Suscriptor digital

Habló el exmarido de la empresaria asesinada en Mendoza: "Soy inocente, no tengo nada que ver"

Norma Carleti fue asesinada de 52 puñaladas
Norma Carleti fue asesinada de 52 puñaladas Fuente: Archivo
(0)
13 de marzo de 2018  • 16:00

El exmarido de Norma Carleti (59), la empresaria mendocina asesinada de 52 puñaladas, rompió el silencio. Leonardo Hisa, reconocido referente radical y ex legislador provincial, se despegó de las acusaciones que lo vinculan a un crimen por encargo y aseguró su inocencia.

"Soy inocente, no tengo nada que ver con eso", expresó el hombre, al tiempo que aclaró: "En nada me beneficia la muerte de Norma".

Sobre el día del crimen, el pasado lunes 5 de febrero, Hisa dijo que a la madrugada recibió el llamado de un primo contándole lo que había ocurrido. "Fue un balde de agua fría. Cuesta creerlo", indicó en declaraciones a radio La Red Mendoza. "Lo primero en lo que pensé fue en Lucio, nuestro hijo en común, que tiene 22 años. Estoy tratando de cuidarlo. No solo tiene la pérdida de su madre, sino su padre cuestionado por los medios", sostuvo.

Asimismo, el hombre contó que en febrero dieron por terminada la relación conyugal y comenzaron con los trámites de divorcio. "La separación de bienes fue compleja en algunas cosas y en otras, llevó su tiempo para evitar judicializar el tema; ambos queríamos evitar ese gasto", señaló, y agregó: "Con ella habíamos hecho un acuerdo donde todos los bienes propios habían salido del patrimonio y estaban a nombre de sus tres hijos, y los míos, a nombre de mis dos hijos. Yo le firmé el consentimiento para que ella pudiera traspasar esos bienes, y ella hizo lo mismo conmigo".

Al mismo tiempo, Hisa reconoció que el vínculo con algunos familiares de la víctima no era bueno. "Con la hermana de Norma hace tiempo tengo una mala relación por temas societarios. Respecto al hijo de Norma (Gastón, del primer matrimonio de la mujer) me llama la atención que se hayan presentado pidiendo un resarcimiento de 5 millones de pesos, parece que me quieren imputar para poder sacar algo de dinero, una cosa de locos", señaló.

En cuanto a los cuatro detenidos por el brutal asesinato, quienes están imputados por homicidio agravado por ensañamiento, el hombre elaboró su hipótesis. "Norma no estuvo en toda esa semana, se había ido de viaje, para mí pensaron que la casa estaba vacía y fue algo improvisado, es lo único que puedo pensar, no le encuentro explicación", concluyó el ex legislador, quien este lunes presentó la renuncia al directorio de Carleti, la reconocida firma frutícola, exportadora principalmente de cerezas.

En tanto, Daniel Sosa Arditi, el abogado de Hisa, aseguró que "todo lo que se está diciendo por los medios de comunicación son mentiras", al tiempo que aclaró que su defendido no está imputado ni acusado de ningún delito. "Esto es una tragedia para todos. Este chico, Lucio, tiene a su mamá muerta y a su papá señalado como el instigador por parte de la familia Carleti. Es una situación terrible", opinó el abogado, en declaraciones a Canal 9 Televida.

El crimen

La madrugada del lunes 5 de marzo los vecinos de Norma, en Tunuyán, dieron aviso al 911 sobre la presencia de hombres que la amenazaban en el interior de la casa. Alcanzaron a ver un Fiat 600 blanco en el que los malvivientes huyeron, el cual horas después fue encontrado quemado en un descampado. Cuando los efectivos ingresaron a la propiedad de Carleti, quien vivía sola, la hallaron ensangrentada, tras haber recibido 52 puñaladas. Murió antes de llegar al hospital regional. Para un grupo de familiares, se trató de un crimen por encargo, en medio de un supuesto contexto de violencia de género que sufría la mujer por parte de su ex marido. "La mandaron a matar", alertó su hijo Gastón, por lo que todos los ojos se posaron en Leonardo Hisa.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?