De los lectores: cartas & mails

Aborto y conciencia; ¿Despenalizar?; La salud pública; Trámites en la ciudad; Cartel con un error; Residuos en San Isidro
(0)
14 de marzo de 2018  

Aborto y conciencia

Más allá de la opinión que cada uno tenga sobre la práctica de los abortos, creo que, para el caso de aprobarse una ley que lo despenalice, esa misma norma deberá prever la expresa exención de penalidad y de responsabilidad civil contra toda persona que por cuestiones de conciencia se niegue a practicarlo, ya sea que se trate de un médico, un enfermero, etc. Omitir esta previsión dentro de la eventual ley de aborto producirá como efecto que no solo dejaría de ser delito abortar, sino que además se convertiría en delito no participar en tal acto, por lo menos para los profesionales y demás asistentes de los centros de salud pública y privada de nuestro país. En síntesis, nadie puede ser penado por cuestiones de conciencia y los médicos y/o sus asistentes no pueden ni deben ser la excepción.

Gustavo C. Liendo

DNI 11.956.109

¿Despenalizar?

¿Despenalizar el cobarde crimen de sangre del más puro, inocente e indefenso de la humanidad? Al margen de válidos argumentos religiosos, quien ejecuta, promueve, consiente o celebra un aborto, cualesquiera sean los justificativos, comete un crimen de lesa humanidad, imprescriptible. Los autores o cómplices, al estar delinquiendo, son pasibles de condena. Escandalizan la cobardía y el salvajismo de algunos legisladores, muchas mujeres entre ellos, que alardean por el degüello de la vida inocente, ajena al hecho que originó el embarazo. No atenúa el crimen, y mucho menos su admisión, el uso de un bisturí y un barbijo esterilizado. Quiera Dios iluminar a estos promotores del horror.

Antonio Aramouni

DNI 4.782.940

La salud pública

No recuerdo un solo gobierno, desde que tengo uso de razón, que se haya preocupado por mejorar nuestra salud pública. En cualquier encuesta ese ítem surge junto con la educación como uno de los temas principales para construir un país con perspectivas de futuro. Sin embargo, a la hora de ir a las urnas, la gente vota con el bolsillo. Probablemente casi nadie sepa quiénes fueron los ministros de Salud de los últimos 30 años, pero a nadie se le escape quién estuvo a cargo de la economía. Y los médicos estamos tan cómodos que poco nos preocupa que la salud pública sea desastrosa, que se cumplan los derechos de los residentes según la ley o que tengamos los salarios más bajos del mundo, porque igualmente a la mayoría le alcanza para vivir. Pero esta desidia colectiva llevó nuestra salud pública a una situación calamitosa. No tenemos estadísticas en casi ningún rubro, mucha gente se muere internada esperando alguna intervención por otras intercurrencias, la atención en los hospitales es cada vez menos y peor, y los mayores beneficiarios son extranjeros. La situación para los que no la pueden pagar no es muy diferente de la de otros países donde la salud pública no existe.

Cuidar la salud pública es mucho más que golpearse el pecho y decir "nosotros tenemos salud gratis y atendemos a todos". Ese falso progresismo para la foto no aporta nada. Deberíamos tenerlo presente.

Martín Ruano

martin_ruano@hotmail.com

Trámites en la ciudad

Parecería que el esfuerzo del gobierno nacional por simplificar trámites y bajar costos no ha sido correctamente interpretado por el de la ciudad de Buenos Aires. Un ejemplo es el complicado y costoso flamante sistema para la rúbrica de libros de registros laborales de las empresas. No se advierte ningún beneficio y sí erogaciones como certificaciones de contador público, contrato de firma digital, etc. Otro sector destinatario de este tipo de ideas son los consorcios, con ahora un pomposo proyecto de "consorcios participativos", cuando todavía no dictó las instrucciones del modelo para la liquidación de expensas que está vigente desde hace años, con lo cual cada administrador lo interpreta a su criterio o no exhibe digitalmente los comprobantes para que los consorcistas puedan visualizarlos por Internet. Los administradores no lo cumplen y el Registro Público de Administradores no los sanciona. Primero atendamos lo que tenemos y no funciona correctamente.

Juan C. Zampatti Maida

DNI 6.176.622

Cartel con un error

A la salida del estacionamiento de la terminal de ómnibus de Retiro, cuando se debe comprobar el pago efectuado por el servicio para que levante la barrera que permite el paso, hay un cartelito que dice "inserte su ticket", lo que provoca desconcierto en quien concurre por primera vez y busca afanosamente desde su auto una ranura para introducir el comprobante, dado que ese verbo, en castellano, significa "incluir, introducir algo en otra cosa", cuando lo que debe hacerse es apoyarlo sobre la pantalla lectora. Con solo cambiar la leyenda se evitaría la necesidad de tener un empleado que solícitamente se aproxima para indicar el procedimiento correcto.

María E. Novo de Pravaz

DNI 2.424.623

Residuos en San Isidro

El sábado pasado se publicó una interesante nota acerca del análisis que está realizando la Ceamse para la implementación de modelos modernos de incineración que puedan ofrecer una opción al colapso de los rellenos sanitarios del AMBA. En la nota se menciona que el Complejo Ambiental Norte III terminaría su vida útil en 2023. Soy vecina de San Isidro, el distrito más contaminante del país en términos de generación de residuos sólidos urbanos per cápita, y según estadísticas de la propia Ceamse mi ciudad, lejos de disminuir el volumen de residuos enviados a disposición final, en los últimos tres años lo incrementó. Claro que esto no debería sorprenderme, ya que el gobierno municipal no ha sido capaz de implementar un modelo de gestión integral de residuos sólidos urbanos para San Isidro. Creo que antes de pensar en soluciones tecnológicas sofisticadas y seguramente muy costosas los políticos deberían sentarse a elaborar estrategias de educación y concientización a la sociedad, apuntando al consumo responsable y a la separación en origen de los residuos. Para terminar, considero muy importante transmitir la responsabilidad que a todos y cada uno de nosotros nos compete como ciudadanos en relación con la creciente generación de residuos y los impactos negativos derivados de su incorrecta gestión.

María Lucila Grassi

DNI 23.643.790

En la Red

La muerte del jefe del Grupo de Operaciones de la Fuerza Aérea en un acto heroico

Facebook

  • "¡Realmente un héroe! Oración por su alma y para que el Señor dé fuerza a su familia" - Teresa Rizzardi
  • "Un ser humano gigante; por su valor y su don humanitario no pensó en él; honor y respeto a este valiente hombre, a su familia, que Dios los proteja" - Amanda Garbia

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA)

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?