Con la presencia de Sarkozy, Tony Blair y Al Gore, se entrega el "Nobel de la educación" al mejor maestro del mundo

El Foro Global de Educación y Habilidades arranca hoy; se dará a conocer el nombre del maestro ganador del Global Teacher Prize
El Foro Global de Educación y Habilidades arranca hoy; se dará a conocer el nombre del maestro ganador del Global Teacher Prize
Luciana Vázquez
(0)
17 de marzo de 2018  • 02:18

DUBAI, Emiratos Arabes Unidos.- Nicolás Sarkozy, Tony Blair, Al Gore. Esos son algunas de las celebridades que ya llegaron a Dubai para asistir este fin de semana de sol pleno al Foro Global de Educación y Habilidades (GESF por sus siglas en inglés), una cumbre educativa de características únicas que arranca hoy y que mañana domingo al atardecer vivirá su momento culminante cuando se dé a conocer el nombre del maestro ganador del Global Teacher Prize (GTP), que ha logrado instalarse en la opinión pública como el Nobel al mejor maestro del mundo desde su primera entrega, hace cuatro años. El docente ganador recibirá como premio un millón de dólares para implementar un proyecto educativo.

En esta, su sexta edición, el GESF convocó a más de 2mil asistentes de más de 150 países entre los que se cuentan empresarios y emprendedores del sector educativo que llegaron al complejo hotelero de lujo Atlantis The Palm, sobre las arenas del Golfo Pérsico, para cruzarse con nombres claves del mundo de la política desde ex presidentes a ministros de educación de todo el mundo, líderes y altos ejecutivos de organizaciones internacionales como el Banco Mundial o Unesco y de fundaciones privadas de alcance internacional dedicadas a la educación, además de académicos destacados en temas educativos y docentes en ejercicio.

Asistencia premium

Este año el eje temático del foro está sintetizado en una pregunta: ¿Cómo preparar a los jóvenes para el año 2030 y el futuro en el marco de la llamada "cuarta revolución que está transformando la sociedad?

El ex presidente de Francia, Sarkozy, será entrevistado sobre su propio camino de logros y sobre los desafíos para los jóvenes en el futuro cercano. El ex primer ministro británico Tony Blair participará de una entrevista pública para conversar sobre sus años en el poder y su visión del mundo en 2030. El ex vicepresidente de Estados Unidos, Al Gore, expondrá sobre su rol como líder en el tema del cambio climático y los desafíos futuros que deberán enfrentar los jóvenes en la próxima década.

El foro incluye también una suerte de momento Hollywood con la presencia de la actriz Charlize Theron, que será entrevistada sobre su militancia en la lucha contra el Sida y el HIV. También estará la actriz Jennifer Hudson, ganadora de un Oscar y un Golden Globe en 2006, para dar testimonio de su propia historia personal, con su mamá y un hermano asesinados en un tiroteo, y su activismo en contra de la violencia armada. También estará el campeón de Fórmula 1, el corredor británico Lewis Hamilton con reflexiones acerca del camino que lleva a un logro deportivo y el rol del deporte para motivar a los jóvenes.

Habrá más de 130 sesiones, desde clases públicas a cargo de los 10 maestros finalistas al GTP, entrevistas públicas a especialistas y empresarios educativos, debates entre educadores y académicos de renombre, presentaciones de ministros y funcionarios de gobiernos en áreas educativas.

Por Argentina, ya llegó a Dubai el senador Esteban Bullrich, que viene a participar de un encuentro de funcionarios políticos de áreas educativas. También está en el foro el legislador porteño por PRO, Diego Marís, ex jefe de gabinete del ministerio de Educación nacional durante la gestión de Bullrich en esa cartera.

Bullrich mantiene sólidos contactos con la Fundación Varkey. En 2016, fue expositor en la cumbre en Dubai. El ex ministro, además, fue una figura central para el desembarco de la Fundación Varkey en Argentina en 2016. Desde entonces la fundación desarrolla un trabajo territorial de formación de directores de escuela en Argentina. De hecho, una delegación de seis directoras de escuela de Mendoza, Salta y Jujuy, donde la Fundación despliega su trabajo, estarán participando de la cumbre.

Semejante convocatoria y la mezcla de poder económico y político en un mismo escenario de lujo, inusual en la rutina de los especialistas en educación, que exhibe sin pudor las posibilidades que da el dinero cuando se pone al servicio de una causa educativa, viene fijando en la opinión pública la imagen del foro como el "Davos de la educación".

"Un tanto incómodo me pone esto", comentaba ayer un prestigios académico, de perfil bajísimo, de una universidad estadounidense de la Ivy League en relación al lujo acentuado del complejo hotelero y al nivel de generosidad en la producción del evento. Un alto funcionario de organismo internacional, habituado a cansar hoteles en eventos educativos, expresaba igual sorpresa: "Esta es mi segunda vez en el foro y no deja de maravillarme el nivel de despliegue de la producción. Pero reconozco que logra algo único en esto de cruzar gente de ambientes educativos tan distintos", sostenía.

