Camila Cabello arrancó su primera gira solista en Lollapalooza Argentina

Camila Cabello se emocionó con su público argentino
Camila Cabello se emocionó con su público argentino Fuente: RollingStone - Crédito: Fernando Dvoskin
La cantante de “Havana” estrenó en vivo los temas de su primer disco después de dejar Fifth Harmony
Gabriel Orqueda
(0)
17 de marzo de 2018  • 01:54

Parecen 100 años desde que salió “Havana”, el hit radial más omnipresente en el planeta desde “Despacito”, pero Camila Cabello está recién empezando su camino solista. De hecho, su show en Lollapalooza fue el primero de su carrera en el que presentó varias canciones de su disco debut, simplemente titulado Camila, y fue el plato fuerte de la fecha para cualquiera que fuera buscar pop al festival.

La ex Fifth Harmony, ampliamente anticipada como la estrella obvia del grupo pop salido de The X Factor, tiene un repertorio acotado, aunque bastante prometedor. Sale al escenario con la power ballad “Never Be The Same”, un showcase de sus agudos quebradizos, que maneja con destreza (Camila no tiene una voz enorme, pero sabe usarla y hacer mucho con la que tiene).

Su único outfit de la noche es un conjunto negro y blanco de pantalones ajustados y corset negro y una camisa blanca con jabot y mangas acampanadas. Un look que tiene que ver más con Selena Quintanilla que con cualquier chica pop que esté buscando una ruptura de su etapa teen. Se presenta en perfecto español (nació en Cuba en 1997 y vive en Estados Unidos desde los 5 años), y alterna con el inglés en sus constantes agradecimientos al público: parecía emocionada y sorprendida con la notable presencia de fans, que le cantaron cada palabra de todas sus nuevas canciones. Ella les retribuyó con unas palabras en argento: “¡che, son muy copados!”

En la hora de su set, Camila tranquilamente podría haber incluido la totalidad de las canciones de su disco y hasta alguna de Fifth Harmony, pero no. Eligió las mejores propias y las presentó en versiones extendidas, con breaks bailables, como en el reggetonazo “She Loves Control”. Mezcló “Inside Out” con el clásico dancehall de Sean Paul “Get Busy”, le puso el riff y los besos de “Kiss” de Prince a “Into It”, e interpretó sus colaboraciones con Major Lazer (“Know No Better”) y Machine Gun Kelly (“Bad Things”). Fue más que suficiente.

El cierre llegó con la infecciosa “Havana”, por supuesto, la promesa de regresar con un show de gira completo, y saludos, en un adorable español.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?