Suscriptor digital

Dólar calmo tras confesar el Central que lo quiere estable por la inflación

Crédito: Shutterstock
Por segundo día se operó con pocos vaivenes y sin necesidad de intervención oficial
(0)
15 de marzo de 2018  

El dólar operó ayer con tendencia estable luego de que el Banco Central (BCRA) confesó públicamente anteayer que hará todo lo necesario para evitar que se escape, dado el impacto que su reciente escalada tuvo en la inflación.

El billete cerró a un promedio de $20,52 al público, con un avance de apenas un centavo, solo porque el mayorista (que había comenzado el día negociándose a $20,13) se escapó hacia el final de la rueda hasta los $20,23, es decir, dos centavos por encima del nivel de clausura previo.

Sin embargo, el dato del día fue que el billete no necesitó de las intervenciones del ente monetario para mantenerse dentro de la estrecha banda de flotación en la que quiere mantenerlo para no agregar nafta al fuego inflacionario.

"Por segunda jornada consecutiva el mercado cambiario se mantuvo oscilando dentro de un rango muy próximo al alcanzado luego de las fuertes intervenciones oficiales", describió el operador Gustavo Quintana, de PR Cambios.

"El mayorista volvió a abrir ofrecido por liquidaciones de exportadores que presionaron la cotización a la baja, pero la demanda se impuso en la segunda mitad de la rueda y volvió los precios al punto de partida", coincidió Fernando Izzo, de ABC Mercado de Cambios.

La reacción del mercado tras la fuerte definición del BCRA no sorprendió a los analistas que la esperaban, especialmente tomando en cuenta que el dólar, a nivel internacional, se mantiene anestesiado desde hace varias semanas y las tasas de interés internacionales parecen haber encontrado un nuevo nivel de equilibrio.

Anteayer, en el comunicado en el que anunció su decisión de mantener sin cambios la tasa de interés de la economía, el BCRA confesó que en los últimos días había resuelto intervenir en el mercado cambiario (vendió más US$500 millones en una semana) para atenuar o frenar la suba del tipo de cambio y su traslado a precios.

Luciano Cohan, subsecretario de Programación Macroeconómica del Ministerio de Hacienda, tradujo esa definición ayer y negó que el objetivo sea fijarle un techo al dólar: "Tiene más que ver con suavizar la volatilidad del tipo de cambio", sostuvo.

Devaluación

La expectativa del mercado es que la vigilancia oficial se mantenga sobre el dólar hasta que el Gobierno se asegure una tendencia descendente en la inflación.

A partir de allí, estiman, se indexaría paso a paso siguiéndola. Esa expectativa fue captada en el relevamiento realizado en marzo por FocusEconomics entre más de 30 analistas financieros nacionales y extranjeros, que mostró que esperan que el dólar finalice el año en $22,07, lo que significaría una devaluación para todo 2018 de 18,3%, apenas por debajo del incremento de precios esperado para la economía, en torno del 20% anual.

Pero ese valor está por debajo del precio al que se negocia el dólar en el mercado de futuros (Rofex), donde cerró ayer a $23,64.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?