¿Qué vas a leer con tu hijo esta noche? Cinco libros con personajes "diferentes"

Harold y el lápiz color morado
Harold y el lápiz color morado
Natalia Blanc
(0)
17 de marzo de 2018  • 00:15

Dos libros que presentan familias con hijos que nacen con síndrome de down. Un cuento sobre una abuela que comienza a olvidar los nombres. Otro que aborda el tema de las diferencias a partir de una anécdota fantástica. Y la reedición de los encantadores libros protagonizados por Harold, un personaje que invita a los chicos a desarrollar la imaginación.

Harold y el lápiz color morado, de Crockett Johnson (Harper Collins). Una reedición en español del libro publicado en 1955, que dio lugar a la serie de títulos protagonizados por Harold. En este cuento, ideal para chicos de 4 años en adelante, Harold decide dar un paseo a la luz de la luna. Pero, como esa noche no había luna, el chico toma un lápiz de color y comienza a dibujar el mundo. Es decir, todo lo que necesita para salir a pasear: un camino, árboles, un barco para navegar por un mar imaginario y mucho más. Recomendado para: estimular la imaginación en la infancia.

No somos angelitos, de Gusti (Océano Travesía). El nuevo libro del autor de Mallko y papá, publicado en el país por el mismo sello, está narrado por un chico que tiene "un cromosoma de más", según sus propias palabras. Entre otras cuestiones, el protagonista cuenta a los lectores que todos dicen "cosas encantadoras" sobre él. Y las cita: "Es el mejor", "Está siempre alegre", "Son especiales", "Son el amor con mayúsculas", "Son angelitos". "¿Angelitos?", se pregunta y empieza a enumerar las cosas que hace y las que le gusta hacer. Por ejemplo, "ponerle ketchup a las comidas", "tirar del pelo" y "hacer garabatos en los cojines de la abuela". "Con o sin síndrome de down somos niños". El autor argentino, que está radicado en Barcelona, fue distinguido en la Feria del Libro Infantil de Bologña por el libro Mallko y papá, donde cuenta su experiencia como padre de un chico con "un cromosoma de más". Para agendar: Gusti presentará No somos angelitos el martes 27 a las 18 en la librería El Ateneo (Florida 340).

No somos angelitos
No somos angelitos

Mi hermano persigue dinosaurios, de Giacomo Mazzariol (Nube de Tinta). Fenómeno de ventas en Italia, esta novela está inspirada en una historia real: la del hermano del autor, que nació con síndrome de down. A diferencia de No somos angelitos, que está narrado desde la perspectiva del chico que se sabe y se siente "diferente" al resto, este libro cuenta en primera persona lo que sintió un niño cuando se entera que su hermanito no es tal como él lo esperaba. En 2015, antes de imaginar siquiera en escribir un libro, Mazzariol subió a YouTube un video de una entrevista con su hermano Giovanni. Tal como suele suceder en las redes sociales con determinados temas, el video se viralizó casi de inmediato. Al poco tiempo, Giacomo recibió la propuesta de llevar la historia al libro. Así surgió Mi hermano persigue dinosaurios, su ópera prima en las letras. Atención: el relato es tierno y conmovedor, ya que el autor cuenta sin hipocresía los sentimientos encontrados que lo avergonzaban cuando nació Giovanni.

Mi abuela no se acuerda de mi nombre, de Rodolfo Esteban y Mai Egurza (Dib-buks). La abuela de Elena tiene "la sonrisa más maravillosa del mundo" pero suele olvidarse de su nombre y de otras cosas importantes como dónde dejó las llaves de la casa. Contado desde la mirada de la nieta, el libro aborda los síntomas del Alzheimer sin nombrar la enfermedad directamente. A través de anécdotas cotidianas, los autores muestran la sorpresa de la nena ante algunas situaciones protagonizadas por la anciana pero siempre con sentido del humor. Recomendado para: es un libro ideal para compartir en familia, en especial si hay algún integrante o conocido con algún problema similar.

Mi abuela no se acuerda de mi nombre
Mi abuela no se acuerda de mi nombre

Un hijo distinto, de Selma Lagerlöf (Jataka Libros). La autora sueca, que era maestra rural, fue la primera mujer que ganó un premio Nobel de Literatura. Fue en 1909, "en reconocimiento del elevado idealismo, la vívida imaginación y la espiritual percepción que caracterizan sus escritos", según los académicos que la distinguieron. Entre sus obras se destaca El maravilloso viaje de Nils Holgersson, título de culto de la literatura infantil europea. Escrito en 1908, este cuento que tradujo María Martoccia marca el regreso del pequeño sello independiente Jataka Libros. Con ilustraciones de Fer Gris, la nueva edición lleva como título Un hijo distinto. A partir del encuentro casual entre una madre "real" y un hijo con una madre troll y su hijo, la trama plantea un tema provocador e inquietante: las reacciones que pueden surgir ante un ser "diferente".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.