0

Lollapalooza 2018: de Wiz Khalifa a Chance the Rapper, todo el hip hop del festival

Wiz Khalifa llega por segunda vez al país. Será su primera actuación en Lollapalooza Argentina
Wiz Khalifa llega por segunda vez al país. Será su primera actuación en Lollapalooza Argentina
Sebastián Chaves
0
15 de marzo de 2018  • 00:20

"El hip hop es la voz de esta generación. Es algo que conecta a todas las personas y nacionalidades del mundo entero". Aunque envalentonado por su propia emoción, las palabras de DJ Cool Herc en el prólogo de Generación Hip Hop -el imprescindible libro sobre el género que escribió Jeff Cheng- no son nada exageradas. Nacido en Jamaica pero criado en el Bronx neoyorquino, Herc vio durante los últimos años cómo la música que él mismo creó en la década del 70 combinando vinilos de James Brown y la Incredible Bongo Band se desarrolló al punto de tener un alcance global. Aquello que en un principio se veía como una práctica exótica propia del barrio más marginal de Estados Unidos, hoy produce figuras de reconocimiento global que luchan por llevar su sonido al próximo nivel en una carrera por la innovación sin por eso perder de vista al público. Así como el rock ostentó ese poder de fuego en los 60, y el pop en los 80, en el siglo XXI el hip hop se disputa ese lugar con la música electrónica.

Porque si bien es cierto que Eminem, y en menor medida Outkast lograron el crossover del género entre mediados y fines de los 90, la proliferación de estrellas, cada una con su estilo y personalidad, se potenció en los últimos años de la mano de Kanye West, Kendrick Lamar y Drake, los ejemplos más taquilleros de un movimiento que tiene para todos los gustos. En este contexto, la nueva edición de Lollapalooza Argentina se presenta como el evento que congregará a mayor cantidad de raperos internacionales en el país, y muchos de ellos de gran relevancia actual. Permeable a las tendencias mundiales, el hip hop local también se encuentra en franco crecimiento desde hace años, tanto por solistas y grupos que editan discos y pululan por la escena como por las batallas de gallos, eventos en los que raperos se baten a duelo de rimas en estilo libre (freestyle) ante la atenta evaluación de un jurado de expertos que determina al ganador. Toda esta amplia oferta relacionada al género tendrá lugar durante los tres días del festival a llevarse a cabo en el Hipódromo de San Isidro.

Wiz Khalifa

"Wiz Khalifa no responde preguntas sobre su vida privada". Es el mensaje que se encargan de transmitir con sumo recelo desde su entorno antes de cada entrevista. La cláusula sorprende, principalmente, porque la vida privada del rapero criado en Pensilvania no tiene mayores puntos oscuros.

Perteneciente a la generación del hip hop que dejó de lado los enfrentamientos y la imaginaria gangsta para volverse más global que nunca, Wiz Khalifa no tiene un prontuario del que limpiarse. Nunca fue detenido por posesión de armas (una constante en los raperos de la década del 90) y su militancia por la legalización del consumo de marihuana es abierta: tiene su propia línea de cannabis y gran parte de sus rimas versan sobre el arte de armar & fumar porro. Su vida afectiva tampoco presenta muchas zonas de conflicto, ni interés. En 2011 se casó con la actriz y modelo Amber Rose, con quien tuvo un hijo, y se separaron en buenos términos en 2014. En un país en el que ese año se produjeron 460 divorcios por cada mil matrimonios, el hecho dista de ser controversial.

Wiz Khalifa

3:48
Video

Por el contrario, las polémicas más grandes en las que estuvo envuelto se dieron, fiel a su generación, en redes sociales. En un presente en el que la popularidad de un artista puede medirse en clics, algunos números muestran el poderío virtual de Khalifa: 39 millones de seguidores en Facebook, 33 en Twitter y 19 en Instagram. Hasta que pasó el huracán "Despacito", "See You Again", su canción para la banda de sonido de la saga Rápido y Furioso, era el videoclip más visto de la historia de YouTube (al día de hoy cuenta con más de 3 mil millones de visualizaciones). En la red social del pajarito, sin embargo, se cruzó el 27 de enero de 2016 con Kanye West, que había estado de novio con Amner Rose a fines de la décad pasada. Pero el detonante de la pelea no fueron cuestiones amoros sino musicales. Khalifa lo acusó de robarle conceptos a otro rapero, Max B, y Kanye le respondió que su música siempre había sido "más cursi que la mierda".

