0
srcset

Un parapléjico australiano, a la conquista del Everest

0
16 de marzo de 2018  • 16:12

KATMANDÚ, Nepal.- Un australiano en silla de ruedas espera convertirse en el primer parapléjico que alcanza el campo base del emblemático monte Everest sin ayuda, durante una ruta que piensa llevar a cabo esencialmente con la fuerza de sus manos.

Scott Doolan, de 28 años, se lanza hoy a la conquista de la vertiente sur, del lado nepalí, a 5364 metros de altura, generalmente accesible solo a pie y en helicóptero. Busca demostrar que se puede llegar a esta cumbre también en silla de ruedas. El pico del Everest está a 8848 metros sobre el nivel del mar.

Para tratar de conseguirlo, utilizará una silla concebida especialmente con ruedas todoterreno (de mountain bike) para recorrer los caminos transitables. Pero piensa valerse principalmente de sus manos con un amigo que le llevará las piernas, como en el juego infantil de la carretilla, explica el propio Doolan.

"Saldré de la silla y mi amigo Matt me agarrará sujetándome por los tobillos, y caminaré con las manos", cuenta.

Desde hace ocho meses, Doolan se entrena para este reto, con ejercicios musculares y cardiovasculares.

Pasó un tiempo en los senderos de las Montañas Azules, en Australia, con una máscara que limita el aporte de oxígeno para ponerse en las condiciones de la altitud que le espera en el Himalaya.

El recorrido del campo base del Everest empieza en Lukla, 140 kilómetros al este de Katmandú, y sigue una antigua ruta comercial que unía antiguamente a Tíbet con Nepal. Una serie de puentes colgantes cruzan el río a lo largo del valle de Khumjung, antes de una dura pendiente hasta el campo base.

Los alpinistas escalan entre rocas, nieve y barro, a una altura en la que el oxígeno empieza a escasear, lo que puede provocar dolores de cabeza y náuseas.

Scott Doolan, en silla de ruedas, en Katmandú junto al amigo que lo acompañará en su travesía por el Everest
Scott Doolan, en silla de ruedas, en Katmandú junto al amigo que lo acompañará en su travesía por el Everest Fuente: AFP - Crédito: PRAKASH MATHEMA

"No sé para nada cómo va a ser. Habrá seguramente algunos lugares por los que no podré pasar en silla de ruedas. Me bajaré y usaré las manos. Será probablemente la parte más difícil. Espero no tener mal de altura", dice.

Unas 5000 personas realizan cada año el trekking al pie del glaciar Khumbu -y tardan entre ocho y diez días-, según el ministro nepalí de Turismo. Doolan cree que necesitará el doble de tiempo para alcanzar su objetivo.

El australiano está en silla de ruedas desde los 17 años, cuando se fracturó la columna vertebral en un accidente de moto. Luego necesitó unos años para volver a hacer deporte. Pero eso lo ayudó a tomar conciencia de su discapacidad, explica.

Posteriormente conoció a Matt Laycock, creador de la marca de ropa Apexgen, que se fijó la misión de sensibilizar a la salud mental y la discapacidad con el lema "Supéralo".

Fue Laycock quien le sugirió a Doolan la idea de convertirse en el primer parapléjico en llegar al campo base del Everest, esencialmente por sus propios medios. La aventura -que cuesta unos 55.000 dólares, incluyendo la silla de ruedas adapatada- está patrocinada por la empresa de Laycock.

Aunque inicialmente Doolan declinó la propuesta, pronto cambió de idea.

"Se puede hacer cualquier cosa si uno lo quiere realmente. Es lo que he aprendido hasta ahora. La imaginación es el único límite", concluye Doolan.

Agencia AFP

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.