Europa y EE.UU. forman un frente contra Moscú por el exespía ruso

El Kremlin exigió que le envíen pruebas del envenenamiento de Skripal, pero los aliados reclamaron una
El Kremlin exigió que le envíen pruebas del envenenamiento de Skripal, pero los aliados reclamaron una Fuente: Reuters
(0)
14 de marzo de 2018  

LONDRES.- Europa y Estados Unidos formaron ayer un frente común contra Rusia por el caso del exespía ruso y su hija envenenados la semana pasada en suelo británico con un agente nervioso.

"Le corresponde a Rusia dar una respuesta rápida a las legítimas demandas del gobierno de Londres", dijo un vocero de la canciller alemana, Angela Merkel. De la misma manera, el presidente francés, Emmanuel Macron, advirtió que se uniría a Gran Bretaña para actuar contra el "comportamiento agresivo ruso", tras el "ataque inaceptable". El Departamento de Estado norteamericano, en tanto, consideró también que existe una "alta probabilidad" de que Rusia esté detrás del ataque.

La premier británica, Theresa May, había dado anteayer un ultimátum de 24 horas a Moscú para que diera "una respuesta creíble" sobre si el envenenamiento del exespía Sergei Skripal con un agente neurotóxico desarrollado por Rusia había sido "una acción directa del Estado ruso" o el resultado de una "pérdida de control" de sus depósitos de esas sustancias.

Pero la contestación del canciller de Rusia, Sergei Lavrov, fue que Moscú solo dará una respuesta cuando Londres "cumpla sus obligaciones" con la Convención de Armas Químicas y le entregue una muestra de la sustancia venenosa supuestamente empleada.

Lavrov remarcó que apenas el gobierno británico tuvo sospechas del empleo de un veneno prohibido "tendría que haberse dirigido inmediatamente al país de donde se sospecha que procede esa sustancia" y, según la convención internacional, "habría recibido una respuesta en el curso de diez días".

Lavrov insistió además en que Londres tiene la obligación de proporcionar a Moscú acceso a todos los materiales relacionados con el caso del exespía. Aseguró que Rusia reclamó el acceso a todos los materiales de la investigación de acuerdo con las normas internacionales, pero esto fue rechazado.

Skripal, de 66 años, y su hija, de 33, permanecen en estado crítico, aunque estable, desde que el 4 de marzo fueron hallados inconscientes en un banco de un parque en Salisbury (sur de Inglaterra).

"Está ahora claro que el señor Skripal y su hija fueron envenenados con un agente nervioso de naturaleza militar de un tipo desarrollado por Rusia. Es parte de un grupo de agentes nerviosos conocido como Novichok", puntualizó May durante una presentación en la Cámara de los Comunes.

Cientos de miembros de la unidad antiterrorista británica investigan el caso con apoyo de las fuerzas de seguridad. Este fin de semana encontraron rastros del agente nervioso en una pizzería y un pub en el que habían estado el exespía y su hija.

El excoronel del servicio secreto ruso GRU fue condenado en Rusia en 2006 por espiar para Gran Bretaña y fue puesto en libertad en 2010 en un canje de espías con Estados Unidos.

En medio del creciente conflicto diplomático, la cancillería rusa advirtió también que podría prohibir a los medios de prensa británicos trabajar en Rusia si Londres cierra la corresponsalía de Rusia Today (RT), la cadena de noticias rusa controlada por el Kremlin.

Ayer trascendió que también RT puede entrar entre los objetivos de una posible represalia británica por el caso Skripal. La emisora recibió una advertencia previa por parte de las autoridades de monitoreo británicas sobre los medios masivos, que hizo referencia a la posible revisión de la licencia que le permite emitir en territorio británico. La autoridad de telecomunicaciones británica, Ofcom, dijo que "tomará en consideración las implicaciones para las licencias de transmisión de RT" si se determina que hubo "un uso ilegal de la fuerza por parte del Estado ruso contra Gran Bretaña" en el caso del envenenamiento.

"Como organismo regulador independiente en el Reino Unido, Ofcom tiene la obligación de asegurarse de que las emisoras sigan siendo idóneas para mantener sus licencias", dijo la entidad en un comunicado. RT no tardó en repudiar la posición del organismo británico: "Nuestras transmisiones siguen cumpliendo todos los estándares: Ofcom confunde su papel de regulador de la radiodifusión con cuestiones de Estado".

Agencias ANSA y DPA

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?