Diana Szeinblum inauguró un prometedor ciclo en el CCK

La talentosa coreógrafa presenta un trabajo basado en la gestualidad de las movilizaciones sociales
La talentosa coreógrafa presenta un trabajo basado en la gestualidad de las movilizaciones sociales Crédito: Laura Senkierman
Alejandro Cruz
(0)
16 de marzo de 2018  

"En el nombre del nombre/ cinco obras" es, justamente, el nombre de un ciclo de performances curado por Mariana Obersztern. Las distintas propuestas, que desde anteanoche hasta el 6 de abril se irán presentando los miércoles y viernes en distintos espacios del Centro Cultural Kirchner, están a cargo de cinco artistas: Agustina Muñoz, Alan Segal, Cecilia Szalkowicz, Diana Szeinblum y Juan Onofri Barbato. El punto de partida para estos creadores de las artes visuales y escénicas fue indagar los límites de la performance como disciplina y evidenciar las posibilidades de su abordaje.

El miércoles a la noche, en medio de la lluvia salvaje que azotaba la ciudad, en la terraza de la sala sinfónica, quien abrió el ciclo fue la talentosa coreógrafa y bailarina Diana Szeinblum con Instrumento para estrellar. A lo largo de unos 50 minutos, los "manifestantes" de Szeinblum despliegan una inquietante serie de movimientos basada en el resultado de una investigación sobre la gestualidad de las movilizaciones sociales. Acciones que, como respondiendo a un nefasto y estricto guión, pasan del momento de la euforia individual y colectiva a la represión estatal.

Los once performers y el músico Mariano Malamud se irán deteniendo en los picos de tensión de esos gestos al borde del éxtasis que produce una bronca contenida gritada a viva voz como en las huellas de esos cuerpos heridos.

En Instrumento para estrellar no hay gritos, no hay reividicaciones, no hay banderas, no hay contextos (o, sí: algunas remeras que remiten a otras ciudades latinoamericanas, pañuelos verdes, bombachas tapando la cara que aparecieron en la última marcha de 8-M). Son esos cuerpos expresándose en medio de un campo de operaciones en conflicto. Son esos cuerpos detenidos en la expresión misma o llevando el gesto a su propio límite.

Cargado de un hiperrealismo extremo como de una radical síntesis expresiva, la propuesta (de la cual participan creadores de la talla de Pablo Castronovo, Celia Argüello Rena, Jimena Pérez Salerno, Diego Rosental y Andrés Molina, entre otros) solo hubiera merecido realizarse en otro lugar del CCK con menor grado de dispersión sonora como visual, para que la lupa en la mecánica del movimiento que propone la notable coreógrafa hubiera podido condensarse y expandirse a la par de las intensidades de esos brillantes performers. Anteanoche también Alan Segal presentó Foley 02, un trabajo que propone un diálogo entre una serie de secuencias filmadas reproducidas en vivo. Ambos repiten hoy junto a la obra de Agustina Muñoz.

En el nombre del nombre

Programación completa: cck.gob.ar

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?