Pablo Matera: "Los rivales siempre nos dicen que tenemos jugadores desequilibrantes"

"El siguiente paso es lograr una mayor regularidad", destacó Matera
"El siguiente paso es lograr una mayor regularidad", destacó Matera
Gonzalo Capozzolo
(0)
16 de marzo de 2018  • 00:01

Un aire renovado sopló en los enteramientos de Jaguares después de la primera victoria en este Súper Rugby. "Hay otra energía, otras vibras. Se ve en la cara. Fue una semana en la que nos entrenamos con mucha confianza", explica Pablo Matera, el capitán.

El triunfo frente a Waratahs, con pasajes de muy buen juego, imprimió a la franquicia argentina la confianza que necesitaba. "El equipo apareció recién este fin de semana; antes lo hacía por momentos. El desafío es mantener el nivel. Antes hacíamos cosas que hacían los mejores equipos del mundo pero no lográbamos sostenerlo; el sábado lo hicimos más tiempo", agrega el ala.

-¿Cuáles son esas virtudes que sostuvieron contra Waratahs?

-Somos un equipo muy peligroso con la pelota. Les hicimos tries a todos los equipos del mundo. Cuando hablamos con los rivales siempre nos dicen eso: que tenemos jugadores desequilibrantes. Y creo que no tenemos nada que envidiarles. Pero eso aparece solo por momentos.

-¿Por qué les cuesta tanto mantener esa consistencia?

-Eso habla de la madurez que todavía nos falta. Somos un equipo muy joven y no solo en términos de edad sino también de experiencia. El 90% de nosotros se formó en el rugby amateur, y el siguiente paso que tenemos que dar como equipo es lograr una mayor regularidad.

-Frente a Waratahs tuvieron un arranque contundente y después se quedaron. ¿Qué pasó?

-Es algo de lo que se habló mucho esta semana. Perdimos en la última jugada la chance de sacar un bonus por diferencia de tries y nos quedó un sabor amargo. Esa es la irregularidad de la que hablo. Hicimos 60 minutos buenos y nos alcanzó; tal vez un equipo más fuerte lo da vuelta. Pudimos liquidarlos y les dimos una vida más, y estos equipos, cuando les sale una buena, se agrandan. Da la sensación de que no terminamos de ganar nunca. Diría que es una guerra psicológica.

-Ahora les toca Reds. ¿Les quedan más cómodas las franquicias australianas?

-Un poco sí. Antes nos gustaban más los sudafricanos porque, si bien eran más físicos, también eran más predecibles en ataque. Los australianos son dinámicos y tienen muchas variantes en ataque pero no son tan sólidos en las formaciones fijas, son un poco más desordenados. Cuando analizamos sus sistemas de juego notamos que son muy parecidos a los nuestros, y eso nos facilita las cosas. Por ejemplo, en los entrenamientos paramos dos equipos y la dinámica es muy parecida a la que puede darse en el partido. Creo que hoy en día podemos y deberíamos ganarle a cualquier equipo australiano.

-El último partido antes de la gira será contra Crusaders. ¿Por qué les cuestan tanto las franquicias de Nueva Zelanda?

-Porque hoy en día son superiores al resto. Los neozelandeses son físicos como los sudafricanos y tienen el juego de los australianos, están por delante de cualquier franquicia. Y ese es el desafío que tenemos. El partido contra Hurricanes fue parejo hasta los últimos 20 minutos. Si tenemos nuestra mejor actuación y ellos, la suya, creo que podemos ganarles. La diferencia está en que ellos juegan en un gran nivel el 95% de las veces y nosotros tenemos un rendimiento bueno, dos malos, uno más o menos. Esa es la regularidad que nos falta.

-Perdieron muchos partidos. ¿Pensás que después de esta victoria la gente va a identificarse más con el equipo?

-Fue complicado que los jugadores se identificaran, así que obviamente es difícil que la gente lo haga. Es un club sin historia; el tiempo va a ir dándola. Es así; el tiempo hizo que nosotros nos sintiéramos hinchas. Hay gente exitista pero no la culpo. Obvio que se disfruta más ir a ver al equipo de uno cuando gana. En definitiva, somos casi todos Pumas, somos el equipo de la Argentina, así que la gente va a acercarse.

Somos un equipo muy peligroso con la pelota. El siguiente paso que tenemos que dar como equipo es lograr una mayor regularidad.
Pablo Matera

No todo es rugby en la vida de Pablo Matera. El tercera línea se encuentra cursando la carrera de Administración de Empresas a distancia, mediante Universidad Siglo XXI, y dentro de poco abrirá un bar con Guido Petti Pagadizábal y un grupo de amigos. "Se llama «Esmeralda Bar Boutique». Queda en El Salvador y Carranza. Y me metí porque sé que esta carrera [de deportista] es corta y uno nunca sabe cuando va a ser la última vez que juegue un partido de rugby. Tengo conocidos que debieron dejar de manera repentina por lesiones, y está bueno pensar en el futuro. Me gustaría que el bar fuera un lugar de encuentro para amigos", cuenta el forward de Alumni, de 24 años.

-¿Un jugador profesional está todo el día pensando en rugby?

-Hacemos otras cosas pero en un 95% pensamos en esto. Por ahí estamos un mes afuera, de gira, y lo máximo que hacemos es visitar un lugar. Acá podemos distraernos un poco más, volvemos a dormir a casa, salimos con nuestras novias. Pero cada fin de semana tenemos un partido, las semanas se hacen cortas y casi no tenemos tiempo para distraernos. Para ser profesional tenemos que sacrificar casi todo.

-¿Te gustaría volver a jugar en Europa, o hacerlo en otra franquicia de Súper Rugby?

-No lo pienso mucho, pero tampoco sé si voy a jugar toda mi carrera en Jaguares. Las reglas cambian mucho. Hoy para jugar en los Pumas hay que hacerlo acá, y por eso elegí quedarme. Si en el futuro eso cambia tal vez me gustaría volver a probar suerte en Europa. Aunque, por otro lado, tuve la suerte de jugar afuera y creo que no hay nada como jugar en Vélez, volver a casa y comer con los amigos, ni como volver de entrenarse y tomar unos mates con ellos. Afuera no tenemos nada de eso, y ser profesional en la Argentina es muy lindo, sobre todo por cómo viene creciendo todo. Es algo que cada día se disfruta un poco más.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.