Aunque el marido de Kim Kardashian estaba exagerando, su ataque a Khalifa estuvo en sintonía con las críticas que siempre ha recibido. Aunque implacable en vivo, como se lo pudo ver en su presentación en el Luna Park (el show fue el mismo día que se peleó con Kanye West y hasta lanzó un "Fuck Kanye" sobre el escenario), es cierto que sus discos están sobreproducidos y los beats demasiado edulcorados. Como si sintiera que tiene que ablandarse para llegar a un público más diverso, el flow agresivo y callejero que ostenta en vivo apenas tiene lugar en estudio en los mixtapes (una suerte actualización del concepto de "demo" que tiene el estatus de álbum oficial). De hecho, Laugh Now, Fly Later, su último lanzamiento de este tipo, muestra su costado más crudo y atractivo.

Antes de su presentación en el Lollapalooza Argentina 2018, Wiz Khalifa se encuentra dando una ronda de entrevistas y la aclaración sobre la negativa a hablar sobre su vida privada, que parece ser más un comentario al pasar, esconde, en realidad, las pocas ganas que tiene de prestarse al juego de preguntas y respuestas.

-Tu debut en Argentina fue en medio de tu pelea con Kanye West ¿qué recordás de aquel show?

-No voy a hablar de eso.

Acto seguido, su jefe de prensa se encarga de dar por concluida la entrevista. Habrá que verlo en vivo, el viernes, a las 22.15, en el escenario Alternative.

Chance The Rapper, el rapero del momento que representa el sonido de la ciudad de Chicago
Chance The Rapper, el rapero del momento que representa el sonido de la ciudad de Chicago

Chance The Rapper

Nacido en Chicago en 1993, Chance The Rapper está llamado a ser "La próxima gran cosa del hip hop". En su último disco, Coloring Book (2016), que compartió de manera gratuita en YouTube como si se tratara de un demo, consolidó un sonido expansivo, que puede ir desde la canción más íntima ("Same Drugs) a la incorporación del gospel ("Blessings"). Su carisma y su personalidad sencilla, tan alejada del gangsta rap de los 80 que lo llevó a liderar campañas contra el desarme en su ciudad natal, le valió el reconocimiento de Barack Obama, fan confeso de su obra. Abrazado por Kanye West como su protegido, Chance The Rapper maneja uno de los flows más versátiles de la escena actual y es capaz de alimentarse del soul y el jazz para darle swing a sus rimas, pero también de ajustarse en modo callejero para golpear en el momento justo. Es, sin dudas, el rapero más importante que será parte de este Lollapalooza. El viernes, a las 19.30, en el Main Stage 1.

Anderson .Paak

Aunque no es 100% rapero, Anderson .Paak forma parte del combo con gusto y sobradas cualidades. Cantante y baterista, es una suerte de Stevie Wonder para millennials que pegó el salto definitivo en Malibu (2016), un blend de R&B, soul, funk y hip hop repleto de arreglos delicados y una orquestación bien amplia. Casi como un resumen de todo lo que puede dar la American Black Music por estos tiempos, es uno de los álbumes clave para adentrarse en el estilo. Acompañado por su banda The Free Nationals, el músico nacido en California también tendrá su sideshow en el Teatro Vorterix el 26 de marzo y será una de las propuestas con más groove en todo el festival. El viernes, a las 17.30, en el Main Stage 1.

Mac Miller

Porque los blancos también pueden rapear. También desde Pensilvania y amigo de Wiz Khalifa (por lo que puede esperarse ya que tocan en el mismo escenario en horarios consecutivos), Mac Miller viene de la mano de The Divine Femenine, el que probablemente sea su mejor trabajo hasta la fecha. Con invitados de la talla de Cee Lo Green, Ariana Grande (su novia), Bilal, y el propio Anderson .Paak, se animó a recorrer costados más alternativos del rap y a sumar sonidos jazzeros a sus composiciones. Si bien su perfil bajo hace que pase por debajo del radar, no deja de ser una visita promisoria para los amantes del hip hop. El sábado, a las 19.30, en el escenario Alternative.

Militantes del clímax

El colectivo conocido como Militantes del Clímax, que lleva ya varios años recorriendo la escena con un sonido cada vez más sólido que se acerca al acid jazz y al funk, se ganó su lugar en el Lollapalooza Argentina con una grilla que parece jugarle a favor. Ideal para escuchar rimas en español y bailar en el lugar al ritmo de sus beats contagiosos. El viernes, a las 13.40, en el escenario Alternative.

Batalla de los Gallos

Los mejores freestylers "combatirán" durante los tres días del festival. Siempre en el Perry's Stage, el viernes subirán a las 16.20, el sábado a las 16 y, el domingo, a las 16.15.

Las bajas

Tyler, The Creator, una figura de peso que estaba confirmada para el festival se bajó ayer "por motivos personales" de toda la gira sudamericana, aunque prometió venir en el futuro. Junto a Kodigo, rapero argentino que no se presentará en Lollapalooza después de que la producción decidiera no contar con él tras las denuncias por violencia de género que realizó su ex mujer, son las dos bajas raperas para el evento que, de todos modos, contará con la grilla más rapera que se haya conocido hasta el momento en Argentina.

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.