Los ensueños del peronismo

Carlos Pagni
Carlos Pagni LA NACION

Editorial de Carlos Pagni: Los ensueños del peronismo

20:21
Video
(0)
12 de marzo de 2018  • 23:35

A continuación, sus principales conceptos:

  • Estamos presenciando en la Argentina un movimiento de ciclotimia bastante habitual en la sociedad, no solamente a lo largo de su historia sino en el pasado muy reciente, inclusive bajo este gobierno: alzas y bajas en el estado de ánimo respecto de las prestaciones del Gobierno
  • Los resultados económicos son lentos. Hay promesas que el Gobierno realizó con determinada proximidad que no se cumplieron. Los zorros de la política dicen: "Si vas a decir qué, no digas cuándo, y si vas a decir cuándo no digas qué". El Gobierno empezó diciendo cuándo y qué: "Aquel segundo semestre"
  • Ahora viene un nuevo segundo semestre en el que las cosas comenzarían a cumplirse, sobre todo una: la baja de la inflación
  • Este no es el único motivo de esta ciclotimia, también hay algo intrínseco al modelo económico, a la estrategia que eligió llevar adelante Macri y su equipo, el denominado gradualismo

El presidente Mauricio Macri
El presidente Mauricio Macri Fuente: Archivo

  • El gradualismo no hace goles, es una recuperación lenta y esta lentitud o declive ascendente pero muy paulatino está intensificado por una razón: este esquema económico ha privilegiado varias metas al mismo tiempo
  • No hay que confiar demasiado en esta ciclotimia o en estos cambios de ánimo en la sociedad argentina, pero en este momento este estado de ánimo de cierto desencanto alimenta un proyecto opositor
  • Hay dos visiones del futuro de la política dentro del peronismo porque hay dos diagnósticos respecto de la situación presente, por lo tanto, de esos dos diagnósticos devienen dos estrategias distintas
  • Un diagnóstico es bastante temprano, se resiste bastante a ver los hechos, es muy contundente y supone que este Gobierno colapsa en medio de una crisis humanitaria porque "estamos frente a un gobierno de derecha empresarial carente de sensibilidad social".
  • Esta descripción va de la mano de otro problema, que es la visión política del Gobierno de Macri a la que se le atribuye una "falta de legitimidad democrática", y que supone que probablemente haya una rebelión de la gente en contra de un ajuste que se ve severo". Lo que, según esta visión, determinaría tal vez la salida anticipada del Presidente. Este sería el canon del kirchnerismo ortodoxo, esto es lo que en alguna medida expresó, para el escándalo de muchos, Raúl Eugenio Zaffaroni cuando dijo: "Se tienen que ir cuanto antes"
  • Cristina Kirchner está instalada en la puja peronista, con menos poder que antes, no solamente porque perdió las elecciones, ahora le pasa algo traumático: Miguel Pichetto se levanta con el pie izquierdo, decide juntarse con Cambiemos y puede determinar que Cristina Kirchner vaya presa por pedidos de prisión preventiva en su contra

Cristina Kirchner, parte del rearmado de un peronismo en la Argentina
Cristina Kirchner, parte del rearmado de un peronismo en la Argentina Fuente: Archivo - Crédito: Fernando Massobrio / Archivo

  • Pero hemos visto una gran capacidad de readaptación: la exmandataria retiró a La Cámpora del centro de la escena, puso ahí a kirchneristas más amigables, como Rossi, Filmus, Alberto Fernández. Ahí está la expresidenta tratando de tender un puente con algunos peronistas para acumular masa crítica y poder enfrentar a lo que, presumen ellos, va a ser un colapso del gobierno actual
  • Dentro de todo este diagnóstico, va a haber en los próximos días énfasis en un punto, que es la cuestión institucional. Se va a poner el énfasis en un tema técnico, muy cifrado, muy importante en la vida institucional en la vida argentina de los últimos años: las denominadas "precasusas".
  • Un juez recibe de un servicio de Inteligencia, concretamente de la AFI o de la Policía Federal con la idea de un indicio que no sirve para abrir una causa, pero sí para intervenir un teléfono.
  • Se interviene ese teléfono y después se decide si va a haber materia o no para una investigación, mientras tanto se le escucha el teléfono por meses. ¿Qué sucede con eso? La ley dice que habría que destruirlo, pero eso no sucede y las conversaciones comienzan a circular por los medios de manera bochornosa
  • Es una aberración institucional que eso esté publicado por los medios y que se filtre de la Justicia este tipo de intervenciones telefónicas, que no sabemos si son parte de una investigación o si es lo único que hizo un juez
  • Estas preguntas son las que se va a hacer el kirchnerismo y Cristina en los próximos días, y va a enfocar a tres magistrados a los que el kirchnerismo adjudica la administración de las escuchas judiciales: Ariel Lijo, Martín Irurzun y Ricardo Lorenzentti
  • Se va a preguntar el kirchnerismo sobre estas escuchas y también por las prisiones preventivas tomadas a la ligera que permiten victimizar a los que son investigados
  • Esta es una de las variantes que se articula frente a Macri, la otra parte da otro diagnóstico y, por lo tanto, plantea otra estrategia: esto no colapsa. Esto puede ser gris, puede generar desencantados, pero no vamos hacia un 2001.
  • En el centro de esta posición está el gobernador de Salta Juan Manuel Urtubey, que insinúa una candidatura presidencial hace tiempo y que dice la va a plantear abiertamente una vez pasado el Mundial de fútbol
  • Urtubey está en diálogo con Sergio Massa, lo que no es de extrañar porque entre ellos comparten la amistad de una persona que ha sido central en la vida de ambos: Graciela Camaño. En ese núcleo de poder hay otros gobernadores, Schiaretti de Córdoba está cerca, probablemente también esté cerca Juan Manzur porque Tucumán tiene uno de los sistemas políticos más reprochables
  • Y hay un núcleo de poder en el Senado: no en vano el hermano de Urtubey es el presidente de la Comisión de Acuerdos, que es una comisión de estrategia poderosísima, que decide los ascensos de militares, jueces; y el primo hermano de Urtubey, Dalmacio Mera Figueroa, senador por Catamarca, acaba de ser nombrado presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales, que es la que decide qué hay que hacer con los miembros de la cámara que tienen pedido de desafuero como, por ejemplo, Cristina Kirchner

