La vida de los otros

Amado mío, de la directora Valeria Ambrosio, es un pequeño viaje a Italia.
Amado mío, de la directora Valeria Ambrosio, es un pequeño viaje a Italia.
(0)
20 de marzo de 2018  • 12:13

Dos hombres que hablan sobre el sentido de la vida. Otros dos que se encuentran casi de casualidad. Una mujer que extraña y que le cocina a su madre muerta. Desde la butaca se puede espiar, pispear, conocer la vida de otros que muestran una aparente imagen feliz o de desconexión con el mundo pero, sin embargo, sienten. No están ajenos a lo que los rodea, les pasan cosas que creen que no se ven. Ellos, que soñaban y tenían planes mejores para sus vidas, se dan cuenta de que todo cambió.

La mosca blanca

La mosca blanca narra un encuentro casual entre dos autoexiliados del sistema que les cambiará la vida.
La mosca blanca narra un encuentro casual entre dos autoexiliados del sistema que les cambiará la vida.

Se trata de una obra de Eduardo Rovner en la que se encuentran dos personajes, Blas y Funes. Ellos están autoexiliados del sistema y no le encuentran sentido a la existencia. Con un discurso que oscila entre lo poético y lo absurdo, se dan cita en una plaza para reflexionar. Funes quiere convencer a Blas de quitarse la vida, pero en medio de su discurso lo interrumpe la presencia de una escultura que cobra vida, la ninfa griega Dafne. "Blas y Funes son dos personajes entrañables, se autoexiliaron del sistema y de casualidad se cruzan en una plaza, donde comienzan a filosofar de la vida. Es un placer dirigir esta pieza, es una propuesta hermosa, muy existencialista, pero con muchos toques clownescos y absurdos", cuenta el director de la obra, Gabriel Fiorito. La pieza cuenta con las actuaciones de Rocío Ambrosoni, Luis Campos y Gabriel Wolf y se la puede ver todos los sábados a las 23, en el teatro El Metódo Kairós, El Salvador 4530.

Contemplo la nieve que cae lentamente

Contemplo la nieve que cae lentamente
Contemplo la nieve que cae lentamente

"El nombre hace referencia a dos cosas importantes que suceden en la obra: una es que sucede el día en que nevó en Buenos Aires, el 9 de julio de 2007. Y la otra es que el personaje que interpreta Julio Ordano despotrica contra un tango pero tiene algo de eso en su personalidad. Se trata del tango "Anclado en París", que en un momento de la letra dice: 'contempla la nieve que cae lentamente'", comienza explicando Ulises Puiggrós, el otro protagonista de la pieza. "Es una obra muy intimista. Sucede en un café de esos emblemáticos que tenía y tiene Buenos Aires. Se encuentran este señor mayor y un joven a hablar de cosas que parecen triviales pero por debajo no lo son, y eso lo irá descubriendo el espectador a medida que avanza la charla. Se habla de cosas que pasaron en la historia política y cultural del país, ellos tienen visiones distintas y chocan constantemente. Pero el conflicto principal no es este, sino que va por debajo de la mesa y empieza a salir a medida que sucede la obra. La pieza va en dos carriles paralelos y simultáneos: uno es lo que se cuenta -con lo que el público se identifica- y otro es lo que les pasa afectivamente. Es una obra que nos pone de cara a la aceptación del otro y, sobre todo, a aceptar lo que hicimos en el pasado", termina explicando Ulises.

La segunda temporada de esta pieza de Alberto Drago puede verse los sábados a las 18 en El Tinglado, Mario Bravo 948.

Después te cuento

Después te cuento es una historia de una hija que extraña y le cocina a su madre muerta.
Después te cuento es una historia de una hija que extraña y le cocina a su madre muerta.

La vidriera de El Camarín de las Musas es el escenario donde se exhibe esta pieza teatral. "Lo interesante de esta experiencia es que la gente tiene dos maneras de verla ya que propone dos percepciones de la realidad: con trazo grueso o fino. Pueden ver cosas generales de la vida o entrar en los detalles", empieza contando el director de la obra, Juan Arena, sobre su proyecto. "La obra comienza en la cocina del restaurante de Ana, en la vidriera del Camarín. Ella terminó de cocinar para sus clientes y ahora lo va a hacer para su madre, que la mira desde un retrato grande. Su madre falleció hace unos años y ella, que la extraña, le preparará para su cumpleaños su plato favorito: la tortilla de papas que solían comer juntas. Ana la evoca con todo un ritual en el que recuerda ciertas situaciones que vivía con ella, le cuenta los conflictos que tiene con su hija, sus problemas para relacionarse, sus parejas fallidas y sus parejas actuales, que son mujeres. Le cuenta de la separación del padre de su hija y, mientras su relato se ahonda, la madre cobra vida. Es una madre muy woodinesca: comenta, se mete en la vida. De tanto evocarla, termina sucediendo algo mágico", explica su director. "Hay que verla porque habla del amor, de las relaciones, de la maternidad y de esa relación entre madre e hija que siempre es difícil, pero es primordial y fundamental del ser humano", finaliza. Lucianna Ligorio y Ximena Seijas les dan vida a estas dos mujeres.

Amado mío

Amado mío, de la directora Valeria Ambrosio, es un pequeño viaje a Italia.
Amado mío, de la directora Valeria Ambrosio, es un pequeño viaje a Italia.

Es un pequeño viaje a Italia, a un pueblito perdido entre las montañas, para escuchar a cuatro maravillosas voces entonar lo que se escuchaba allí hace 57 años. El revivir de una época sin tecnología, pero no por eso menos revolucionaria para la humanidad. Durante la velada, Florencia Benítez, Nacho Pérez Cortés, Esteban Masturini y Emmanuel Robredo Ortiz pondrán sus voces al servicio de este show que cuenta con la dirección de Valeria Ambrosio. La historia retomará la idea del erotismo de antes, de aquellos días en que había que esperar para saber del otro. No existían los celulares ni las redes sociales, había que cultivar la paciencia a la espera de una carta o un llamado. Todo esto generaba, casi siempre, un aumento en el deseo en cualquier historia de amor. La pieza va todos los viernes y sábados a las 21 y los domingos a las 20 en el teatro Maipo, Esmeralda 443.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.