La conversación fluía al ritmo en que se sucedían las copas de buen vino y los bocados de salmón entre los asistentes al cocktail de bienvenida que se realizó en una de las terrazas del Atlantis, bajo las estrellas, frente a las aguas quietas del Golfo y ambientado el momento con una banda de sonido a cargo de una grupo en vivo que hacía covers de clásicos del jazz.

Los asistentes se entretenían intercambiando sus datos pero no con las tarjetas profesionales de siempre: este año, el networking alentado por el foro incluye un dispositivo inalámbrico, entregado a cada asistente, que usa la tecnología NFC (comunicación a corta distancia, por sus siglas en inglés) y que permite intercambiar los datos de contacto cuando los interlocutores presionan un botón del aparatito al mismo tiempo. "Un, dos, tres ya", se divertían hombres y mujeres en el evento de bienvenida hasta que la luz verde del dispositivo indicaba que la información había sido intercambiada con éxito.

El asesinato de la activista Mirelle Franco en Río de Janeiro; el regreso de "la guerra fría" a las noticias internacionales en CNN o la BBC; los logros educativos de Portugal, que rompe récords en las pruebas PISA: la charla de anoche en el encuentro reflejaba la audiencia cosmopolita que asiste al foro.

"No conozco un evento educativo donde puedan conversar sin filtros un maestro con un ex presidente o ministro de educación o con un corporativo estrella y todos hablando de educación", describía una dama latinoamericana con años en las altas esferas educativas mientras sorbía una copa de vino blanco.

Docentes, en foco

Detrás de ese logro está la figura del fundador de la Fundación Varkey, la organización sin fines de lucro con base en Londres que lanzó el GESF y el premio millonario: su nombre es Sunny Varkey, un magnate nacido en India, de padres dedicados a la docencia, con largos años de residencia en Londres y en Dubai. Es dueño de una fortuna estimada en 2.100 millones de dólares, según la revista Forbes, que lo ubica en el puesto 949 entre los más ricos del mundo. Varkey es el propietario de la cadena de escuelas privadas GEMS, con presencia en doce países.

La educación y la calidad y profesionalismo de los docentes son, en el espíritu de la Fundación Varkey, la llave para lograr "equidad educativa y empleo para todos", de acuerdo con los principios que enuncia la organización, en un mundo de transformación continua: "Dentro de poco más de 15 años, el tiempo que le lleva a un niño atravesar el sistema educativo, toda una nueva tecnología puede emerger, conquistar el mundo y finalmente desaparecer", argumentan. En ese marco, Varkey y su fundación insisten en la calidad educativa como llave para el futuro.

La lógica que sostiene la iniciativa de Varkey apunta a darle a los docentes la misma condición de celebridad que tienen las estrellas del mundo del espectáculo o los científicos reconocidos con el premio Nobel. De ahí el monto del premio, un millón de dólares como manera de poner los focos de la opinión pública sobre la profesión docente y darles idéntico status que un Nobel de economía o ciencia, premiados con montos similares. De ahí la espectacularidad con la que Varkey reviste su cumbre.

Cómo escalar las buenas experiencias educativas. El papel de la tecnología en educación, con el impacto del blockchain, la realidad aumentada, y la visión por computadora. El debate en torno al peso de las humanidades. La validez o el declive de los

títulos universitarios. La automatización y la educación. Estos serán algunas de las temáticas que se debatirán durante los dos días de la cumbre que se inicia hoy.

Este año, entre los diez finalistas, incluye un maestro colombiano y un brasilero, los dos únicos docentes de América del Sur en llegar a esa instancia del certamen, además de maestros de Estados Unidos, Gran Bretaña, Bélgica Noruega, Turquía, Australia, Sudáfrica y Filipinas. Fueron seleccionados entre 40 mil maestros y profesores de secundaria de 173 países del mundo que se presentaron al premio.

Dos docentes argentinos llegaron a la semifinal, entre 50 candidatos. Son Germán Soto, docente en la Escuela Técnica Fray Luis Beltrán, en la provincia de Corrientes, y Silvana Carnicero Sanguinetti, profesora de inglés especializada en entornos virtuales de aprendizaje de la Escuela Técnica Número 33, en el barrio de Pompeya en Ciudad de Buenos Aires. Ambos se encuentran en Dubai junto a las semifinalistas argentinas de otras ediciones, las docentes Graciana Goicoechandia, Inés Bulacio y Silvana Corso.

Se esperan sorpresas para este año, en línea con la espectacularidad a la hora de anunciar a los finalistas y ganadores. En 2015, Bill Clinton en persona entregó el premio a la docente ganadora de aquel año. El año pasado, desde el espacio, flotando sin gravedad dentro de la Estación Espacial, el astronauta Thomas Pesquet anunció el nombre de la maestra canadiense Maggie MacDonnell. En 2015, el recientemente fallecido Stephen Hawking estuvo a cargo de presentar a los 10 finalistas a través de un video. Este año le tocó esa responsabiliad a Bill Gates. El domingo se develará la intriga, nuevamente.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.