El líder sindical de Camioneros, Hugo Moyano
El líder sindical de Camioneros, Hugo Moyano Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli / Archivo

  • No hay que perder de vista que, si estas dos comisiones han quedado en manos de gente tan ligada a Urtubey, Miguel Pichetto, que es el jefe del Senado peronista no kirchnerista esté también alineado con Urtubey. Acá tenemos un núcleo de poder importante porque ese bloque del Senado es el representante del Gobernadores y sindicatos en la relación legislativa con Macri
  • ¿Cuál es la estrategia de este grupo? Acumular el poder suficiente para obligar a Mauricio Macri a ir a un ballotage y ponerle enfrente un candidato que sea peligroso, un candidato que se parezca al discurso oficial, que facilite la transferencia de votos, un parecido al candidato oficial. SI se quiere un ejemplo, lo que fue Martín Lousteau con Horacio Rodríguez Larreta en 2015
  • Frente a todo este movimiento de piezas, el Gobierno busca lo obvio, que no haya ballotage. Ahí hay dos posiciones: un sector más ligado a la política clásica, territorial, a los partidos tradicionales, que dicen que para conseguir que no haya ballottage lo que hay que hacer es mirar cuáles son los peronistas que se arman alrededor de Urtubey y cooptar algunos de ellos, es decir, ofrecerles recursos de poder y recursos económicos
  • Hay otro sector, clásicamente orientado por Marcos Peña, que sostiene que lo que deberían hacer no es ir por los dirigentes peronistas sino por sus votantes, y la clave es no mezclarse con la vieja teoría.
  • La cabeza de Mauricio Macri bascula entre las dos posiciones, sobre todo según cómo le va en las encuestas
  • Entre los que piensan que hay que cooptar dirigentes, hay algunos que ya se han puesto a trabajar y aparentemente ya tiene en esa cacería una presa capturada: Daniel Scioli.
  • Ahora parece que el exgobernador de la provincia de Buenos Aires está dispuesto a adoptar posiciones más proclives al gobierno, seducido por un amigo de Macri, el presidente Boca Daniel Angelici, que tiene con Scioli una amistad en común
  • Angelici es muy amigo de Gustavo Ferrari, el ministro de la provincia de Buenos Aires, y que fue funcionario de Scioli, a tal punto que Scioli pensaba ponerlo como jefe de la AFI
  • Más allá de los detalles, ¿por qué estos movimientos son importantes? Porque hay un sector de la oposición al Gobierno, hay actores de la oposición, que carecen hoy de un instrumento político para expresarse.
  • No son políticos, no son sectores partidarios, son parte de lo que Cristina Kirchner llamaba "poderes fácticos"

El jefe de Gabinete Marcos Pena, y el ministro de Producción, Francisco Cabrera, durante una reunion con los miembros del comite ejecutivo de la Union Industrial Argentina (UIA) con el proposito de analizar futuras medidas para dinamizar ese sector. En Casa Rosada
El jefe de Gabinete Marcos Pena, y el ministro de Producción, Francisco Cabrera, durante una reunion con los miembros del comite ejecutivo de la Union Industrial Argentina (UIA) con el proposito de analizar futuras medidas para dinamizar ese sector. En Casa Rosada Fuente: Archivo - Crédito: Fernando Massobrio

  • El Gobierno está empeñado en una baja de costos y eso lo enfrenta a un sector empresarial, de hecho, hoy hay una guerra despiadada con el sector de los laboratorios por las licitaciones en el PAMI, y así otros sectores que ven el discurso de Macri como un discurso más liberal de lo que les gustaría y temen que ese proceso se realice
  • El otro sector es el sindical, porque a la larga, para que esto sea competitivo hay que bajar los costos laborales. Estos dos sectores amenazados, empresarios y sindicalistas amenazados, necesitan de un instrumento político que los exprese y el peronismo se va a ofrecer para esa tarea

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios