La soja cayó un 1,6% en la Bolsa de Chicago y desalentó los negocios en el mercado local

En la plaza estadounidense la posición mayo perdió US$6,06 y cerró con un valor de 379,29 dólares; para el Gran Rosario los compradores ofrecieron $5800 por tonelada disponible, $150 menos que ayer
En la plaza estadounidense la posición mayo perdió US$6,06 y cerró con un valor de 379,29 dólares; para el Gran Rosario los compradores ofrecieron $5800 por tonelada disponible, $150 menos que ayer Fuente: Archivo
Dante Rofi
(0)
14 de marzo de 2018  • 20:12

Luego de dos ruedas positivas, el valor de la soja cayó hoy un 1,6% en la Bolsa de Chicago, donde influyeron en forma negativa las previsiones privadas que elevaron el volumen de la cosecha de Brasil y la intención de siembra 2018/2019 en los Estados Unidos. En menor medida, aportaron a la tónica bajista los pronósticos de lluvias para los próximos días en zonas agrícolas de la Argentina.

Al momento de fijar los ajustes de la rueda, las pizarras del mercado estadounidense mostraron quitas de US$ 6,06 sobre los contratos mayo y julio de la soja, cuyos precios resultaron de 379,29 y de 383,24 dólares por tonelada. La jornada fue igualmente negativa para la harina, que perdió US$5,07 y que quedó con una cotización de 408,84 dólares, y para el aceite, que tras resignar US$11,24 concluyó la jornada con un valor de 699,08 dólares.

Después de una encuesta hecha entre productores, la firma estadounidense Allendale Inc. relevó la intención de siembra de soja para la nueva campaña de los Estados Unidos en 37,27 millones de hectáreas, una superficie que si efectivamente logra implantarse resultará récord histórico. El dato quedó por encima de los 36,42 millones de hectáreas proyectados por el USDA en su Foro Anual de febrero y de los 36,48 millones cubiertos en el ciclo 2017/2018.

En cuanto a la oferta de Brasil, Lanworth, que es el área de análisis agrícola de Thompson Reuters, elevó hoy de 113,80 a 117,12 millones de toneladas su proyección sobre el volumen de la cosecha de soja brasileña. Por su parte, la firma Céleres incrementó su cálculo de 111,90 a 115,70 millones de toneladas. En ambos casos, las cifras marcan un récord histórico, superior a los 114,10 millones del ciclo 2016/2017, y quedaron por encima de los 113 millones estimados el jueves pasado por el USDA.

También presionó sobre el complejo sojero la posibilidad de que China aplique aranceles al poroto de soja estadounidense, como represalia a las últimas medidas anunciadas por el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, en cuanto gravar las importaciones de productos chinos.

En este sentido, quienes descreen que China pueda poner a la soja como moneda de cambio, sostienen que para cumplir con una demanda doméstica estimada en 97 millones de toneladas para la campaña 2017/2018, los importadores chinos necesitan inexorablemente comprar en los Estados Unidos, sobre todo a partir de la sequía en la Argentina, que limitará las exportaciones de poroto de soja. Además, una medida así afectaría los márgenes de molienda de las fábricas chinas.

No obstante, cualquier medida que el gobierno de China adopte en cuanto a reducir la dependencia del poroto de soja estadounidense implicará un golpe para los exportadores de los Estados Unidos y para las cotizaciones de la oleaginosa, en el cierre de una campaña que deja un stock final récord (15,10 millones de toneladas, según el USDA) y en la cuenta regresiva para el inicio de una siembra que, como se destacó anteriormente, en el mercado también se prevé récord.

Como referencias para entender el mercado exportador de poroto de soja, según el último informe mensual del USDA, Brasil tendrá un saldo exportable de 70,50 millones de toneladas; los Estados Unidos, de 56,20 millones; la Argentina, de 6,80 millones; Paraguay, de 5,80 millones; Canadá, de 5 millones, y otros países, de 5,80 millones.

Bajas domésticas

En el mercado local se sintió con fuerza el impacto de las bajas externas, dado que los compradores ofrecieron en forma abierta 5800 pesos por tonelada de soja disponible para las terminales del Gran Rosario, $150 menos que ayer.

Quienes comprometieron lotes importantes y plazos de entrega ajustados a las necesidades del interesado lograron valores que estuvieron dentro de un rango que fue de 5850 a 6000 pesos. En su reporte diario, la Bolsa de Comercio de Rosario advirtió que "las operaciones fueron realmente escasas".

La soja de la próxima cosecha se mantuvo estable, en 285 dólares por tonelada para las entregas en mayo sobre el Gran Rosario. Para Bahía Blanca y para Necochea las propuestas fueron sostenidas en 280 dólares.

En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), las posiciones mayo y julio de la soja retrocedieron US$2,90 y cerraron con ajustes de 295,20 y de 299,90 dólares por tonelada.

Saldo negativo para el maíz

El maíz estadounidense cerró en baja hoy, luego de tocar el nivel de precios más alto en siete meses. Las pizarras de Chicago mostraron bajas de US$1,18 sobre los contratos mayo y julio del cereal, cuyos ajustes resultaron de 153,04 y de 156,19 dólares por tonelada. La toma de ganancias de los fondos de inversión fue el principal fundamento adverso para las cotizaciones.

Restó presión el dato aportado por la firma Allendale Inc., que proyectó la siembra estadounidense de maíz 2018/2019 en 35,82 millones de hectáreas, por debajo de los 36,42 millones previstos en febrero por el USDA y de los 36,49 millones implantados en el ciclo 2017/2018.

En el mercado local, los exportadores ofrecieron $3500 por tonelada de maíz para la zona del Gran Rosario, 50 pesos menos que ayer. Sin cambios cerró la jornada en Bahía Blanca y en Necochea, donde los interesados propusieron 185 dólares y 3500 pesos, respectivamente.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) informó que los consumos pagaron entre 3220 y 3450 pesos por tonelada de maíz seco, según calidad, procedencia y forma de pago.

El maíz de la nueva cosecha, para las descargas entre abril y mayo sobre el Gran Rosario, se mantuvo en 175 dólares por tonelada. En el Matba, las posiciones abril y julio del cereal perdieron US$2,20 y 1,60, tras cerrar con ajustes de 177,50 y de 176,40 dólares por tonelada.

Firmeza para el trigo

La falta de lluvias que agrava el déficit hídrico en las regiones trigueras de los Estados Unidos, particularmente en los Estados de Kansas, Oklahoma y de Texas, fue hoy el principal factor alcista para los precios del grano fino.

Al término de la rueda, el contrato mayo del trigo en Chicago y en Kansas aumentó US$0,83 y 1,65, en tanto que su ajuste fue de 179,59 y de 192,81 dólares por tonelada.

El pronóstico extendido para los próximos 6 a 10 días augura lluvias inferiores a los registros normales desde Texas y hasta Kansas.

En la plaza local, los exportadores volvieron a proponer hoy 200 dólares por tonelada para el trigo con entrega en Bahía Blanca y 195 dólares para Necochea, sin cambios. Para la zona del Gran Rosario la oferta subió de 3700 a 3750 pesos por tonelada.

La BCBA informó que los molinos pagaron entre 3650 y 4350 pesos por tonelada de trigo, según calidad, procedencia y forma de pago.

En el Matba, las posiciones julio del trigo aumentó US$2 y cerró con un ajuste de 205 dólares por tonelada. En cuanto al contrato enero, que marca la expectativa del productor que por estos días está evaluando la siembra del grano fino -en buena medida dependerá del clima, en medio de un vigente déficit hídrico sobre amplias zonas agrícolas-, las pizarras marcaron una suba de US$2,50 y un ajuste de 194 dólares por tonelada, un valor que resulta un 22% superior al vigente un año atrás, de 159 dólares por tonelada.

Por: Dante Rofi

temas en esta nota

0 Comentarios Ver
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios