Un nuevo mandato de Putin, marcado por las tensiones con Occidente

La imagen de Rusia acosada y señalada por las potencias le rinde frutos al jefe del Kremlin
Anna Smolchenko
(0)
13 de marzo de 2018  

MOSCÚ.- Al amenazar a Estados Unidos con una réplica "inmediata" en caso de ataque nuclear, el presidente ruso, Vladimir Putin , que tiene casi asegurado un cuarto mandato en la elección del próximo domingo, dejó claro que la era de tensiones con Occidente está lejos de acabar.

Salvo inmensa sorpresa, el exagente de la KGB ganará las elecciones presidenciales del 18 marzo, lo que le asegura el poder hasta 2024. La campaña electoral fue inocua a nivel interno, pero en cambio estuvo repleta de enfrentamientos diplomáticos entre Moscú y las potencias occidentales.

El sitio de informaciones Gazeta.ru habló de "una nueva Guerra Fría".

A principios de marzo, Vladimir Putin, de 65 años, elogió las nuevas armas de Rusia en un discurso marcado por una fuerte retórica militar, y uno de los más belicosos que haya pronunciado en 18 años de poder.

Si Rusia o uno de sus aliados es atacado con armas nucleares "nuestra respuesta será inmediata", declaró, al presentar nuevas armas rusas calificadas de "invencibles".

El 7 de febrero, Washington anunció haber matado en Siria a unos 100 combatientes prorrégimen, entre ellos varios mercenarios rusos. Moscú admitió que cinco ciudadanos rusos murieron, pero que no pertenecían al ejército ruso.

Algunos vieron en el incidente una inédita confrontación directa entre fuerzas estadounidenses y rusas, en momentos en que las relaciones entre Moscú y Washington están en su nivel más bajo, y envenenadas por las sospechas de injerencia rusa en las presidenciales de Estados Unidos en 2016.

Putin negó esas acusaciones el viernes en una entrevista con la cadena NBC, y desmintió cualquier implicación del Kremlin en la elección de Donald Trump en 2016.

Investigan el origen de sustancia neurotóxica contra ex espía ruso

1:22
Video

El 6 de marzo, las tensiones con Occidente volvieron a dispararse cuando el exespía ruso Sergei Skripal, de 66 años, y su hija Yulia, de 33, quedaron entre la vida y la muerte por la administración de un agente neurotóxico. Ambos fueron hallados inconscientes en un banco en Salisbury, en el sur de Inglaterra.

Todas las miradas se dirigieron a Rusia, pero Moscú negó estar tras el ataque y denunció ser víctima de una campaña de desprestigio.

Las relaciones entre Rusia y Occidente están en el nivel "más tóxico desde el fin de la Segunda Guerra Mundial" y "el caso Skripal puede afectarlas aún más", según Gazeta.ru.

Pero todo ello es positivo para el candidato Putin. La imagen de una Rusia acosada, y acusada de todos los males por Occidente, es un factor que incita a los electores rusos a unirse y votar por él.

Y eso pese a una reducción de su nivel de vida durante el último mandato de Putin, marcado por una recesión económica.

En su último discurso en el Parlamento, el presidente ruso prometió sin embargo medidas para luchar contra la pobreza. Pero "las promesas de campaña son vanas e inútiles", recuerda Andrei Kolesnikov, analista del centro Carnegie en Moscú.

Putin, con un 70% de votos según los sondeos, supera claramente a todos sus rivales. El mejor situado, el comunista, Pavel Grudinin, obtendría el 7,8% de los sufragios.

Además, el índice de popularidad de Putin se disparó con la anexión de la península ucraniana de Crimea el 18 de marzo de 2014. El cuarto aniversario de esta anexión será celebrado el día de la elección presidencial.

El principal opositor a Putin, Alexei Navalni, proscripto por la Justicia hasta 2024, llamó a los electores a boicotear la elección.

Pero pese a sus esfuerzos, los sondeos auguran un índice de participación del 60%, lo que le aseguraría a Putin la legitimidad buscada.

Ello podría alentarlo a proponer una serie de leyes que limiten aún más las libertades civiles, y afecten cada vez más a la prensa y la oposición, según alegan los críticos del Kremlin.

"Una tiranía de la mayoría está empezando a emerger", afirma Kolesnikov. "El país sigue unido detrás de los habituales valores antioccidentales, aislacionistas y conservadores", asegura.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.