0

Monseñor Aguer justificó los aportes del Estado a la Iglesia: "La colecta en la misa suele ser miserable"

Monseñor Aguer dijo que es necesario el aporte del Estado hacia la Iglesia para subsistir
Monseñor Aguer dijo que es necesario el aporte del Estado hacia la Iglesia para subsistir Fuente: Archivo
0
16 de marzo de 2018  • 10:57

La presentación del informe de Marcos Peña en Diputados, el miércoles último, puso en números la relación entre la Iglesia y el Gobierno. El jefe de Gabinete reveló los sueldos del obispado y detalló que el presupuesto para todo 2018 asciende a 130,4 millones de pesos. La divulgación de esos datos no cayó bien en la Iglesia y el arzobispo de La Plata, Héctor Aguer, justificó esos ingresos: "Uno se fija en lo que es la limosna en la misa, en el momento del ofertorio se hace una colecta, que suele ser miserable".

"Si me rebajan o quitan ese dinero me arreglaré como pueda. Pero aquí hay una razón histórica muy fuerte que tiene que ver con el hecho, también histórico, de que la mayoría del pueblo argentino es bautizado en la Iglesia Católica", explicó Aguer. "Creo que hay una mala educación, una deseducación [sic] en los fieles católicos que no aportan. Uno se fija en lo que es la limosna en la misa, en el momento del ofertorio se hace una colecta, esa colecta suele ser miserable".

En su informe, Peña reveló que los obispos diocesanos y los administradores apostólicos y diocesanos cobran 46.800 pesos por mes, mientras que los obispos auxiliares y los obispos eméritos perciben 40.950 pesos mensuales.

Sergio Buenanueva, obispo de San Francisco, habló con Terapia de Noticias sobre el vínculo entre la

0:00
Video

"Los 40 mil pesos, creo que esa es la suma, los gasto en darle a los pobres, tengo clientes fijos y sacerdotes a los cuales les falta, y también pequeñas cosas mías", manifestó el arzobispo de La Plata en diálogo con radio Continental y aclaró que si la asignación del Estado argentino a la iglesia se cambia "los católicos se darán cuenta que deben sostener ellos a la Iglesia".

Por otra parte, el Presidente de Cáritas y miembro de la Comisión Episcopal, el obispo Carlos Jose Tissera, también expresó que "el dinero que ganamos lo destinamos a la pastoral".

"Escuché lo que dijo Marcos Peña pero no me molesto. Se sabe cuánto gana uno y cuánto gana otro. Es una asignación que se le da a la iglesia. Y después cada obispo las distribuye según las necesidades pastorales que son tan amplias. El Estado también asigna dinero a otras instituciones. Es un modo de colaborar en la educación", explicó.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.