someter en el campo. También tenemos la mejor capacidad de badeo del segmento, con 80 centímetros, gracias a que los ingenieros ubicaron las piezas del motor de forma más elevada. La Ranger se puede sumergir más que cualquier otra pickup.

¿Cuáles son los diferenciales de la Ranger respecto a la competencia?

Podríamos hablar de varios temas técnicos que ponen a nuestra pickup por encima de la competencia, como tener la gama más extensa con 16 versiones. Pero yo prefiero centrarme en atributos de otro orden, emocionales. Somos la única marca que fabrica vehículos hace 100 años en el país y eso no lo puede decir nadie. Nuestra historia en el campo y el vínculo que hemos generado son únicos. Estamos desde antes que el resto. Estuvimos, estamos y seguiremos estando acá.

¿Creen que el segmento de pickups llegó a un techo o puede seguir creciendo?

Sí, hace dos años hubo un crecimiento muy grande. Muchos clientes que también optaron por pickups porque no tenían impuestos internos mientras que sí estaban gravados los SUVs de las gamas medias y altas. Eso llevó además a una reconfiguración del perfil del comprador, ya que no sólo se buscaba una herramienta de trabajo, sino también un vehículo con el máximo confort. Versatilidad. Pero creemos que la demanda en los próximos años se va a mantener alta y también tendremos el desafío de la llegada de nuevos jugadores al segmento en el próximo año.

¿Qué novedades planean para la gama de este modelo?

Tenemos varias novedades planeadas pero todavía no las podemos comunicar. Las iremos anunciando en el transcurso del año, a medida que podamos. En lo inmediato, podemos mencionar la homologación del motor naftero de la Ranger para el uso de GNC.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios