Después del agua, más agua

Diego Angeli
Diego Angeli PARA LA NACION
Jueves ventoso con marcado descenso de temperatura. Viernes agradable. Fin de semana con probables lluvias y ráfagas. El viento y las tormentas jaquean al Lollapalooza
Jueves ventoso con marcado descenso de temperatura. Viernes agradable. Fin de semana con probables lluvias y ráfagas. El viento y las tormentas jaquean al Lollapalooza
(0)
15 de marzo de 2018  • 00:23

Magia negra

Después de dos meses de máxima sequía, por fin llegó algo de agua al centro del país y el evento se renovaría el fin de semana. Las lluvias generosas, en deuda con nuestro suelo, se reivindicarían con varias horas de tormenta a partir del sábado. Semanas protestando por los pluviómetros secos y semanas esperando por un concierto. Es obvio que Murphy y sus leyes iban a resolver todo el mismo fin de semana. Así como los indios hacían hechizos y conjuros para llamar a las tormentas yo me ofrezco para casarme, lavar mi auto u organizar un show de mi banda favorita como método infalible para lograr una precipitación y salvar cosechas. Y por ende a la humanidad.

La precipitación de ayer pudo haberte mojado los papeles y los chaparrones del sábado y domingo pueden empaparte la agenda. Desde la óptica urbana todos tendrán algún sustento para maldecir cada gota pero la vuelta del agua en forma generosa a las zonas rurales alegrará el fin de semana de muchos. Allí donde se acaba el cemento y asoman los cultivos, la lluvia saca chapa cada vez que exagera.

Jueves: ensayando el otoño

Ayer, el miércoles veraniego cerró con una importante lluvia y una nueva entrada de aire frío cambiando completamente el escenario térmico para hoy. A una semana del cierre de estación el otoño lustra sus medallas en un jueves que puede abrir con cielo mayormente nublado y 13°C en la zona suburbana. Para todos los friolentos el dato es que la percepción fresca se magnificará por el chiflete sureño que surcará la ciudad hasta media tarde y que el termómetro no remontará a lo largo del día. El frío se sentirá más de lo que el mercurio cuenta y el abrigo matinal servirá también para la vuelta.

El jueves puede abrir con mucha nubosidad pero progresivamente iremos recuperando algunos claros en el cielo hasta llegar a una tarde mayormente soleada. Se estiman 24°C máximos que dan cuenta que nuestra columna atmosférica ha sido completamente renovada con aire frío. Hacia la noche empieza a soplar viento desde el noreste avisando que el simulacro otoñal se encuentra concluido.

Viernes: sol y calor suave

Para mañana se esperan excelentes condiciones meteorológicas y marcará el último día sin sobresaltos atmosféricos en la ciudad. El termómetro se despierta de mejor humor y la mañana recupera su temperatura de salida con 17°C. Poca nubosidad y viento noreste configuran una jornada cálida con agradables 27°C como plusmarca vespertina. La estabilidad se extiende hasta la medianoche cerrando la ventana de buen tiempo. Aquellos que decidan salir les esperan vientos moderados, 19°C por la madrugada y una progresiva desmejora pero sin estimación de lluvias hasta el amanecer.

Sábado de súper acción meteorológica

Después de meses de acumulados exiguos finalmente las lluvias empezaron a entrar en nuestro radar. Todavía hay divergencias en cuanto al horario de entrada de la tormenta en el Río de la Plata, cuál será su verdadero nivel de activación y cuánta agua nos puede dejar. Lo primero que arrojan las simulaciones es que lloverá mucho más en zonas de cultivos que en la ciudad, lo cual representa un negocio para ambas áreas.

Hasta el momento se prevé un sábado inestable que podría presentar probabilidad de lluvia ligera desde media tarde. La mayoría de los modelos ubican los chaparrones hacia la noche. No sea del todo pesimista si tiene actividad el sábado por la tarde temprano aún estando expuestos a un sábado casi entero de lluvia. El mejor escenario, un tanto remoto, es tener algunas lluvias aisladas a partir de la tarde y que la tormenta fuerte se largue pasando la medianoche. A ese escenario se quieren subir Lana del Rey, Liam Gallagher y The Killers que mirarán desde temprano como los nubarrones cargados amenazan sus presentaciones.

Domingo maldito domingo

La jornada estará signada por una potente entrada de aire frío al mediodía. La mañana traería lluvias de variada intensidad retirándose antes de la noche. Las precipitaciones podrían atenuarse con el correr de las actualizaciones o las tormentas podrían esquivar la ciudad pero no vamos a zafar del tremendo viento de la tarde del domingo. Antes de la caída del sol ráfagas frías recorrerán el estuario con importante intensidad y esa variable es mucho más preocupante que una lluvia fuerte o continua. Por eso no se puede enunciar "mejora a la noche", porque de la lluvia pasaremos al azote del viento. Un domingo sin sol y rachas frías no podía prometer más de 22°C de máxima. Todavía queda una distancia prudencial hasta los eventos dominicales. Esperemos que las nuevas corridas de los modelos de simulación atmosférica muestren un poco mas de clemencia con la ciudad.

Eso es todo, amigos. Años esperando para ver a The National, finalmente tocan junto a David Byrne y Pearl Jam y todo podría ser bajo la lluvia y el viento. Hay veces que mi autoboicot llega hasta los límites de la atmósfera.

¡Nos vemos la semana que viene!

@ JopoAngeli

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.