0

La brusca devaluación promete una cifra de inflación más alta para marzo

En el Gobierno proyectan un 1,7% este mes; admiten el impacto de la suba del dólar en el dato de febrero
0
16 de marzo de 2018  

El brusco movimiento del dólar le dio un cachetazo al Gobierno tras la difusión, anteayer, de la inflación de febrero, pero sobre todo del IPC núcleo, que tuvo su mayor alza en los últimos diez meses.

Sin embargo, el golpe podría tener un impacto más prolongado del imaginado. El índice de precios mayoristas, fuertemente atado al tipo de cambio, reflejó en febrero un alza de 4,8% y acumuló en los dos primeros meses del año un alza de 9,6%. Según economistas consultados, el alza se sentirá en los precios minoristas de marzo, aunque la magnitud es difícil de calcular.

Según contaron calificadas fuentes a LA NACION, el Gobierno proyecta que en marzo el aumento de los precios se ubicará cerca del 1,7%. Además, admitieron a este medio que la suba del dólar entre diciembre y febrero (+17%) fue determinante para que el alza de la inflación núcleo se ubicara el mes pasado en el 2,1%, el nivel más alto desde abril de 2017. En particular -esgrimieron las fuentes oficiales- influyó el aumento de la nafta sobre los alimentos.

En el cálculo preliminar, el equipo económico esperaba que la inflación del mes pasado se ubicara en el 2,2% a nivel general (fue 2,4%) y en el 1,7% la núcleo.

Aunque en los primeros cuatro meses del año se agote la mitad de la meta anual del 15%, el equipo económico sostiene que en la segunda mitad del año la inflación mensual debería descender en forma sustancial, ya que para entonces no están previstos más ajustes en las tarifas. Por otro lado, en el segundo trimestre debería ceder la presión alcista del dólar, a partir de la liquidación de las divisas del campo.

Un informe elaborado por First Capital Group, que comparó la situación local con lo que ocurre en Brasil, Chile y Colombia, afirmó ayer que "la Argentina es el único país de América Latina en donde las devaluaciones impactan en la tasa de inflación".

Miguel Ángel Arrigoni, socio de la consultora, afirmó: "Nos sobran historias de escaladas inflacionarias luego de cada devaluación, en todos los contextos".

La firma recordó que en 2014, con cepo incluido, se devaluó en dos días 16% y anualmente el IPC llegó a 31%. El resultado luego fue un pico inflacionario que llegó a 38,5%. En tanto, tras el levantamiento del cepo, el tipo de cambio se depreció el 17 de diciembre de 2015 en 40% y, sumado a todo lo devaluado en 2016, totalizó más de 60%. Pese a que los funcionarios aseguraban que los bienes ya estaban valuados al dólar "blue" y no habría traslado a precios, el resultado fue una inflación de más del 40% anual.

Dos economistas consultados coincidieron en que el movimiento del dólar en los últimos tres meses impactará en la suba de precios. Sin embargo, si bien la relación entre el índice de precios mayoristas y el tipo de cambio es muy estrecha, no está claro cuánto de un avance en esos índices pueda trasladarse a los precios minoristas, intermediados por una cadena de valor. Sin embargo, ambos descuentan que habrá consecuencias.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.