Suscriptor digital

Telegram busca fondos para sumar una criptomoneda a su mensajero instantáneo

Espera recaudar 2550 millones de dólares para transformar el mensajero con un sistema de reenvío de dinero basado en el uso de blockchain
Espera recaudar 2550 millones de dólares para transformar el mensajero con un sistema de reenvío de dinero basado en el uso de blockchain
(0)
16 de marzo de 2018  • 10:58

La app de mensajería Telegram busca recaudar 2550 millones de dólares con los que planifica desarrollar una tecnología de blockchain para soportar su criptomoneda "Gram" y además competir contra rivales como Whatsapp, una apuesta ambiciosa que también acarrea riesgos, afirmaron especialistas.

En la primera de tres rondas de la Oferta Inicial de Criptomoneda (ICO, por sus siglas en inglés) la empresa fundada por el joven ruso Pavel Durov recaudó 850 millones de dólares, cifra que buscará igualar en las próximas dos etapas, en marzo y junio.

La inversión conseguida por Telegram y la que prevé alcanzar en pocos meses -la mayor jamás registrada para una ICO- se puede dimensionar con facilidad si se entiende que Facebook, la red social más importante del mundo, tardó siete años en conseguir 1000 millones de dólares a través de mecanismos similares.

Especialistas en el mundo de las fintech señalaron que la exitosa recaudación puede estar explicada especialmente por la idea que dejó trascender Durov: "Es un proyecto ambicioso, no se tratará de una criptomoneda sino de una nueva red, su propio blockchain (cadena de bloques)", explicó a Télam Sebastián Serrano, CEO de Ripio, una billetera digital para criptomonedas.

Las principales criptomonedas usan esas "cadenas de bloque" para registrar las transacciones en forma descentralizada: todos los miembros de la red tienen el registro de todos los movimientos, lo que imposibilita falsarlo. También para mostrarse como seguras y para dejar constancia de sus operaciones, pero Telegram propone crear una versión del blockchain que tenga nuevas funciones de seguridad y una velocidad de transacción casi instantánea.

En ese sentido, se estima que el desarrollo de Durov permitirá realizar millones de transacciones por segundo, muy por encima de las entre 7 y 15 que habilitan los líderes del mercado como bitcoin y ethereum.

Esa característica montada sobre una red de comunicaciones como el mensajero de Télegram permitiría que su comunidad pudiera hacer transacciones de manera descentralizada casi de manera instantánea, convirtiendo al "Gram" no sólo en una herramienta especulativa, sino en una moneda de compra venta cotidiana.

"Si sólo el 10% de los que tienen una cuenta en Télegram adopta este sistema estamos hablando de 17 millones de personas, casi el doble de personas que usan todas las criptomonedas en todo el mundo", explicó Serrano.

Por otra parte, Durov no sólo tiene los fondos para desarrollar su plataforma y capturar el universo de las criptomonedas sino que, además, puede instalar a su servicio de mensajería como el primero del mundo por encima de WhatsApp y Facebook Messenger.

"Telegram tendrá disponible un fondeo que hoy no tiene Facebook para competir", añadió Serrano quién, por otra parte, dijo que Durov podría cerrar su búsqueda de fondos sólo con inversores privados y sin abrirse al público, lo que podría dejar la cuenta en "tan sólo" 1.600 millones de dólares.

Por otra parte, Telegram puede salir satisfecho de la ICO pero puede tener "mucho para perder" si no cumple con las expectativas del proyecto.

Las dudas sobre la propuesta

"El éxito de la ICO no tiene tanto que ver con la moneda sino con el blockchain nuevo, con sus múltiples usos. Yo entiendo que se están haciendo promesas que no se van a poder cumplir: desarrollar esto no tienen nada que ver con crear o administrar una red como Telegram", dijo a Télam Nubis Bruno, fundador de Bitex y miembro de Cámara Argentina de Fintech.

Pero además de las virtudes tecnológicas propuestas, los millones ya recaudados tienen, para los especialistas, múltiples explicaciones que van desde la fama de la empresa recaudadora hasta el permiso otorgado por la SEC (la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos) para que inversores acreditados apuesten por esta ICO.

"Se apalancan sobre el nombre de una aplicación establecida con años de desarrollo. Telegram es el espacio de comunicación que usan comunidades de usuarios de criptomonedas que abandonaron WeChat por el miedo a la injerencia de China", señaló Serrano.

Por otra parte, el trámite realizado por Durov ante la SEC permitió que grandes inversores estadounidenses puedan poner su dinero en una ICO luego de que esta práctica fuera perseguida y condenada por naciones como China.

Las ICO son herramientas de recaudación de fondos que negocian futuras criptomonedas: al invertir se adquieren "cupones digitales" emitidos en una blockchain (un registro público y distribuido) similar a la que sostiene la tecnología bitcoin, lo que las hace fácilmente intercambiables y, a diferencia de las acciones tradicionales, no confieren los derechos de propiedad.

"Es casi la tormenta perfecta, tenés una marca reconocida por la gente 'tech', muchas promesas y además se da la acreditación de la SEC para que los inversores pueda poner dinero", apuntó Nubis Bruno.

Agencia Télam

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?