Vidal convocó a los docentes a una nueva reunión para el miércoles próximo

El llamado llegó esta mañana, mientras se celebran asambleas y plenarios sindicales
El llamado llegó esta mañana, mientras se celebran asambleas y plenarios sindicales Fuente: Archivo
María José Lucesole
(0)
16 de marzo de 2018  • 10:00

LA PLATA.- La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal , convocó a los gremios docentes a una cuarta reunión paritaria para el miércoles próximo. Allí propondrá depositar una suma equivalente al 4 por ciento de los salarios de los docentes, a cuenta del acuerdo del 15 por ciento más revisión en octubre, para que no pierdan poder adquisitivo respecto de la inflación.

El llamado a la nueva ronda de negociación paritaria salarial se libró ayer mientras los gremios celebran asambleas y plenarios sindicales para adoptar un plan de lucha por la ausencia de acuerdo salarial. La convocatoria postergó el anuncio de medidas de fuerza, marchas o manifestaciones al menos por cinco días, hasta la nueva reunión entre los sindicatos y los ministros de Vidal.

La Federación de Educadores de Buenos Aires (FEB) y el Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación (Suteba) celebraron ayer y anteayer plenarios y asambleas para debatir los pasos a seguir en la pulseada ante el gobierno de Vidal.

Las asambleas fueron citadas luego de que el viernes pasado se reunió una mesa técnica salarial, que buscó sin grandes logros acercar posiciones para cerrar un acuerdo entre el gobierno los gremios docentes. "Se decidió esperar hasta la semana que viene para anunciar cualquier medida de acción", se informó desde el Frente de Unidad Docente a LA NACION.

La novedad es que lo sindicatos ya no ven con tanto entusiasmo las medidas de fuerza, como el paro o la huelga y ahora exploran otras alternativas para llamar la atención de las autoridades y de la comunidad educativa con los niños en las aulas. En concreto, los sindicatos evalúan hacer una marcha de antorchas en caso de que fracase la nueva negociación. Vidal mantiene un minué con los gremios, en el que cada paso de un actor es seguido por el otro. La jefa de Estado pidió negociar con los alumnos en las aulas. Y se mantuvo firme en su propuesta de mejora del 15 por ciento más presentismo y cláusula de revisión.

Los gremios rechazaron esta alternativa reiteradamente e hicieron huelga en el inicio del ciclo lectivo el 5 y 6 de marzo, pero tras esa medida de fuerza se sentaron a una mesa técnica de negociación.

La reunión que tuvo lugar el viernes 9 implicó la reapertura del diálogo sin afectar las clases de los 4,5 millones de alumnos que estudian en las escuelas de la provincia.

Del encuentro técnico, que tuvo el propósito de destrabar los puntos más conflictivos que impiden el acuerdo salarial, participaron representantes de segundas líneas de los gremios y del gobierno.

Fue la primera vez que el diálogo tuvo lugar sin amenazas de medidas de fuerza ni paros decretados. El gobierno espera mantener este clima de diálogo con los niños en las aulas la semana que viene, por eso envió ayer la convocatoria a fin de desactivar las posturas más impacientes dentro de las asambleas.

En tanto, Vidal busca encontrar incentivos para reducir el ausentismo de los maestros: el año pasado se otorgaron 117.343 suplencias por mes. De este universo, 105.000 fueron licencias médicas. Hay casos de docentes que en 40 días presentaron siete patologías diferentes.

Pero además, unos 120 docentes pidieron licencia un día después de ser designados en un cargo superior. Según las cifras oficiales, el ausentismo hoy es del 17% entre los 287.253 maestros que trabajan en 18.000 escuelas. La discusión es de calidad. Pero también es de dinero. El gobierno de Vidal gasta $19.000 millones al año en suplencias.

La mandataria hace el siguiente cálculo: si pudiera reducir a la mitad estas licencias médicas, ahorraría unos $10.000 millones. Esto equivale a cuatro puntos para mejorar la oferta salarial de los maestros. Cada punto supone un desembolso de $2500 millones.

En caso de lograr esta meta, la suba real en los bolsillos podría mejorar sustancialmente, según la estimación oficial. Pero los maestros y el gobierno mantienen una larga discusión sobre los derechos adquiridos de los docentes, por leyes que les permiten tomar días de licencia para estudiar o para atender a familiares enfermos, por caso. Vidal ya dijo que no tocará las licencias justificadas, sino las licencias "truchas" o los abusos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.