Murió un policía y otro resultó herido al enfrentarse con un supuesto vigilador

El tiroteo ocurrió alrededor de las 16.30 en el cruce de la avenida Paseo Colón y Garay
El tiroteo ocurrió alrededor de las 16.30 en el cruce de la avenida Paseo Colón y Garay Fuente: Télam
El agente fallecido fue baleado a quemarropa cuando intentó identificar a un sospechoso en San Telmo; el agresor fue detenido
(0)
14 de marzo de 2018  

Un policía fue asesinado y otro resultó herido al intentar identificar a un hombre en el barrio porteño de San Telmo. El agresor sufrió heridas de bala y quedó detenido. Trascendió que se trataría de un integrante del sindicato de vigiladores privados que había participado poco antes de una protesta frente al edificio del diario Crónica.

Según indicaron fuentes del gobierno porteño, el agente de la Policía de la Ciudad fallecido había interceptado al sospechoso en la esquina de Paseo Colón y Juan de Garay. En ese momento el hombre disparó a quemarropa contra el policía, que cayó gravemente herido. Murió pocas horas después en el Hospital Argerich.

Otro policía porteño observó la agresión a su compañero, intervino y fue también herido a balazos. Alcanzó, sin embargo, a disparar su arma y provocó heridas al agresor, que fue detenido en ese lugar por agentes que llegaron en apoyo de los policías atacados.

El hecho ocurrió alrededor de las 16.30, un horario en el que hay una importante circulación de peatones y vehículos en esa zona del bajo porteño. La intensidad del intercambio de disparos provocó pánico entre los transeúntes.

Según consignó la agencia Télam, un joven tucumano que pasaba por el lugar, identificado como Sebastián, oyó una "ráfaga" de disparos a raíz de la cual "todo el mundo, asustado, corrió despavorido", a tal punto que el conductor de una camioneta quiso alejarse marcha atrás y "casi provocó un accidente", ya que es una esquina con un intenso tránsito vehicular.

Al terminar el tiroteo, ese testigo se acercó hasta el lugar del tiroteo y observó a los tres heridos tirados en el piso junto a unas 19 vainas servidas.

En un primer momento, los voceros consultados informaron que el detenido era un exmiembro de la Policía Federal Argentina (PFA) que trabaja como vigilador privado, ya que en su poder se encontró una copia de credencial de esa fuerza. Según algunos audios de las comunicaciones policiales producidas momentos después del tiroteo, en poder del herido también se hallaron copias de credenciales de la Prefectura Naval Argentina (PNA) y de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) a nombre de "Carlos Ceferino Falgheri", aunque serían falsas, al igual que la credencial de la PFA.

De todas maneras, Télam consignó que en la red social Facebook un perfil a nombre de Falgheri se identifica como "secretario de prensa" del sindicato de vigiladores privados, gremio que en la tarde de ayer realizó una protesta a pocas cuadras del lugar del tiroteo. Los investigadores estiman que el detenido había participado de esa manifestación. Por su parte, personal de la Gendarmería Nacional quedó a cargo del peritaje y halló tirados en la vereda donde se inició el enfrentamiento un arma de fuego y un bolso color negro que pertenecerían al agresor herido.

Piden mayores penas ?contra los motochorros

El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, presentó ayer una propuesta de reforma del Código Penal a los ministros de Justicia y Derechos Humanos de la Nación y de Seguridad, Germán Garavano y Patricia Bullrich, respectivamente, enfocándose la iniciativa en dos temas: los motochorros y las agresiones al personal policial en las manifestaciones. Según informaron las autoridades porteñas, la propuesta sobre los motochorros consiste en incorporar como agravante la utilización de motovehículos en los delitos de hurto o robo. Se trata de una de las modalidades más utilizadas por los delincuentes en la ciudad, y las estadísticas señalan que los motochorros están involucrados en varios casos de homicidios.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.