Cómo se gestó la carta enviada a Francisco que superó la grieta

Grabois fue el artífice del saludo al Papa que unió a dirigentes oficialistas y opositores
Grabois fue el artífice del saludo al Papa que unió a dirigentes oficialistas y opositores Fuente: AP
Gustavo Ybarra
(0)
15 de marzo de 2018  

La carta al papa Francisco por el quinto aniversario de su pontificado se convirtió en el inesperado gesto que logró, al menos en el papel y por un momento, romper con la grieta que divide a los dirigentes políticos argentinos desde hace varios años.

"En este quinto aniversario, nosotros, argentinos y argentinas de distintos ámbitos de la vida pública, de diferentes procedencias religiosas, políticas e ideológicas, queremos manifestar nuestra admiración y cercanía por tu obra a favor de la Humanidad, en particular de los excluidos, y tu firme defensa de la Tierra", reza la misiva.

Según confiaron a LA NACION voceros de la vicepresidenta Gabriela Michetti -una de las firmantes de la nota-, la idea de enviar un mensaje al Papa que unificara a oficialistas y opositores partió de Juan Grabois, líder de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP).

"Grabois le comentó a Gabriela que la idea era enviar una carta de felicitación al Papa, que fuera abierta, que la firmaran todos los dirigentes que quisieran, y ella le dijo que sí, que le parecía buenísimo felicitar al Papa", contó a LA NACION Paula Schuster, vocera de la vicepresidenta.

El papel protagónico del dirigente de la CTEP en la confección de la carta al Papa también fue confirmado por Fernando Solanas . "Quien estaba haciendo estas tratativas era Juan Grabois", contó en diálogo con este diario el cineasta y senador.

Además de Michetti y Solanas, pusieron su rúbrica en la nota oficialistas como la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal ; referentes kirchneristas, como Raúl Zaffaroni , Mayra Mendoza y Verónica Magario; dirigentes sindicales, como Pablo Moyano , Juan Carlos Schmid y Héctor Daer, y de movimientos sociales que mantienen fuertes enfrentamientos con el Gobierno, como Leonardo Grosso , Juan Carlos Alderete y Daniel Menéndez.

Hubo, sin embargo, una ausencia llamativa: Gustavo Vera, que no figuró entre los firmantes. Sus asesores indicaron a LA NACION que estaba en Roma y acompañó a Francisco el día del aniversario.

Todos los testimonios coinciden en que la propuesta nació el lunes último y se fue desparramando como una mancha de aceite, a medida que se iba extendiendo la convocatoria. Así, el senador Esteban Bullrich (Pro-Buenos Aires) contó a LA NACION que, en su caso, la invitación a sumar su rúbrica en la carta le llegó el lunes por intermedio de Michetti. "A mí me llamó Gabriela. También me contactó la gente de Scholas [Occurrentes], iniciativa de la que participo, pero cuando lo hicieron les dije que ya estaba adentro", explicó.

Tema de debate casi desde el mismo momento en que asumió su pontificado, la misiva hace mención a la demorada visita de Francisco a su país natal. "Aunque deseamos y ansiamos tu visita, aceptamos la espera porque sabemos que se producirá cuando sientas que es el mejor momento y confiamos en vos", señalan los firmantes.

"Gracias por lo que has hecho y hacés. Rezamos por vos, y los que no lo hacemos te acompañamos con cariño y confianza", concluye la misiva, que se sumó así a la que, también para felicitarlo por su nuevo aniversario como jefe de la Iglesia Católica, le había enviado el presidente Mauricio Macri .

En esa carta, el Presidente le destacó a Francisco "el legado que está dejando a toda la humanidad" y lo calificó como "un líder moral inmensamente querido y admirado".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios