El asesinato en Río de una popular concejala conmociona a Brasil

Marielle Franco, del izquierdista PSOL, era una reconocida defensora de los DD.HH. y crítica de la violencia policial
Marielle Franco, del izquierdista PSOL, era una reconocida defensora de los DD.HH. y crítica de la violencia policial Fuente: Reuters
Alberto Armendáriz
(0)
16 de marzo de 2018  

RÍO DE JANEIRO.- Luto e indignación en Río de Janeiro. El asesinato a balazos de la concejala de izquierda Marielle Franco, una reconocida defensora de los derechos humanos y crítica tenaz de la violencia policial, conmocionó a esta ciudad militarizada a la vez que movilizó a decenas de miles de personas en todo Brasil que exigieron justicia entre lágrimas y gritos de rabia por el brutal ataque político.

Franco, de 38 años y figura ascendente del opositor Partido Socialismo y Libertad (PSOL), fue acribillada dentro del auto en el que se trasladaba en la zona central de Río el miércoles por la noche, al volver a su hogar luego de participar de una reunión política de mujeres negras.

Se sospecha que fue un crimen planeado porque los nueve disparos se realizaron desde otro vehículo que se puso a la par del de Franco y apuntaron al asiento trasero derecho, donde iba la concejala. En el ataque murió también el conductor de la popular activista, mientras que una asistente de Franco, que viajaba en el asiento de acompañante delantero, resultó herida por el estallido de los vidrios. No hubo ningún intento de robo.

"Las características de ejecución son muy nítidas. Queremos que se investigue lo más rápido posible. No es por cada uno de nosotros, es por Río", reclamó el diputado estatal Marcelo Freixo, principal figura del PSOL y con quien Franco había comenzado su carrera política como asesora cuando, en 2008, él dirigió una comisión parlamentaria que investigó la actuación de milicias paramilitares en las favelas cariocas.

La propia Franco, de raza negra y lesbiana, había nacido y se había criado en el Complejo de Maré, una de las comunidades pobres más violentas de la ciudad. Gracias a becas estudió Sociología, primero, y luego realizó una maestría en administración pública.

Desde temprano se destacó por su activismo a favor de las mujeres, los negros, los homosexuales y los más pobres. En las elecciones municipales de 2016 -en las que una veintena de aspirantes a alcalde o concejales fueron asesinados por bandas narcotraficantes y milicias- Franco se convirtió en la quinta candidata entre las más votadas de Río, con 46.000 sufragios.

"Mataron a mi mamá y a más de 46.000 electores. Resistiremos porque ella fue lucha", escribió en su página de Facebook la hija de la concejala, Luyara Santos, de 19 años.

Ayer al mediodía, en el centro de Río, una multitud desbordó la plaza de Cinelandia, frente a la Cámara Municipal, donde se realizó el velorio de Franco. Muchas personas llevaron carteles con consignas a favor de las causas que defendía la concejala y al salir su ataúd gritaron de viva voz: "¡Marielle, presente!". Una larga procesión acompañó sus restos hasta el cementerio.

Experta en temas de violencia y brutalidad policial, Franco había rechazado la intervención militar en la seguridad del estado de Río de Janeiro ordenada el mes pasado por el presidente Michel Temer para poner freno al aumento de la criminalidad.

En las redes sociales, el sábado había denunciado que la policía militar había matado extrajudicialmente a dos jóvenes en la favela de Acarí, y el martes había llamado la atención sobre el homicidio de un joven que salía de la iglesia en la comunidad de Jacarezinho. "¿Cuántos más necesitan morir para que esta guerra acabe?", se preguntó en Twitter.

El ataque contra Franco fue vehementemente condenado por las Naciones Unidas, organizaciones de derechos humanos como Amnistía Internacional y Human Rights Watch, así como por una larga lista de artistas, entre los que se encontraban el músico Caetano Veloso y el presentador televisivo Luciano Huck.

También expresaron su repudio los expresidentes Fernando Henrique Cardoso, Luiz Inacio Lula da Silva y Dilma Rousseff.

Por su parte, el actual jefe de Estado brasileño calificó el asesinato de Franco como "un verdadero atentado al Estado de Derecho y a la democracia".

Según informaron el ministro de Seguridad Pública, Raúl Jungmann, y el interventor federal en Río, el general Walter Braga Netto, la Policía Federal fue puesta a disposición para ayudar en las investigaciones. Por su parte, el ministro de Justicia, Torquato Jardim, indicó que el ataque no cambiará en nada la estrategia de intervención militar en Río y pareció restar importancia al caso, al señalar: "Fue una tragedia diaria más en Río de Janeiro.

Una activa militante

Marielle Franco

Concejala brasileña

Edad: 38 años

Profesión: socióloga

Esfuerzo

Nacida y criada en Maré, uno de los complejos de favelas más violentos de Río, Marielle, de raza negra, estudió, ganó una beca y se graduó en Sociología. Era una férrea defensora de los derechos humanos

Política

Fue la mano derecha del diputado Marcelo Freixo, del Partido Socialismo y Libertad (PSOL), que recibió varias amenazas de muerte tras su investigación sobre la acción de milicias parapoliciales en las favelas. Fue elegida concejala en 2016

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?