Tras una investigación de dos años, se incautaron 450 kilos de cocaína

Agentes de la Policía Federal interceptaron una camioneta en la localidad cordobesa de Sinsacate y realizaron allanamientos en Salta y en el conurbano bonaerense
Agentes de la Policía Federal interceptaron una camioneta en la localidad cordobesa de Sinsacate y realizaron allanamientos en Salta y en el conurbano bonaerense Crédito: Ministerio de Seguridad
(0)
17 de marzo de 2018  

Los detectives de la Policía Federal persiguieron durante más de 800 kilómetros a una organización de traficantes que fue investigada durante dos años. El objetivo de la vigilancia era una camioneta que los narcos intentaban hacer pasar como un vehículo de la empresa Telecom. Dos vehículos circulaban algunos kilómetros adelante para actuar como punteros y avisar sobre posibles controles en las rutas. Pero esa medida de prevención no fue suficiente para evitar la captura en las cercanías de la localidad cordobesa de Sinsacate. Mientras un grupo de agentes frenaba a la caravana narco, otros integrantes de la Policía Federal realizaban allanamientos en Salta y en el conurbano bonaerense. En total fueron decomisados 450 kilos de cocaína.

La banda se abastecía de cocaína que era arrojada desde avionetas en campos de la provincia de Salta y esa droga era comercializada en puestos de venta minorista ubicados en Buenos Aires. Además del cargamento de cocaína (416 kilos de cocaína eran transportados en la camioneta interceptada y el resto fue secuestrado en allanamientos), se decomisaron 21.000 dosis de paco.

Los procedimientos fueron realizados por la Policía Federal (PFA) tras una investigación del juez federal Federico Villena que duró dos años e incluyó "tareas de seguimiento de todo tipo", en las que se logró detener a "todos los miembros de la organización", explicó ayer la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, respecto de los 11 sospechosos detenidos.

Añadió la funcionaria que la pesquisa fue "inédita" porque la información reunida indicaba que los miembros de la banda distribuían la droga de distintas maneras, "inclusive cruzando la frontera desde Bolivia con avionetas y 'bombardeando' la cocaína" para luego "armar un sistema muy sofisticado de traslado".

"En varias oportunidades, las fuerzas estuvieron muchos días en el medio del monte esperando para ver dónde caía la droga, con toda la tecnología que se puede utilizar en estas oportunidades", agregó Bullrich, según consignó Télam.

La serie de procedimientos se inició cuando los investigadores localizaron al proveedor de las drogas que se comercializaban en la ciudad de Buenos Aires, quien estaba vinculado a otra organización dedicada al transporte desde el norte del país. A partir de esa información, la PFA logró determinar que el grupo que trasladaba los estupefacientes planificaba un envío desde San Miguel de Tucumán hasta Buenos Aires.

Las autoridades estimaron que el cargamento de cocaína alcanzaría un valor en el mercado ilegal superior a US$4.000.000. En el Ministerio de Seguridad esperan ahora poder avanzar en la ruta del dinero narco para dar con otros responsables de esa organización criminal.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.