Messi, centenario, padre en la casa y tutor en la cancha

Claudio Mauri
Claudio Mauri LA NACION
Messi, diez puntos
Messi, diez puntos Fuente: Reuters
(0)
14 de marzo de 2018  • 18:54

Ya lo dijo Thiago, el primogénito de Lionel Messi , cuando era más chico y lo veía irse de su casa de Castelldefels con un bolso colgado al hombro: "Papá, ¿otra vez te vas a gol?". Y sí, de eso se trata la vida del mejor futbolista de la historia de Barcelona . Para que papá no vaya a gol tiene que nacer otro hijo. El sábado vino al mundo Ciro y Messi descansó, no estuvo en la victoria sobre Málaga.

Reapareció hoy ante Chelsea y pareció apurado por retomar su especialidad: a los dos minutos y ocho segundos marcó su gol más tempranero por la Champions League con un remate por entre las piernas del grandote Courtois. Autor del importantísimo empate en Stamford Bridge, Messi volvía a romper el embrujo del equipo inglés, al que nunca había podido quebrar en las eliminatorias disputadas desde 2006.

A medida que cría descendencia, Messi también tutela a las nuevas generaciones que van llegando al Barça. Por ejemplo, al joven Dembélé (20 años), que en 105 millones de euros se constituyó en el segundo refuerzo más alto de la historia del club, detrás del brasileño Coutinho. En algo más de seis meses, el delantero francés sufrió dos lesiones, tuvo problemas de adaptación y debió cambiar la dieta. Hay que insertarlo, explotar sus condiciones. Para eso también está Messi, que le robó una pelota a su amigo Cesc en el círculo central e inició una corrida de 50 metros, en la que gambeteó a dos defensores y asistió a Dembélé, autor del segundo con una definición alta y cruzada. Messi fue a abrazarlo, lo prohijó futbolísticamente. Si Dembélé empieza a estar más suelto y confiado en mucho habrá influido Leo.

Messi, diez puntos
Messi, diez puntos Fuente: AP

De no ser por Messi, Barcelona no la hubiera pasado tan bien. Chelsea estuvo varias veces cerca del gol; no lo hizo por fallas en el último remate, alguna tapada de Ter Stegen y el palo que devolvió un tiro libre.

Los ingleses perdonaron, Messi no. Repite el truco y los rivales no se lo adivinan. Ni los defensores, que no pudieron frenarlo, ni Courtois, otra vez impotente con el disparo del rosarino que le pasó entre las piernas. Seis tantos en sus ocho cotejos en esta Champions.

Tres-cero, dos goles goles de caño y una asistencia de Messi para resolver con comodidad una serie que pintaba para ser más dura. Hacía ocho encuentros que Barcelona no vencía a Chelsea. Por undécima vez consecutiva, Barcelona está en los cuartos de final de la Champions League. No es casualidad que ese período coincida con el reinado de Messi. El sorteo del viernes le deparará un rival entre Real Madrid, Sevilla, Manchester City, Liverpool, Bayern Munich, Juventus y Roma. Messi ya es centenario en la Champions, porque como decía Thiago, está aprendiendo Mateo y en un tiempo balbuceará Ciro: "Papá va a gol".

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.