Los Báez buscaron proteger sus millones transfiriendo fondos de Suiza a Bahamas y Dubai

Hugo Alconada Mon
Hugo Alconada Mon LA NACION
Martín Báez
Martín Báez Fuente: Archivo
(0)
16 de marzo de 2018  • 11:11

Ya no hay que buscar en Suiza. O, al menos, no solo allí. En plena investigación sobre la llamada "ruta del dinero K", uno de los hijos de Lázaro Báez , Martín, transfirió millones de dólares a otros destinos tan o más opacos que la Confederación Helvética, como Dubai y las islas Bahamas.El objetivo: intentar proteger su dinero de la pesquisa judicial, en un momento en el que en la Argentina empezaban a soplar otros vientos políticos.

La información sobre esos movimientos bancarios hasta ahora desconocidos llegó a la Justicia argentina, que ahora deberá evaluar los pasos a seguir, tanto para congelar esos fondos, como para actuar sobre el principal protagonista de esos giros, Martín Báez, quien hasta ahora se encuentra en libertad.

El reporte detalla que el hijo mayor de Lázaro Báez decidió sacar los fondos de Suiza en dos tramos: el 5 de noviembre y el 11 de diciembre de 2015. Es decir, mientras en la Argentina se completaba el proceso electoral y la transición que sacó al kirchnerismo de la Casa Rosada.

El primer tramo, del 5 de noviembre, incluyó dentro de la operación al misterioso Helvetic Services Group, mientras que el destinatario fue una sociedad identificada como "Intlex Limited", con una cuenta en el Noor Islamic Bank de Dubai.

El segundo tramo, en tanto, se registró el 11 de diciembre, con la "Fondation Kinsky" como protagonista, a través del CHB Bank (Compagnie Bancaire Helvétique), en Nassau, la capital de las islas Bahamas.

Ambos destinos -Bahamas y Dubai- no son inusuales en operatorias bajo sospecha. Por el contrario, la Justicia argentina acumula antecedentes de otros casos de corrupción, por ejemplo, que recurrieron a los mismos destinos. Entre ellos, el caso "Siemens", donde consta que las coimas pagadas por los alemanes a funcionarios argentinos pasaron por allí como escala hacia sus destinos finales.

¿Quiénes están detrás de la "Fondation Kinsky"? Según documentos aportados por las autoridades suizas, los cuatro hijos del presunto testaferro de la familia Kirchner: Martín, Leandro, Luciana y Melina Báez. Todos ellos figuran en un registro sobre "beneficiarios finales" de esa entidad, en la que consignaron un domicilio en Río Gallegos, provincia de Santa Cruz, con fecha junio de 2012.

Fuente: Archivo - Crédito: Marcelo Gómez / LA NACION

Antes y después, la Justicia argentina confirmó que Martín Báez completó varios viajes a Suiza y otros destinos junto al contador de la familia -y asesor de los Kirchner para el hotel Alto Calafate-Daniel Pérez Gadín. Entre ellos, con destino a Ginebra, donde mantuvo reuniones en bancos, se hospedó en hoteles de lujo y gastó más de US$40.000 en relojes.

Con destino final en Bahamas, los Báez giraron más de US$ 10,3 millones, mientras que solicitaban al banco de origen que preparara "toda la documentación necesaria para proceder al cierre de la cuenta".

El período en que se completaron las transacciones es singular. Por entonces, la legisladora Margarita Stolbizer -aceptada como "amicus curiae" junto a la abogada Silvina Martínez en la investigación sobre la "ruta del dinero K"- planteaba que con Lázaro Báez ya detenido y con el kirchnerismo fuera del poder, Cristina Kirchner podía "ir presa".

Martín Báez
Martín Báez Fuente: Archivo

"Estoy segura de que va a terminar desfilando por los Tribunales para dar explicaciones", afirmó entonces Stolbizer, y argumentó que "es tanta la documentación en contra que no hay escapatoria".

Ahora, con la información suiza en manos del juez federal Sebastián Casanello y el fiscal Guillermo Marijuán, los próximos pasos procesales apuntan a Martín Báez, quien podría afrontar problemas por entorpecer una investigación penal.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios