0

Los inquilinos: una maldición demasiado explicativa

Javier Porta Fouz
0
15 de marzo de 2018  

Una de suspenso y terror con casa maldita y hermosa aunque en ruinas. Esto sucede hace un siglo en Irlanda, con mellizos que cargan con alguna tradición maldita. Las explicaciones argumentales, maldición, se van explicando en malditos bloques explicativos. Y es una lástima, porque el primer maldito ladrillo de aclaración del conflicto llega después de los lindos créditos y una secuencia inicial que promete algún logro en términos de climas. Pero no: hay derivas inútiles, más aclaraciones, feos efectos digitales y personajes que sobran. Al final, algo más de movimiento, y quizás habría que hablar de Lévi-Strauss y el tabú del incesto, pero mejor no.

Trailer de "Los inquilinos"

1:34
Video

Nuestra opinión: regular

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.