Todo lo que falta (y falta bastante) para el regreso de los visitantes

El ingreso previo al Superclásico en el Malvinas Argentinas, sin problemas para los hinchas
El ingreso previo al Superclásico en el Malvinas Argentinas, sin problemas para los hinchas Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Aguilar
Alejandro Casar González
(0)
16 de marzo de 2018  

La paz que reinó en la final de la Supercopa jugada en Mendoza , sumada al éxito del operativo policial en la previa y en el post-partido, alimentaron la ilusión de replicar el dispositivo en todos los partidos de la Superliga. Y que, así, se sienten las bases definitivas para la normalización del torneo, con partidos que tengan a las dos hinchadas en la cancha.

En Mendoza hubo 1000 policías en el estadio que costaron cerca de $1 millón. Además, se contrató seguridad privada y hubo efectivos de diferentes jurisdicciones abocados al traslado de los hinchas. Incluso se creó una gabinete de crisis virtual: todos los jefes de seguridad de las provincias involucradas estaban en un mismo grupo de chat para poder tomar decisiones en tiempo real. Hubo, también, toda una inversión en tecnología: además de los teléfonos celulares para identificar a los hinchas se estrenó el programa de detección facial, y -aunque sea poco usual- el sistema de internet inalámbrica funcionó bien en la cancha y sus inmediaciones.

Multiplicar semejante despliegue a gran escala y adaptarlo a todos los estadios de la Superliga es todo un desafío. La realidad se riñe con la ilusión de los dirigentes de la AFA y la primera división, que sueñan con el regreso de los hinchas visitantes luego del Mundial de Rusia. Para la clase media y media baja de la Superliga, poder recibir a River o a Boca en sus estadios es algo parecido a un salvavidas económico. Para los más grandes del área metropolitana y los gigantes del interior, en cambio, que vuelvan los visitantes les da igual. Implica, en muchos casos, aumentar el costo del operativo policial. Y hasta destinar un sector específico en su estadio que hoy está ocupado por hinchas locales que, además, son socios.

"Es cierto que estamos más cerca del regreso, pero hacen falta más cambios, como la venta de entradas nominadas por internet para los hinchas visitantes, o las mejoras estructurales en los espacios que ellos ocupan en los estadios", explicó Guillermo Madero, director de Seguridad en Espectáculos Futbolísticos. Madero añadió: "También hace falta mejor tecnología. Es un camino largo en el que no hay que retroceder, sino dar pasos firmes y avanzar. Nuestro objetivo es cuidar a la gente", afirmó.

En este sentido, el Ministerio de Seguridad aspira a crear "una nueva experiencia" para el público visitante que decida ir a los estadios. Proyectan que, a su regreso, todos estén sentados, ingresen en forma controlada y ordenada a las canchas, y que esa tribuna, bien organizada, "contagie" a los hinchas locales.¿Y los barras? "No habrá más. Aquellos que quieran ingresar y tengan una prohibición encima, no podrán hacerlo", aseguran. En la cartera que maneja Patricia Bullrich estiman que "todavía falta" para efectivizar el regreso de las dos hinchadas.

Además, entienden que los dirigentes deberán dar su propia pelea interna para saber qué clase de espectáculo quieren organizar. "Es necesario que nos acompañen. Ellos tienen que decidir hacia dónde quieren apuntar. Decir, de una vez por todas, qué modelo quieren. Si necesitan o no a los visitantes. Es una discusión profunda que se tiene que dar. Hasta ahora, sólo hubo esbozos", reflexionó Madero. La Superliga, por lo pronto, confirmó ayer que se sumaron más dirigentes a la comisión que estudia la factibilidad del regreso de los hinchas visiantes: la integran Boca, Defensa y Justicia, Lanús, Banfield, San Lorenzo, Rosario Central, Racing y Gimnasia (La Plata).

Pese a las reiteradas manifestaciones públicas del presidente de la AFA, Claudio Tapia , sobre la fecha en que los visitantes volverían a las canchas -en 2017, en una entrevista con LA NACION, prometió que regresarían antes de fin del año pasado-, ahora no hay una fecha concreta. Desde la Ciudad de Buenos Aires, las fuentes alertan: "Si bien se está mejorando, hoy no están dadas las condiciones.

No recibimos ningún pedido formal de AFA. Mientras eso no suceda, no lo evaluamos. Tapia informalmente insinuó su intención de charlarlo post Mundial".

"No se puede pretender si hacemos lo mismo. Queremos que el visitante vuelva de una manera distinta a cómo se fue", completó Madero. ¿Cómo se fue? Prohibido por el Estado, incapaz de combatir la violencia.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.