El juez Lijo mantiene en pausa la causa del Correo, en medio de los vínculos de su hermano

Los expedientes están bajo análisis desde hace siete meses; la abogada de la empresa trabaja para Alfredo Lijo
Los expedientes están bajo análisis desde hace siete meses; la abogada de la empresa trabaja para Alfredo Lijo Fuente: Archivo
Iván Ruiz
(0)
14 de marzo de 2018  

La trama del Correo Argentino atraviesa varios fueros de la Justicia. Pero el juez federal Ariel Lijo, que instruye la causa penal por supuestas irregularidades de funcionarios (incluso del presidente Mauricio Macri), mantiene en pausa todo el caso: los expedientes originales de la disputa comercial y administrativa permanecen en su despacho bajo análisis desde hace siete meses, confiaron fuentes judiciales.

El expediente que se tramita en el fuero contencioso administrativo (también en poder de Lijo) puede atar algunas relaciones de poder que atraviesan a jueces, operadores y políticos. María Alejandra Zizzias, la abogada contratada por el Correo para reclamar la deuda que el Estado tiene con la empresa de los Macri, es, al mismo tiempo, la protectora de los fondos suizos de Alfredo "Freddy" Lijo, el hermano del juez que instruye la causa penal que maneja los tiempos de todo el caso.

Zizzias, una abogada que fue socia de Roberto Dromi, fue contratada por el Correo Argentino para coordinar la defensa en varias causas que tiene como objetivo recuperar $3600 millones que -sostienen- el Estado le adeuda por la estatización del Correo Argentino ordenada por Néstor Kirchner. "La venimos contratando desde hace 15 años. Ella era socia del estudio con el que hicimos la primera demanda contra el Estado por este tema, allá por el año 2000. Zizzias conoce la causa del Correo de arriba a abajo", dijeron desde Socma. Y agregaron: "Desconocemos qué relación tiene con el juez Lijo".

Zizzias fue nombrada en 2015 protectora del fideicomiso The Settimo Trust, registrado en Nueva Zelanda, que cobija una cuenta en con US$1,7 millones, tal como publicó LA NACION en noviembre. El beneficiario de esa cuenta suiza es Alfredo "Freddy" Lijo, el hermano del juez, que construyó una fortuna en los últimos años sobre la base de sus contactos entre jueces, fiscales, empresarios y políticos.

El hermano del juez Lijo y la abogada del Correo se conocen desde hace algunos años, según pudo reconstruir LA NACION. Era frecuente encontrarla en la oficina que el operador judicial levantó en Puerto Madero, en Olga Cossetini 1553. Desde allí habrían compartido algunas defensas de sus clientes, pero por fuera de los expedientes judiciales, confiaron fuentes que frecuentaban ese estudio. Incluso, la letrada representó a Lijo en su divorcio.

Pero Zizzias, además de su trabajo como abogada, es funcionaria: se desempeña como síndica en Aguas Bonaerenses (ABSA), el mismo cargo que ocupaba Freddy Lijo durante el kirchnerismo, pero ahora nombrada por el Ministerio de Justicia bonaerense. La abogada cuenta con el aval de Rafael Sardella, nuevo titular de la empresa pública de aguas, nombrado por María Eugenia Vidal. Sardella es, al mismo tiempo, funcionario bonaerense y director de Sideco (desde hace 40 años). Uno de los últimos cargos gerenciales que ocupó fue en el Correo Argentino, donde se desempeñó como director durante más de una década, especializado en la relación contractual de la empresa con el Estado.

Las acusaciones cruzadas por el caso del Correo generaron una maraña de causas judiciales que pueden clasificarse en tres grandes frentes. El reclamo histórico del Estado por la deuda del Correo por cánones impagos, una disputa que lleva 15 años y que actualmente atraviesa el concurso. La última oferta del Correo en ese concurso aceptada por el Estado (y luego rechazada) derivó en una investigación penal sobre Macri y el ministro Oscar Aguad -entre otros- por la sospecha de haber querido beneficiar a la empresa de la familia presidencial.

Pero por otro lado el Correo le reclama una deuda al Estado por la confiscación y el usufructo de sus bienes tras la estatización en el fuero contencioso administrativo. "El Tribunal de Tasación de la Nación reconoció en 2009 que nos deben US$330 millones", remarcaron desde Socma.

El concurso comercial está en punto muerto desde hace siete meses, cuando el juez Lijo pidió el original para darle trámite a la causa penal. El expediente 94.360/2001 fue trasladado a su juzgado el 7 de agosto del año pasado, según consta en el sitio web del Poder Judicial de la Nación. Algo similar ocurrió con el expediente que tramitaba el reclamo de los Macri en el fuero contencioso administrativo, que está desde hace nueve meses en manos del magistrado. El expediente 38.109/2016 fue trasladado a su despacho el 1º de junio de 2017, según información oficial.

En la causa penal, el fiscal federal Juan Pedro Zoni remitió dos informes al juez Lijo con una batería de medidas de prueba, pero el magistrado solo tomó en estos últimos meses declaraciones testimoniales. Por otra parte, la semana pasada, la Auditoría General de la Nación (AGN) emitió después de varios meses un dictamen sobre el acuerdo que suscribió el Gobierno con el grupo Macri por la deuda del Correo Argentino. Si bien Lijo esperaba ese pronunciamiento para avanzar, la resolución solo fue para excusarse de emitir opinión sobre aquel convenio por tratarse de "un acuerdo entre privados". La noticia fue recibida con alivio en la Casa Rosada.

"Este caso ya debería haber sido desestimado. La única causa frenada es la que está archivada. No sabemos cómo puede terminar esto", advirtieron desde la empresa. Y cuestionaron: "¿Para qué tiene desde hace tres meses todos los libros contables originales de Socma y Sideco?".

Por: Iván Ruiz

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.