Cambios en el mercado de la cerveza: AB InBev se queda con Budweiser y cede Isenbeck y otras marcas a CCU

La operación fue aprobada por la Secretaría de Comercio
La operación fue aprobada por la Secretaría de Comercio Crédito: Shutterstock
Francisco Jueguen
(0)
14 de marzo de 2018  • 18:49

Desde hoy, el mercado de la cerveza se enfrentará a un nuevo mapa. La Secretaría de Comercio impuso condiciones a la compra de SAB Miller (Isenbeck) por AB InBev (Quilmes, Brahma y Stella Artois, entre otras marcas). Para evitar distorsiones en el mercado se llegó al acuerdo de que AB InBev se quede con Budweiser, en una operación que podría llegar hasta los US$ 400 millones. A cambio, cederá Isenbeck y otras marcas a la empresa CCU.

Según comunicó la dependencia que conduce Miguel Braun , "para evitar el incremento en la participación de mercado de AB InBev, lo que hubiera afectado la competencia, la Secretaría de Comercio determinó una serie de condiciones a la operación".

Para cumplir con estos requisitos, las empresas presentaron la siguiente propuesta: CCU Argentina incluirá en su portafolio las marcas Isenbeck, Iguana, Norte, Diosa y Báltica; e incorporaría las licencias de las marcas Warsteiner y Grolsch.

En tanto, la marca Budweiser, que hasta ahora comercializaba CCU Argentina, retornará al grupo AB InBev, titular de esa marca a escala global, en una operación que podría llegar hasta los US$ 400 millones. "La decisión de la Secretaría de Comercio es consecuencia de la intervención de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia para asegurar la competencia en el mercado de la cerveza y un impacto positivo para los consumidores", indicaron desde el Gobierno.

Por un análisis de mercado realizado por la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, se aprobó la propuesta de desinversión o cesión de siete marcas por parte de AB InBev a CCU Argentina (empresa que comercializa Schneider e Imperial, entre otras marcas de cerveza).

La operación de adquisición de SAB Miller por AB InBev fue una operación internacional, evaluada por distintas autoridades de competencia en el mundo, varias de las cuales establecieron condiciones para su aprobación. "En la Argentina, si la operación se hubiera aprobado sin condiciones, la participación de las marcas de AB InBev podría haber alcanzado hasta el 85% del mercado", indicó la Secretaría de Comercio.

Según el comunicado oficial, a partir de la intervención de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC), las empresas presentaron la propuesta que fue aceptada y que tiene las siguientes características:

En AB InBev destacaron que "este acuerdo ordenará el portafolio de ambas compañías, permitirá una mayor previsibilidad para futuras inversiones y garantizará la permanencia de estas marcas en el mercado argentino".

En resumen:

  • CCU Argentina incluirá en su portafolio las marcas Isenbeck, Iguana, Norte, Diosa y Báltica; e incorporaría las licencias de las marcas Warsteiner y Grolsch.
  • A cambio, CCU Argentina devolverá la marca Budweiser, de propiedad de AB Inbev a nivel global, y recibirá un pagos de hasta US$400 millones en un plazo de hasta tres años.
  • Esta transacción no incluye la planta productiva de Cervecería Argentina S.A. Isenbeck ubicada en Zárate, Argentina, que continuará operando bajo la titularidad de AB InBev.

Con la colaboración de Alfredo Sainz

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.